miércoles 13.11.2019

El jurado popular declara culpable al acusado de asesinar a su madre en Talavera

Tras reconocer y arrepentirse de los hechos. El Fiscal rebaja la pena de 25 a 15 años por considerar atenuante el consumo continuado de drogas y la defensa la asume de conformidad

La Audiencia Provincial de Toledo ha acogido el juicio con jurado contra un hombre acusado de un delito de asesinato por matar a golpes a su madre en Talavera de la Reina en 2016 - EFE/Ángeles Visdómine
La Audiencia Provincial de Toledo ha acogido el juicio con jurado contra un hombre acusado de un delito de asesinato por matar a golpes a su madre en Talavera de la Reina en 2016 - EFE/Ángeles Visdómine

El jurado popular del juicio celebrado este lunes en la Audiencia Provincial de Toledo ha declarado culpable a J.A.G.S, acusado de un presunto delito de asesinato hacia su madre --V.D.S.R-- tras discutir con ella mientras la cuidaba, después de que el acusado haya reconocido los hechos y haya mostrado su arrepentimiento "absoluto" por los mismos.

Aunque el Ministerio Fiscal solicitaba en un principio 25 años de prisión por un delito de asesinato, ha rebajado la pena a 15 años por considerar como atenuante el reconocimiento por parte del acusado de un consumo continuado de cocaína, incluido el día de los hechos, pena que ha sido asumida de conformidad por el abogado de la Defensa.

Tras la declaración del acusado, que ha durado unos minutos, ha reconocido que discutió con ella el pasado 2 de febrero de 2016 sobre las 1.30 horas, que la golpeó repetidamente, y que tres horas más tarde de que la golpeara, avisó a los servicios de emergencia, así como que sobre las 11.30 horas de este mismo día falleció a causa de la agresión en el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina.

En este momento de la declaración, el acusado se ha mostrado un tanto afectado, pues tenía la voz entrecortada cuando ha reconocido estos hechos concretos. En el mismo día de los hechos, ha admitido, consumió cocaína y, a preguntas de la Fiscalía, ha señalado que lo hacía "diariamente".

Además, según ha asegurado, vivía solo con ella en su domicilio de Talavera de la Reina y esta tenía "bastantes" problemas de movilidad, pues tenía que desplazarse con bastón en su casa.

ARREPENTIMIENTO "ABSOLUTO"

El acusado ha mostrado su "absoluto arrepentimiento" posteriormente, en su declaración previa a la deliberación del jurado, señalando que antes "no era un ser humano" y que entró en prisión "consciente de lo que había hecho a un ser tan querido", el "único familiar vivo" que le quedaba.

"Tomé conciencia de que tenía que empezar a cambiar y reaccionar", ha asegurado, incidiendo en que este cambio, a raíz de estas circunstancias "tan penosas y trágicas", le han servido para intentar mejorar su condición humana.

"He mejorado y quiero seguir mejorando como persona, --quiero-- que lo tengan en consideración y reflexionen sobre ello", ha afirmado.

J.A.G.S se encuentra en prisión desde el 6 de febrero de 2016 en la cárcel de Ocaña (Toledo) y allí trabaja para una multinacional alemana en la instalación de aires acondicionados para el proyecto del AVE Medina-La Meca, participa en el módulo de respeto y se dedica a la lectura, según ha manifestado el acusado en sus últimas palabras.

UNA CONTRADICCIÓN EN EL VEREDICTO

Aunque ha quedado probado el consumo de cocaína y que este sea atenuante para rebajar la pena, en un primer momento el veredicto del jurado ha incurrido en una "contradicción" ya que no daba por probado esta adicción, por lo que ha sido devuelto para una nueva deliberación.

La propia magistrada --así como Fiscalía y abogado de la defensa-- ha trasladado al jurado que el consumo continuado de drogas ya se ha dado por probado, por haberlo considerado así el Ministerio Fiscal primeramente, por lo que el jurado tiene que pronunciarse en ese sentido, puesto que así lo marca la ley.

Tras esta nueva deliberación, que ha durado aproximadamente media hora, el jurado ha considerado culpable a J.A.G.S de haber dado muerte a su madre de la forma descrita por la Fiscalía, golpeándola repetidamente en varias partes del cuerpo, empujándola violentamente y provocando que cayera al suelo de espaldas y quedara tendida en su habitación y sangrando.

En este juicio, que ha quedado visto para sentencia y estaba previsto celebrarse durante cuatro días, se han suspendido, en consecuencia, las pruebas testificales previstas y el traslado de informes toxicológicos.

Más información en vídeos 
Comentarios