Colas desde la madrugada para conseguir una silla para ver el Corpus de Toledo

Los toledanos recuperan su día más esperado tres años después y por ello desde la madrugada las personas han esperado para conseguir una de las 1.500 sillas que se ponían este martes a la venta
Colas desde la madrugada para conseguir una silla para ver el Corpus Christi de Toledo - EFE/Ismael Herrero
photo_camera Colas desde la madrugada para conseguir una silla para ver el Corpus Christi de Toledo - EFE/Ismael Herrero

Más de un centenar de personas, algunas desde las tres de la madrugada, como José Manuel, han acudido este martes a la oficina de turismo de la Plaza de Zocodover de Toledo para conseguir alguna de las 1.500 sillas para ver la procesión del Corpus Christi el jueves 16 de junio.

La oficina de turismo ha abierto a las diez de la mañana en su sede de la Casa del Mapa para alquilar las 1.500 sillas que el Ayuntamiento de Toledo ha puesto a la venta, el 30 por ciento de las cuales se pueden adquirir de manera on-line con un suplemento de 1,2 euros: el precio de cada asiento es de 10 euros.

Algunos ciudadanos han estado esperando desde las tres de la madrugada, entre ellos José Manuel Fernández, de 66 años, que ha destacado a Efe: "No tengo palabras para describir lo que supone, para mí, vivir el Corpus Christi; es una satisfacción y una maravilla".

Ha señalado que "a partir de las 4 de la mañana ha empezado a venir gente" y ha relatado los problemas que ha tenido para conseguir las seis entradas que deseaba: "He llegado el primero y cuando he pedido las entradas que quería en la Calle Comercio me han dicho que no me las podían dar por protocolo, cosa que no entiendo siendo el primero, pero finalmente me han dado los asientos que quería".

En este sentido, otra mujer que también ha comprado entradas ha criticado que, a su juicio, en los últimos años es "un verdadero desastre" comprar sillas para ver el Corpus porque no se conoce la ubicación exacta del asiento comprado "y además no sé si me dará el sol o no porque no tienen un mapa como antiguamente, donde se podía elegir el asiento en concreto".

La importancia que muchos toledanos dan a esta fiesta de Interés Turístico Internacional provoca cada año una gran afluencia de personas en la plaza de Zocodover para alquilar una silla, sobre todo este 2022 ya que debido a la pandemia de la covid-19 los dos años anteriores miles de personas se quedaron sin poder contemplar la Custodia de Arfe, elaborada con el primer oro que llegó de América tras su descubrimiento en 1492.

"Este año es mucho más especial que los años anteriores, se va a vivir con más ilusión y con ganas" ha confesado Milagros, una toledana que lleva esperando desde las 9.30 de la mañana para adquirir una silla y que ha añadido que "para el toledano la semana del Corpus es lo más grande y bonito que hay".

Este año el Ayuntamiento ha instalado en la calle Trinidad, a la altura del Centro Cultural San Marcos, un espacio reservado para personas con movilidad reducida o adaptada.

El jueves 16 de junio, la procesión eucarística partirá de la Catedral Primada a las 11.00 horas y seguirá el itinerario de la carrera procesional tradicional por las calles y plazas del Casco Histórico, con parada en la plaza de Zocodover, donde el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, dará la bendición y ofrecerá su alocución.

Será su primera alocución a los fieles como arzobispo, ya que tomó posesión en 2020 y esos dos años no se celebró el Corpus habitual debido a la pandemia.

Comentarios