sábado 04.04.2020

Escolares de Chozas de Canales aprenden, en inglés, el valor de la diversidad

Los alumnos de Primaria de un colegio de Chozas de Canales, un municipio toledano con alta tasa de paro y con familias que proceden de países diferentes, están aprendiendo lo útil que es saber inglés para relacionarse con niños de otros países y, también, a utilizar en clase las nuevas tecnologías.

Enseñar y motivar a estos escolares de entre 6 y 12 años no es tarea fácil y, por eso, los profesores del colegio Santa María Magdalena se han puesto manos a la obra con 'Sharing is caring', un proyecto de intercambio de experiencias educativas que implica a varios países europeos.

La iniciativa ha nacido para estimular durante tres años el aprendizaje de niños de Primaria de centros educativos de seis países -Finlandia, Hungría, Grecia, Portugal, Italia y España- tal y como ha explicado a Efe la asesora lingüística del centro educativo y coordinadora del proyecto, Silvia Sánchez.

'Sharing is caring' arrancó el curso pasado y se enmarca en un proyecto Erasmus que tiene como objetivo hacer la vida más fácil a los alumnos de estos primeros cursos, enriquecer su enseñanza y mejorar la relación entre el profesor y el alumno.

A todo ello hay que sumar la riqueza cultural de las clases de este colegio, que cuenta con estudiantes procedentes de diferentes lugares del mundo, desde Polonia, Bulgaria o Rumanía hasta países de Latinoamérica, China o Marruecos.

Con el programa, los profesores de Chozas de Canales han cubierto dos de sus inquietudes fundamentales: la integración de las nuevas tecnologías en el aprendizaje diario en el aula y la promoción de la utilidad del inglés en la conversación cotidiana.

Una de las actividades desarrolladas en clase ha sido "El diario del éxito y del aprendizaje" en el que los niños apuntaban en su propio 'lapbook' sus progresos en inglés.

"Con esta actividad, los alumnos no solo marcan sus logros en clase sino también los que consiguen en casa. Si aprenden algo nuevo están deseando apuntarlo", ha asegurado Sánchez, quien ha agregado que esta actividad se ha desarrollado en otras asignaturas.

Los alumnos de este colegio también han contactado con sus compañeros de otros países del proyecto a través de videollamadas en inglés: "Estaban deseando poder conocer y preguntar a otros alumnos", ha reconocido la profesora.

Esta tarea hace ver a los niños que el inglés no sólo tiene una función académica reducida al aula sino que les ayuda a hacer nuevos amigos.

Desde la puesta en marcha del proyecto se han realizado varias reuniones trasnacionales, entre ellas a Hungría, a la que se desplazaron cuatro profesores del municipio toledano, y a Finlandia, a un colegio en Oulu, donde los docentes españoles pudieron comparar los sistemas educativos español y finlandés.

"En Finlandia nos chocó que los chicos podían realizar las tareas en el patio o en cualquier instalación del centro. No hace falta que los alumnos estén dentro del aula sino que tienen que ser capaces de crear sus rincones de aprendizaje", ha explicado, y aprenden a ser "conscientes de que tienen que trabajar de manera autónoma".

Para poner en común estas experiencias, el próximo 17 de mayo profesores, alumnos y familias van a hacer una celebración en el colegio Santa María Magdalena para fomentar el intercambio de impresiones entre los chicos de diferentes países y el conocimiento de su cultura y gastronomía, por lo que también habrá una degustación de platos típicos.

Los profesores del centro consideran que este programa traerá, a largo plazo, beneficios a los escolares ya que serán capaces de comunicarse en inglés con sus amigos o a ponerse en el lugar de un niño que llega de otro país, tareas que a veces cuestan porque no se han aprendido durante la infancia.

Más información en vídeos 
Comentarios