Polémico plan contra el absentismo escolar en Toledo: es un sistema "policial" de sanciones

- El PSOE rechaza la ordenanza de absentismo escolar de PP-Vox porque se basa en un sistema "policial" de sanciones.

- IU-Podemos Toledo critica que la futura ordenanza de absentimo escolar se oriente más a lo punitivo que a lo educativo.

- El Gobierno local de Toledo defiende que su propuesta contra el absentismo escolar "garantiza el bienestar del menor".

El concejal de Educación de Toledo, Daniel Morcillo (c), durante la Comisión celebrada este jueves
photo_camera El concejal de Educación de Toledo, Daniel Morcillo (c), durante la Comisión celebrada este jueves

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Toledo ha rechazado la ordenanza de absentismo escolar presentada por la Concejalía de Educación, gestionada por Vox, al estar fundamentada "en un sistema policial de infracciones y sanciones a las familias sin tener en cuenta que, precisamente, estas familias suelen ser las más vulnerables y necesitadas", según afirma el concejal socialista, Teo García.

El PSOE denuncia que esta ordenanza no aporta ningún recurso educativo compensatorio en la intervención y no tiene criterios de asignación de competencias, motivo por el que el edil socialista, Teo García, señala que "es un planteamiento de exclusión, falto de recursos educativos y que rompe con la línea de trabajo que se venía manteniendo en la anterior legislatura, donde se asentaron mesas de éxito educativo en los barrios de la ciudad", según ha informado el PSOE en nota de prensa.

Teo García destaca que la Concejalía de Educación ha puesto su empeño en "que cualquier persona que tenga abierto un expediente no tenga acceso a ningún tipo de ayuda, sin valorar ni contemplar la situación socioeconómica o de desamparo de la familia afectada" y recuerda que, después de un año de trabajo, "la única aportación de la Concejalía de Educación de Vox, a pesar de únicamente dedicarse a esta área, ha sido reducir en 100.000 euros el presupuesto para el mantenimiento de los centros educativos".

SE ORIENTA MÁS A LO PUNITIVO

Por su parte, el concejal del Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos en el Ayuntamiento de Toledo, Txema Fernández, ha advertido de que el espíritu de la futura ordenanza "no puede sustentarse sobre un modelo punitivo". Por eso, el portavoz municipal espera que en la elaboración del texto definitivo que se presente en septiembre se tengan en cuenta las consideraciones expuestas durante la comisión de este jueves.

"Siempre hemos entendido que el problema del absentismo debe tener una raíz asentada en un modelo educativo que sea inclusivo, no competitivo, y que abra las puertas a una formación no basada ni en el éxito educativo ni en ser únicamente la antesala del mercado laboral", defiende el portavoz municipal, según ha informado IU-Podemos en nota de prensa.

Así, y ante la propuesta de ordenanza expuesta por el equipo de Gobierno, desde Izquierda Unida recuerdan que el principal objetivo de la educación debe ser "formar a personas libres" y desde esa perspectiva abordar el absentismo y el abandono escolar.

En este sentido, Txema Fernández echa en falta, para conseguir estos objetivos, una mayor participación y peso en la toma de decisiones de los servicios sociales municipales, un aspecto que, según él, debería quedar claramente definido en el texto definitivo de esta ordenanza.

Por otra parte, rechaza el portavoz de Izquierda Unida que la propuesta de ordenanza incluya un régimen sancionador con penas económicas a las familias que no tienen posibilidades o recursos para acometer la solución contra el absentismo puesto que, probablemente, "sean familias que ya se encuentran con muchos problemas económicos cotidianos como para afrontar uno más".

Y es que, entre las sanciones económicas que recoge la propuesta de texto, se establece la eliminación de ayudas y subvenciones municipales para las familias que tengan abiertos expedientes de absentismo sin resolver que pueden llegar hasta los 3.000 euros.

En cuanto a que las penas económicas puedan ser conmutadas por labores sociales y de concienciación por parte de los alumnos absentistas en acciones como el mantenimiento y limpieza de los centros, así como labores de fontanería, albañilería o cocina, advierte Txema Fernández que "no podemos encontrar en alumnos absentistas mano de obra gratuita en trabajos que ya ejecutan empresas en los centros".

También aprecia carencias en la creación de una comisión y una subcomisión municipal de absentismo, en las que residirá "parte de las soluciones a este problema", ya que "no se estipula en el texto de la ordenanza las funciones que deben tener cada una de ellas". Además, mientras en la primera participarían técnicos, expertos y los grupos municipales en el Ayuntamiento, en la segunda --que tratará los problemas centralizados en cada uno de los barrios donde están los centros educativos-- no se incluye a los representantes políticos municipales.

Por último, desde Izquierda Unida ponen en duda que la competencia municipal pueda acometer las tareas que se desarrollan en esta ordenanza, ya que la ley que avala esta competencia es la de Bases de Régimen Local que, en su artículo 25.2 n), "explicita claramente que solo intervendremos desde el Ayuntamiento en centros de titularidad municipal y ninguno de los centros de enseñanza obligatoria que se incluirán en esta ordenanza es municipal, sino regional".

"GARANTIZA EL BIENESTAR DEL MENOR"

De su lado, el concejal de Educación del Ayuntamiento de Toledo, Daniel Morcillo, ha defendido su propuesta de ordenanza asegurado que el borrador que ha presentado este jueves en la Comisión Local "garantiza en todo caso el bienestar del menor y su derecho constitucional a recibir educación", además de estar abierto a las aportaciones de los agentes de la comunidad educativa y de servicios sociales que forman parte de este organismo.

Tras la reunión, celebrada en el centro social del Polígono, Morcillo se ha mostrado satisfecho de la participación y de las ideas que han enriquecido el texto de la futura ordenanza para prevenir el absentismo escolar, "cuya intención es aunar recursos y poner todos los medios para que nuestros jóvenes asistan a clase, cumpliendo así con su derecho constitucional a la educación", según ha trasladado el Ayuntamiento por nota de prensa.

En este sentido, ha valorado que "gran parte de las aportaciones estén orientadas a prevenir el absentismo escolar", además de subrayar que "sólo en el caso de que el problema con un menor no se solucione, se contemplan otras medidas, como los trabajos del alumno en beneficio de la comunidad. En última instancia, como toda norma, recoge una serie de sanciones, si todas las medidas anteriores resultan ineficaces, garantizando la protección de los menores", ha matizado.

Morcillo ha dejado claro que "si se ha incluido como una de las medidas que las familias que persistan en su actitud y no escolaricen a sus hijos no accedan a ayudas públicas es porque la propia Junta de Comunidades ya lo está haciendo y porque también las personas de servicios sociales que trabajan con estas familias han considerado que esta medida es beneficiosa para lograr el objetivo de que los menores acudan con regularidad a la escuela".

"Si uno lee detenidamente el borrador de la ordenanza, prima, en todo caso, el bienestar del niño, y cualquier medida sancionadora o punitiva siempre irá acompañada de los informes técnicos y profesionales que aconsejen su implantación", ha insistido el concejal, quien convocará la próxima reunión en septiembre, con la intención de contar con "el visto bueno de los representantes de la comisión para comenzar a tramitar la ordenanza en el Ayuntamiento de Toledo".

Comentarios