jueves 3/12/20

Cáritas: con la pandemia muchos derechos de la infancia han quedado suspendidos

Cáritas ha explicado que el Área de Familia ha reforzado el acompañamiento y el trabajo integral con las familias "para garantizar todos los derechos que la pandemia los ha negado, sustituyendo en muchos casos a las administraciones públicas"

Cáritas Diocesana de Toledo ha denunciado este viernes, con motivo del Día Universal del Niño, que con la pandemia "muchos" de los derechos inalienables del niños han quedado suspendidos y no han tenido siempre garantizada la alimentación, el acceso a la salud, el ocio e incluso la educación debido a la brecha digital.

En un comunicado de prensa, Cáritas ha explicado que el Área de Familia ha reforzado el acompañamiento y el trabajo integral con las familias "para garantizar todos los derechos que la pandemia los ha negado, sustituyendo en muchos casos a las administraciones públicas".

Así, el Área de Familia de Cáritas de Toledo ha puesto en valor que en esta crisis los niños y niñas fueron los primeros en confinarse, los últimos en salir del confinamiento, y "es en los últimos que se ha pensado a la hora de volver al colegio", ha asegurado ya que ha primado a la hora de planificar su vuelta a las aulas la situación laboral de los progenitores o la salud general por ser considerados vector de propagación del virus al ser, en la mayoría de los casos que han dado positivo, portadores asintomáticos.

En estos momentos muchas familias han visto agravadas su situación de vulnerabilidad, y se ha incrementado mucho más cuando estas familias son monomarentales o numerosas.

Ha enumerado Cáritas que "muchos" de sus derechos "inalienables" han quedado suspendidos: han quedado en la calle, no han tenido garantizada siempre la alimentación o el acceso a la salud, se les ha privado del ocio y del derecho a la educación debido a la brecha digital.

Durante la pandemia, las familias con menores que han llegado a Cáritas se han incrementado significativamente, por lo que se ha reforzado el acompañamiento y el trabajo integral.

En el caso de los menores, durante el confinamiento se creó la iniciativa 'Deberes en casa', que permitió a los menores en una situación mayor de vulnerabilidad de la ciudad de Toledo y otras localidades de la provincia poder acceder a todos los materiales y tareas escolares facilitados por el centro escolar: este proyecto atendió a 85 menores de 52 familias.

También se elaboró una guía de recursos y actividades para que los menores pudieran tener garantizado su derecho al juego, a la diversión y al mismo tiempo, mejorar la calidad del tiempo pasado en familia.

Con el inicio del curso escolar Cáritas de Toledo ha retomado los talleres infantiles, en los que ha atendido a 24 menores de 18 familias.

Más información en vídeos 
Comentarios