lunes 18.11.2019

Cuatro detenidos y 2.685 plantas de marihuana incautadas en naves en Menasalbas

A los detenidos se les imputan delitos de elaboración y cultivo de sustancias estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal
Cuatro detenidos y 2.685 plantas de marihuana incautadas en naves en Menasalbas (Toledo)
Cuatro detenidos y 2.685 plantas de marihuana incautadas en naves en Menasalbas (Toledo)

La Guardia Civil, en el marco de la Operacion 'ODENSE', ha detenido a detenido a cuatro hombres por los delitos elaboración y cultivo de sustancias estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal cometido en dos naves ubicadas en la localidad de Menasalbas.

En este operativo, desarrollado por el Puesto de la Guardia Civil de Menasalbas en colaboración con el Equipo de Investigación de Mora y el equipo Territorial de Policía Judicial de Mora, se ha desmantelado un cultivo interior de marihuana de alto rendimiento con una infraestructura perfectamente diseñada, donde se han intervenido 2.685 plantas de marihuana, 12.330 euros en metálico, un vehículo que era utilizado para cometer estos delitos y diferente material especifico necesario para el cultivo, ha informado en nota de prensa la Guardia Civil.

El pasado mes de septiembre el Puesto de la Guardia Civil de Menasalbas en colaboración con el equipo de Investigación de Mora, fueron conocedores de diferentes informaciones que a su vez se complementaban con otras que se iban obteniendo por parte de las Unidades encargadas de la investigación, conformando la posibilidad de que en la localidad de Menasalbas, existiera una plantación intensiva e ilegal de plantas de cannabis sativa o un laboratorio para el procesamiento de sustancia estupefacientes, iniciando la Operación ODENSE.

Una vez evidenciado varios de los componentes necesarios utilizados para este tipo de cultivos, se continuaron con las labores operativas en torno a los objetivos, con la finalidad de identificar a los responsables de las actividades ilícitas que se estaban desarrollando en el interior de las citadas naves.

Los implicados se dedicaban a buscar naves a través de inmobiliarias o anuncios, para después poder realizar las instalaciones propias de laboratorios para llevar a cabo plantaciones Intensivas indoor de marihuana.

Para ello, la organización criminal hacía uso de todo tipo de herramientas como reflectores, transformadores, cuadros eléctricos, balastros, sistemas de riego, aires acondicionados, ventiladores, lámparas, circuitos de ventilación así como filtros de olores entre otras.

Mejorando de esta manera la gestión de los cultivos con sofisticados sistemas que permiten una producción permanente de cosechas de cannabis a lo largo del año.

Una vez desarrollado todo el proceso de instalación y plantación, el 'cabecilla' de la organización dejaba en el interior a personas para su cuidado y mantenimiento, los cuales cada cierto tiempo eran reemplazados por individuos de la misma nacionalidad.

Siendo estos los encargados de realizar la primera fase del proceso comenzando por la del cultivo, recogida y procesamiento de la marihuana para posteriormente ser empaquetados y almacenados para organizar el transporte de los mismos, utilizando principalmente el método de ocultación entre mercancías legales y transportadas así fuera del territorio nacional.

Una vez analizada toda la información obtenida, la Guardia Civil solicitó a la Autoridad Judicial competente, autorización para realizar una entrada y registro en ambas naves, llevándose a cabo el pasado día 17 de octubre, perteneciendo estas a un mismo propietario y residente en la localidad de Menasalbas y arrendadas a súbditos extranjeros.

La Guardia Civil descubrió en el interior de estas naves, de unos 1.400 metros cuadrados cada una, que habían sido divididas en diferentes dependencias y habilitadas para el cultivo intensivo de marihuana, donde los delincuentes habrían realizado una inversión en material de unos 200.000 euros.

La Guardia Civil verificó, junto con empleados de una empresa eléctrica, que el fluido eléctrico utilizado en ambas naves que albergaban esta plantación de alto rendimiento, provenía de tres enganches ilegales.

La Guardia Civil intervino todo el material, así como un vehículo utilizado para la comisión de estos delitos, y detuvo a cuatro hombres de entre 23 y 45 años por los delitos contra la salud pública, concretamente de cultivo o elaboración de sustancias estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal, delitos por los que fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de Toledo.

Más información en vídeos 
Comentarios