martes 12.11.2019

Desarticulan una banda que traficaba con drogas en todo el país, incluido Toledo

Operación 'Yehudá' Aprendidas cantidades de diferentes sustancias, dos pistolas, una avioneta, cuatro coches y 355.000 euros en efectivo Hay seis detenidos que ya han ingresado en la prisión de Cáceres

Desarticulan una banda que traficaba con drogas en todo el país, incluido Toledo
Desarticulan una banda que traficaba con drogas en todo el país, incluido Toledo

La Guardia Civil ha detenido a seis personas, que ya se encuentran en la prisión de Cáceres, en la desarticulación de una banda criminal dedicada al tráfico de drogas en la localidad cacereña de Navalmoral de la Mata y que operaba en todo el territorio nacional, incluida la provincia de Toledo.

En la operación 'Yehudá', que ha sido desarrollada por Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres, se han aprehendido 355.000 euros en efectivo, así como 2.376 dosis de cocaína, 111 pastillas de metanfetaminas, 70 gramos de anfetaminas, 39 gramos de marihuana, 2.000 gramos de sustancia de cortes, dos pistolas, numerosos teléfonos móviles y otros efectos relacionados con el tráfico de drogas, así como cuatro vehículos.

La investigación se inició hace varios meses por agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Navalmoral de la Mata (Cáceres), gracias a la colaboración ciudadana que permitió verificar que un vecino de esta localidad se dedicaba al suministro de cocaína en la comarca de Campo Arañuelo.

Toda la operación se ha centrado en un vecino de Navalmoral de la Mata (Cáceres) por la "gran cantidad de cocaína" que suministra en toda la comarca, informa la Guardia Civil en una nota de prensa, que califica la fase de investigación de misma como "compleja".

El motivo es que el individuo investigado reside en una vivienda de los extrarradios de la localidad, lo que dificultaba las labores de vigilancia, siendo el lugar donde realizaba gran parte de las ventas, aunque en algunas ocasiones, esta se llevaba a cabo en el interior de la población, si bien el sujeto mantenía "extremas medidas de seguridad para asegurarse de no ser sorprendido".

Avanzada la investigación, la Guardia Civil pudo averiguar que su mujer realizaba en algunas ocasiones labores de suministro de drogas a los consumidores habituales, convirtiéndose así en un nuevo objetivo a investigar.

Igualmente, se pudo detectar cómo un vehículo accedía en varias ocasiones hasta la puerta de la finca del objetivo, sacando de su vehículo un paquete blanco y lo introducía en el vehículo del investigado.

Tras observar estos hechos, la Guardia Civil decide ampliar la investigación, para obtener información de los proveedores que suministraban la droga de forma habitual y continua, pudiendo determinar, tras un control sobre los mismos en diferentes localidades de Toledo y Madrid, que además realizaban transporte de drogas a las provincias de Bilbao, Alicante y Valencia, además de Cáceres.

A mediados del pasado mes de marzo, la Guardia Civil consigue averiguar que el objetivo principal estaba esperando una nueva partida de cocaína, la cual supuestamente trasladarían desde Madrid los proveedores, decidiendo los investigadores explotar la operación una vez se realizara la entrega.

Así, el pasado 20 de marzo la Guardia Civil llevó a cabo nueve registros. En un principio, se centran en el matrimonio (ambos de 51 años) a los que la Guardia Civil considera cabecillas de la organización, para lo que fueron registrados dos domicilios de esta localidad, una nave en Pueblonuevo de Miramontes (Cáceres), y una taquilla del trabajo de la mujer en la localidad de Oropesa de la Calzada (Toledo).

REGISTROS EN TOLEDO Y MADRID

En una segunda fase de la operación, se llevaron a cabo cinco registros, que tenían por objeto el resto de los integrantes de la organización. En concreto, se practicó uno en Seseña Nuevo (Toledo), dos en Madrid, uno en Coslada (Madrid) y el último en Ensanche de Vallecas (Madrid), utilizados por cuatro ciudadanos colombianos (de 32, 33, 37 y 44 años), que según los investigadores se encargaban de proveer y suministrar la droga.

Como resultado de todos los registros efectuados, la Guardia Civil ha aprehendido 2.280 dosis de cocaína; 96 dosis de cocaína rosa, una sustancia nueva en España; 70 gramos de anfetaminas; 111 pastillas de metanfetamina; 39 gramos de marihuana; 2.000 gramos de sustancia de corte; y 355.000 euros en efectivo; además de una pistola de 9 milímetros con la numeración borrada y 55 cartuchos, y otra avancarga del calibre 45.

Igualmente se han encontrado varias básculas de precisión y una prensa, numerosos terminales de telefonía móvil, cuatro vehículos, uno de ellos con un doble fondo supuestamente para el transporte de la droga, una avioneta y una retroexcavadora.

La Guardia Civil ha destacado la importancia de la operación, ya que la organización criminal desarticulada, que operaba en todo el país, suministraba cocaína de forma "habitual y continua", no solo en la localidad de Navalmoral de la Mata, sino en toda la comarca de "Campo Arañuelo", habiendo creado una "gran alarma social en la población".

Los seis detenidos, por los supuestos delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal, tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción 3 de Navalmoral de la Mata (Cáceres), han ingresado en el centro penitenciario de Cáceres.

Más información en vídeos 
Comentarios