lunes 09.12.2019

Denuncian la caída de una cubierta en el cuartel de la Guardia Civil de Ocaña

La Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ha indicado al respecto que la Guardia Civil ha abierto una investigación por la caída

Denuncian la caída de una cubierta en el cuartel de la Guardia Civil de Ocaña (Toledo)
Denuncian la caída de una cubierta en el cuartel de la Guardia Civil de Ocaña (Toledo)

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha denunciado el hundimiento de la cubierta del aparcamiento exterior del acuartelamiento de la Guardia Civil en Ocaña (Toledo), lo que produjo heridas en la cabeza en un menor y dolor de espalda en otro.

En un comunicado, la AUGC ha informado de este suceso que, según ha aseverado, "pudo ser una tragedia", ya que bajo la cubierta quedaron atrapadas cuatro personas, los dos menores heridos y dos mujeres y ha exigido que se inicie una investigación.

En concreto, un niño sufrió heridas en la cabeza, ante las que hubo que aplicarle cuatro grapas y otro de los menores se encuentra en observación y padece un fuerte dolor de espalda, según sus datos.

Según la AUGC, "el escaso volumen de nieve" que recogía el tejado no puede servir como justificante de este desplome de la estructura, por lo que ha adelantado que la asociación va a solicitar la apertura de una investigación que permita conocer la razón de este hecho y presentar las oportunas denuncias.

La AUGC ha exigido conocer de qué fecha era la construcción y la última reforma o reparación realizada en la misma; con qué permisos contaban las obras; si se llevó a cabo algún seguimiento de las obras para certificar que se realizaron en las condiciones en que fue adjudicada; el coste de la obra, la empresa adjudicataria y si la Guardia Civil cuenta con un plan de revisión periódica de sus instalaciones.

Esta asociación ha recordado que en las casas cuartel de la Guardia Civil viven los agentes con sus familias, en muchos casos integradas por menores que "tienen libre acceso a zonas que deberían estar restringidas por seguridad", como el caso de Ocaña.

"No resulta de recibo que no se encuentren claramente delimitados y separados los espacios de trabajo de los residenciales, con lo que es frecuente que los niños jueguen entre los vehículos oficiales y en otras dependencias oficiales", ha denunciado la AUGC.

Ésta es una "circunstancia de riesgo" que la AUGC añade al "ya de por sí lamentable estado de los pabellones destinados a los trabajadores y sus familias", que en demasiados casos presentan deficiencias como humedades, pésimo aislamiento térmico, sanitarios deteriorados o instalaciones eléctricas obsoletas.

"El suceso de Ocaña podía haber tenido unas consecuencias terribles para esos niños y sus madres", ha alertado la AUGC que ha urgido "saber por qué puede suceder esto en unas instalaciones oficiales en pleno siglo XXI y ponerle el debido remedio lo antes posible, antes de que algo así pueda repetirse pronto con consecuencias fatales".

SE INVESTIGA EL SUCESO

Por otra parte, la Guardia Civil ha abierto una investigación para determinar las causas que han motivado el hundimiento de dicha cubierta.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha han informado a Efe de que ya se ha abierto esta investigación para tratar de esclarecer los hechos, ocurridos este domingo.

Más información en vídeos 
Comentarios