La Basílica del Prado de Talavera lucirá sus azulejos ya restaurados en 15 días

Las obras de restauración de los azulejos cuentan con un presupuesto de 216.062 euros y están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en un 80 por ciento dentro de la Estrategia DUSI, por lo que debían acabar antes del 31 de diciembre
La Basílica del Prado de Talavera de la Reina (Toledo) lucirá sus azulejos ya restaurados en 15 días - EFE/Manu Reino
photo_camera La Basílica del Prado de Talavera de la Reina (Toledo) lucirá sus azulejos ya restaurados en 15 días - EFE/Manu Reino

La Basílica del Prado de Talavera de la Reina (Toledo) lucirá dentro de unos quince días sus azulejos cerámicos, tras la restauración a la que han sido sometidos debido a su estado de deterioro.

De ello han informado a EFE fuentes del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, que han confirmado que las obras se han desarrollado sin incidencias y dentro de los plazos establecidos.

En este sentido, hay que recordar que las obras de restauración de los azulejos cuentan con un presupuesto de 216.062 euros y están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en un 80 por ciento dentro de la Estrategia DUSI, por lo que debían acabar antes del 31 de diciembre.

Respecto a las obras de restauración, comenzaron en el mes de julio, cuando los técnicos levantaron la protección que se había planteado para evitar la pérdida de azulejos y que estuvo colocada durante varios años sobre un panel de madera.

Seguidamente, se extrajeron las piezas cerámicas una a una y se trasladaron al taller de restauración, en Madrid puesto que en Talavera no había ninguno, con el fin de consolidar y reintegrar debidamente estos en el muro de la Basílica del Prado.

Además, el muro ha sido saneado para evitar que la humedad le afecte y pueda dañar de nuevo los azulejos tras su colocación.

El 15 de septiembre el Ayuntamiento de Talavera avanzó que estaba finalizando la restauración de la primera parte de los azulejos de la margen derecha y que comenzaría el desmontaje de la segunda.

Finalmente, las piezas están adheridas a un soporte fijado con perfiles metálicos al muro de la Basílica con el fin de dejar una cámara de aire entre el muro y los azulejos para favorecer la ventilación y la aireación.

Comentarios