La plantilla de Aernnova-Illescas inicia la segunda semana de paros para exigir mejoras

Según CCOO, La empresa, investigada por la Inspección de Trabajo tras las denuncias de esquirolaje, sigue “sin ni siquiera descolgar el teléfono para tratar de negociar una salida al conflicto”
La plantilla de Aernnova-Illescas inicia la segunda semana de paros para exigir mejoras
photo_camera La plantilla de Aernnova-Illescas inicia la segunda semana de paros para exigir mejoras

Las 283 personas que integran la plantilla del grupo Aernnova en Illescas (Toledo) han iniciado este lunes su segunda semana de huelgas para reclamar mejoras salariales y laborales sin que de momento la empresa haya "ni siquiera descolgado el teléfono para tratar de negociar una salida al conflicto", según ha informado CCOO en nota de prensa.

Tras el fin de semana, el seguimiento de los paros, de cuatro horas por turno los lunes y de dos horas el resto de los días laborables de la semana, sigue siendo unánime. "Del cien por cien, incluso los jefes de equipo", ha indicado el presidente del comité de empresa, David Caballero, durante la concentración de los huelguistas a las puertas del centro de trabajo durante el paro de este lunes.

No obstante, ha criticado que "la empresa sigue sin negociar. La dirección nos ha dicho que mientras esté el conflicto no va a negociar, pero cuando no estamos en conflicto tampoco se quiere sentar a negociar; y cuando se sienta lo único que pone sobre la mesa son variables con unas cantidades irrisorias", ha denunciado Caballero.

Ha recordado que esta es "la planta que más factura del grupo Aernnova, pero la que menos cobra y la que tiene peores condiciones laborales". "Llevamos mucho tiempo reivindicando subidas y mejoras, pero siempre nos dicen que no es el momento, que a ellos también les ha afectado la crisis", ha lamentado.

A su juicio, simplemente con el incremento que ha habido del IPC, a los trabajadores de Illescas les compensa más estar de baja que venir a trabajar. Mientras, Aernnova está siendo objeto de investigación por parte de la Inspección de Trabajo tras las denuncias de CCOO-Industria por las prácticas de esquirolaje en las que está incurriendo la empresa para mitigar los efectos de la huelga.

El comité y la plantilla tienen claro que ha llegado el momento de que Aernnova "haga un esfuerzo, como hemos estado haciendo nosotros tantos años. Parece vergonzoso que en un grupo multinacional como Aernnova haya tantas familias que no puedan llegar a fin de mes con los sueldos que se están cobrando aquí en Illescas".

Los trabajadores de Aernnova han tenido en su concentración el apoyo expreso de los representantes de los trabajadores de las dos empresas del grupo aeronáutico con sede en Toledo capital, ICSA y AYA, y de los de Airbus-Illescas, cuyo presidente, Óscar Aguado, ha subrayado que "es legítimo y necesario que la plantilla de Aernnova Composites vea recompensado el esfuerzo que ha estado haciendo durante muchísimos años para sacar esta planta adelante. Por nuestra parte, tienen nuestra solidaridad y nuestro apoyo, y más como vecinos que somos".

"Hay diferencias, sí, pero también elementos en común, porque estamos en el mismo sector, el aeronáutico, cuya actividad tienen un alto valor añadido que se consigue gracias a la labor de todas y todos los empleados". "También es verdad que la pandemia está afectando a todo el sector, también a Airbus y también a Aernnova; pero lo que no puede ser es que haya diferencias tan significativas cuando estamos hablando de la fabricación de similares componentes para los mismos aparatos aéreos", ha agregado.

Comentarios