Jueves 21.02.2019

La ciudad de Talavera se ofrece como un museo de cerámica al aire libre

Motivo por el cual el Ayuntamiento talaverano ha puesto en marcha un proyecto para crear un museo de alfarería al aire libre basado en una ruta de murales cerámicos

La ciudad de Talavera de la Reina se ofrece como un museo de cerámica al aire libre
La ciudad de Talavera de la Reina se ofrece como un museo de cerámica al aire libre

Talavera de la Reina ha decidido apostar por convertir su principal seña de identidad, la cerámica, en la base del atractivo turístico de la ciudad, motivo por el cual el Ayuntamiento talaverano ha puesto en marcha un proyecto para crear un museo de alfarería al aire libre basado en una ruta de murales cerámicos.

La estrategia que está siguiendo el Consistorio para desarrollar esta iniciativa, según han explicado a Efe sus impulsores, se basa en suscribir convenios con diferentes empresas privadas que se comprometen a pagar el diseño de los montajes, todos ellos de grandes dimensiones.

No obstante, el primero de los murales que conforman la ruta vio la luz en julio del año 2015 a través de una cuestación popular, que llevó a cabo la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo de Talavera para su financiación.

Dedicado a los antiguos pescadores del río Tajo, Antonio García Cerro fue el encargado de su diseño, al igual que del que se descubrió poco más de tres años después a escasos metros del primero, y que está centrado en la representación de las tradicionales fiestas locales de Mondas.

Ambas composiciones están ubicadas en el entorno del Museo Etnográfico y de la iglesia de Santa Catalina, dentro del complejo del Casco Antiguo de Talavera y con el río Tajo como referente.

Precisamente, es el transcurrir del Tajo por la ciudad lo que marca buena parte del devenir de la ruta de murales, que arranca en la fachada del polideportivo municipal 'José Ángel de Jesús Encinas' con un trabajo de Nicolás Varas dedicado al deporte, para seguir junto al Instituto Ribera del Tajo con otro basado en el oficio alfarero, obra del taller 'Centro Cerámico'.

La siguiente parada del recorrido está fijada en una de las paredes del convento de las Madres Benitas, aunque el montaje de esta ubicación aún no está colocado y, además, el Ayuntamiento prevé efectuar mejoras en el entorno urbano para hacer más visible el mural, dedicado también a las Mondas.

El itinerario continúa con los murales citados antes sobre los pescadores y las Mondas y salta hasta los Jardines del Prado, donde un montaje relacionado con la tradición ganadera de Talavera completa la gran cantidad de cerámica que desde hace décadas adorna una de las zonas más simbólicas de la localidad.

Además, la idea del museo de alfarería al aire libre añade en este punto los azulejos de la Basílica de Nuestra Señora del Prado, tanto los de fuera como en el interior del templo, el cual consideran muchos expertos como la 'Capilla Sixtina' de la cerámica.

Desde aquí la ruta pasa al cercano parque de 'La Alameda', donde junto a la ermita de San Isidro hay otro mural más ambientado en la agricultura y, por último, el recorrido concluye en la facha del recinto Talavera Ferial, ornamentada con un panel de Antonio Cerro que lleva por título 'Libertad'. 

Pero el proyecto de sacar la cerámica a la calle que tienen en mente los responsable municipales de la ciudad quiere ir más allá y el alcalde, Jaime Ramos, ya ha firmado con otra empresa la financiación de otro mural en el Casco, centrado en este caso en una antigua farmacia.

Asimismo, Talavera tiene intención de adornar con cerámica las principales avenidas de acceso a la ciudad.

Todo este empeño por realzar la alfarería talaverana se ve además complementado con los trabajos que a título particular desarrollan los talleres locales para dar salida nacional e internacional a sus productos, que se pueden ver en restaurantes de lujo de Miami (Estados Unidos), en centros de convenciones de Orán (Argelia) o en comercios de París (Francia).

Estos artesanos siguen así la estela marcada hace casi un siglo ya por el principal ceramista local, Juan Ruiz de Luna, cuya obra ornamenta lugares tan lejanos a la ciudad como la 'Fuente de los Españoles' de Rosario (Argentina), la 'Fuente de Talavera' de Porto Alegre (Brasil) o los pasillos del metro de Buenos Aires (Argentina).

Más información en vídeos 
Comentarios