martes 18/1/22

Condenan a 35 años de internamiento psiquiátrico al joven que mató a sus padres en La Guardia

El joven esquizofrénico D.R.S, que mató a sus padres en La Guardia (Toledo) la noche del 23 de diciembre de 2014, será internado en un centro donde le proporcionen un tratamiento médico adecuado a su alteración psíquica durante 35 años

Condenan a 35 años de internamiento psiquiátrico al joven que mató a sus padres en La Guardia (Toledo). En la imagen el lugar donde se produjo el suceso
Condenan a 35 años de internamiento psiquiátrico al joven que mató a sus padres en La Guardia (Toledo). En la imagen el lugar donde se produjo el suceso

El joven esquizofrénico D.R.S, que mató a sus padres en La Guardia (Toledo) la noche del 23 de diciembre de 2014, será internado en un centro donde le proporcionen un tratamiento médico adecuado a su alteración psíquica durante 35 años y cuatro meses.

Así consta en la sentencia de la Audiencia Provincial de Toledo, donde se absuelve a este hombre, que actualmente tiene 30 años, de sendos delitos de asesinato con alevosía, al estimar la circunstancia agravante mixta de parentesco pero también la eximente completa de alternación psíquica del acusado.

De esta forma, por cada uno de los dos delitos se le impone al acusado --en prisión desde que ocurrieron los hechos-- la medida de internamiento por un plazo de 17 años y siete meses. Además, deberá indemnizar a sus hermanos en la cuantía de 200.000 euros.

Según los hechos probados, el acusado, el menor de seis hermanos con los que no mantenía apenas relación, vivía con sus padres en la localidad de La Guardia desde que nació, y desde el año 2005 padecía una esquizofrenia paranoide, que se traducía en delirios estructurados consistentes en alucinaciones megalamaníacas y de vivencia de invasión física de otras personas, padecimiento que le generó un delirio según el cual asumía que sus padres le tenían secuestrado desde hacía años.

La noche del 23 de diciembre de 2014, encontrándose con sus padres en el domicilio familiar, se sumió en uno de sus delirios, y sirviéndose de un cuchillo de cocina se abalanzó sobre su madre y tras perseguirla por el salón de estar la alcanzó cuando trataba de protegerse en uno de los dormitorios, donde la apuñaló en al menos 23 ocasiones y procedió a degollarla, causándole la muerte.

A continuación, y alertado su padre por los gritos de la mujer, salió de su dormitorio y se encontró en la cocina con el acusado, que sirviéndose del cuchillo se abalanzó sobre él, asestándole hasta 18 puñaladas y degollándolo también, lo que le causó la muerte.

Tras acabar con la vida de sus progenitores, el acusado se sentó en el salón de estar, donde permaneció hasta la llegada de su hermano y la de los agentes de la Guardia Civil, que procedieron a su detención y a la incautación del cuchillo empleado en los hechos.

Comentarios