Cuatro detenidos por robar objetos valorados en 600 euros en un bazar asiático

Agentes de la Policía Nacional de Toledo, han detenido a cinco varones de nacionalidad extranjera como presuntos autores de un delito de hurto en un bazar asiático por hurtar productos valorados en 600 euros.

Los hechos se desencadenaron después de que un radio-patrulla se percatase de la presencia de un vehículo que circulaba por la Avenida Rio Guadiana y que, ante la presencia policial, realizó una maniobra evasiva, motivo por el cual fue interceptado, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

En el maletero del vehículo (que estaba ocupado por cuatro personas) fueron hallados numerosos artículos tales como bombillas de bajo consumo, toallitas de bebé, prolongadores todos ellos portando su correspondiente etiqueta de precio adherida.

Las gestiones que fueron practicadas a continuación permitieron averiguar que estos efectos habían sido sustraídos instantes antes de un bazar de origen asiático ubicado en las inmediaciones y que su precio conjunto rondaba los 600 euros.

Finalmente, los agentes procedieron a la detención de los cuatro ocupantes del vehículo, así como a la de una quinta persona que fue localizada escondida en las inmediaciones del bazar. Dos de los cinco detenidos arrastran un largo historial delictivo, estando especializados en la comisión de delitos contra el patrimonio.

Imputada por apropiarse de un teléfono móvil

De otro lado, agentes de la Policía Nacional han imputado un delito de apropiación indebida a una mujer que se quedó un teléfono móvil que se había quedado olvidado en los probadores de un establecimiento comercial.

Las pesquisas comenzaron después de que la perjudicada interpusiese denuncia, dando comienzo en ese momento la investigación técnica habitual en estos casos, que permitió la identificación de una persona que estaba usando el terminal en la actualidad, así como la recuperación del teléfono en cuestión que ya fue devuelto a su legítima propietaria.

A la responsable de este hecho, que reconoció en dependencias policiales que, después de encontrarse el móvil, decidió quedárselo, le fue imputado un delito de apropiación indebida.

Comentarios