lunes 09.12.2019

Perezagua advierte a Tolón que tendría que asumir consecuencias si suspende la tirolina

El portavoz del equipo de Gobierno toledano, Rafael Perezagua, se muestra a disposición de Page para "su proyecto de CLM". Por su parte, el concejal Gabriel González se despide pidiendo disculpas "a la gente que no ha podido atender"

El portavoz del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Toledo en funciones, Rafael Perezagua, junto al concejal, Gabriel González, en rueda de prensa
El portavoz del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Toledo en funciones, Rafael Perezagua, junto al concejal, Gabriel González, en rueda de prensa

El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Toledo en funciones, Rafael Perezagua, ha advertido a la próxima Corporación, que presumiblemente liderará la socialista Milagros Tolón, que en caso de suspender la concesión de la actividad de la tirolina que se va a instalar en la Bajada del Puente de San Martín tendrá que asumir una serie de "consecuencias".

De este modo se ha pronunciado Perezagua, durante la última rueda de prensa que ha ofrecido como concejal del Ayuntamiento toledano, preguntado sobre las discrepancias que la candidata socialista y posible futura alcaldesa toledana ha mostrado con esta actividad y al hilo de que la última Junta de Gobierno Local haya concedido licencia a la empresa 'Zipline Toledo S.L.' para la puesta en uso de la actividad 'Gran Tirolina de Toledo', que tras este paso ya podría empezar a funcionar.

"Le pediría que revisase todo el procedimiento y después tomase la decisión que sea, porque es importante saber cómo se tramitan las cosas. La siguiente Corporación tiene todo el derecho del mundo a revisar todo lo que crea oportuno", ha admitido, no obstante, el concejal saliente.

Perezagua ha defendido que esta concesión "a una actividad de ocio que parecía interesante" estuvo en información pública durante más de un año y ha contado con "todos" los informes preceptivos, entre ellos el de la Confederación Hidrográfica del Tajo, el de la Comisión Especial del Casco Histórico, además de haber pasado por todos los "filtros técnicos" del Ayuntamiento y "nadie dijo nada".

Ha indicado que este proyecto cumple todos los requisitos técnicos y por ello el equipo de Gobierno tenía la obligación de conceder la licencia oportuna, pues en caso de no haberlo hecho la empresa concesionaria podría haber presentado una reclamación vía administrativa por los daños económicos ocasionados.

"Otra cosa es el debate que este proyecto ha generado y la próxima Corporación, o quien decida suspender una concesión administrativa, tiene que asumir las consecuencias que conlleva", ha advertido Perezagua, quien ha insistido en que en todo este proceso ha habido "transparencia absoluta".

Preguntado por la caseta que la empresa había instalado en el entorno del Puente de San Martín y que tuvo que ser retirada por la controversia generada entre algunos sectores de la sociedad toledana, el portavoz ha explicado que 'Zipline Toledo S.L.', que va a gestionar esta actividad, va a trasladar diariamente todos los medios que tenía previsto almacenar en ese espacio.

A DISPOSICIÓN DE PAGE

De otro lado, el también concejal de Movilidad, Seguridad Ciudadana y Protección Civil y que durante ocho años ha ejercido como portavoz municipal, ha dicho que "por lealtad personal e institucional" y por sentirse "muy cercano al proyecto de Emiliano García-Page para Castilla-La Mancha" está a su disposición.

De este modo se ha pronunciado en la última rueda de prensa que ha ofrecido junto a su compañero de Gobierno, y concejal de Gestión de Servicios y Medio Ambiente, Gabriel González, quien deja la política para entrar en la empresa privada.

Perezagua ha recordado que hace un año tomó la decisión de abandonar la vida municipal, tras ser concejal del Ayuntamiento de Toledo durante 12 años -cuatro de ellos en la oposición- y ha dicho que tras esta "jubilación municipal" ha pedido el reingreso a su puesto de trabajo, en los servicios sociales de la Junta de Andalucía "a la espera de destino".

No obstante, ha admitido que cierra este ciclo de su vida política con "cierto enganche" y confiando en que la futura alcaldesa, Milagros Tolón, o el grupo socialista le permitan "de vez en cuando hablar un poco de política", pues va a necesitar esta vida municipal, a la que se ha dedicado de manera "vocacional", como la "metadona". "Es difícil salir de sopetón", ha insistido.

Aunque se ha mostrado partidario de limitar mandatos, ha precisado que "no hay que perder de vista el sentir de la gente", que al fin y al cabo es, por medio de las urnas, quien decide la permanencia en los cargos, convencido de que si Emiliano García-Page se hubiera vuelto a presentar a la Alcaldía toledana hubiera ganado de nuevo "y con más votos".

"Me llevo el trabajo hecho, nada más", ha concluido el hasta ahora portavoz del equipo de Gobierno, que ha invitado a todo el que quiera a entrar en su despacho "que está lleno de documentación" y en el que no hay "trituradora de papel". Tampoco, ha añadido, tiene que pedir a una empresa "que se lleven expedientes confidenciales".

MEJORANDO LA VIDA DE LOS TOLEDANOS

De igual modo, Gabriel González ha puesto fin a su etapa como concejal toledano y lo ha hecho pidiendo disculpas "a la gente que no ha podido atender, sobre todo a los que no han podido dar trabajo o las que no ha podido escuchar". "También por las situaciones límite que no hemos podido solucionar o por el mal que a carácter que a veces sale por la tensión del cargo".

González, que deja la política para entrar, en principio, en la empresa privada, ha querido decir adiós agradeciendo a los funcionarios y al personal del Ayuntamiento, al de las empresas concesionarias con las que ha trabajado, a sus compañeros de grupo y, sobre todo, a García-Page por haber confiado en él.

Y es que González ha dicho que deja el Ayuntamiento haciendo lo mismo que cuando entró, esto es, adjudicando obras. "Entramos en 2007 adjudicando 60 sepulturas en el Cementerio de Toledo porque nos dejaron un cementerio sin sepulturas --en alusión al PP-- y termino igual, con la adjudicación de obras de supresión de barreras arquitectónicas en el barrio de Santa María de Benquerencia". En definitiva, ha dicho, "mejorando la vida de la ciudad" a la que ha sido "un honor servir".

De lo que si ha mostrado partidario es de limitar los mandatos, pues cree que "ocho o doce años es tiempo más que suficiente para llevar a cabo proyectos y evitar vicios mal dados", al tiempo que cree "por ley" quien quiera dedicarse a la política debería de pasar primero por la municipal.

Más información en vídeos 
Comentarios