Desarticulada organización que traficaba con cocaína introducida en Barajas por correos humanos

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Murcia una organización dedicada al tráfico de cocaína que era introducida a través del aeropuerto de Madrid-Barajas mediante correos humanos procedentes de vuelos de Latinoamérica, como ha informado la Jefatura Superior a través de un comunicado.

En total, han sido detenidas siete personas en las distintas localidades murcianas, entre las que se encontraban los dirigentes de la organización. En los tres registros domiciliarios efectuados se han incautado más de 3.200 gramos de la sustancia estupefaciente.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo dedicado a la distribución de cocaína en la provincia de Murcia. Las primeras pesquisas llevaron a comprobar que la droga, procedente de Latinoamérica, era transportada por correos hasta el aeropuerto de Barajas. Desde allí el estupefaciente era controlado por otros miembros de la organización residentes en Madrid y Toledo.

Tras una serie de gestiones, los policías averiguaron que la droga finalmente era transportada a diferentes localidades de la región murciana donde era almacenada y procesada para su posterior distribución.

Con todos los datos reunidos en las investigaciones, y una vez identificados y localizados todos los miembros de la organización criminal, el pasado día 4 de julio se llevó a cabo una dispositivo en la que se realizaron tres registros domiciliarios, con la intervención del Grupo Especial de Operaciones en las localidades de Avileses y Las torres de Cotillas en Murcia, además de en el municipio alicantino de Campoamor.

La operación policial se saldó con siete personas detenidas, seis hombres y una mujer, españoles y latinomericanos. En los distintos domicilios donde se realizaron los registros, los agentes se incautaron de más de 3.200 gramos de cocaína, una escopeta, catorce teléfonos móviles, gran cantidad de sustancias y utensilios para procesar y preparar la droga para su venta y cuatro vehículos de gran cilindrada.

Uno de los vehículos intervenidos se encontraba preparado con un doble fondo debajo del asiento, con un mecanismo especial para su apertura y con capacidad para transportar bastante cantidad de droga.

A todos los tenidos se les imputa un delito contra la salud pública y fueron puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Guardia de Murcia, Molina de Segura y Orihuela. La investigación ha sido realizada por agentes del Grupo IV de Estupefacientes de la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Murcia.

Comentarios