García-Tizón destaca el éxito de la Fiesta del Olivo, 'esencia de Mora'

El presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, fue el encargado de pronunciar el pregón de la LVII Fiesta del Olivo de Mora, en el que agradeció la oportunidad de ser el pregonero en "una de las Fiestas más importantes de la provincia de Toledo y que ha alcanzado resonancia nacional"

El presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, recibe la indumentaria moracha y el olivo de plata en la Fiesta del Olivo de Mora (To)
photo_camera El presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, recibe la indumentaria moracha y el olivo de plata en la Fiesta del Olivo de Mora (To)

El presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, fue el encargado de pronunciar el pregón de la LVII Fiesta del Olivo de Mora, en el que agradeció a todos los morachos y muy especialmente a su alcalde, Emilio Bravo, la oportunidad de ser el pregonero en "una de las Fiestas más importantes de la provincia de Toledo y que ha alcanzado resonancia nacional".

García-Tizón destacó la importancia que ha ido consiguiendo esta fiesta, desde su nacimiento, "yo estuve presente en alguna de sus primeras ediciones y puedo dar fe de que la Fiesta del Olivo, cuajó desde el principio en el sentir popular como nadie tal vez pensaba que lo haría, ni siquiera sus organizadores. Rápidamente se convirtió en una seña de identidad de Mora y un importante reclamo para los pueblos cercanos", según informó la Diputación en nota de prensa.

"Gracias a vuestra perseverancia, la ilusión y el acierto que habéis demostrado a lo largo de los años, la Fiesta del Olivo, que este año cumple su 57ª edición, se ha ganado el cariño de muchas generaciones de morachos y morachas y el general reconocimiento de toda la provincia y, me atrevo a decir, del conjunto de España", continúo el presidente de la Diputación Provincial.

Importancia del sector del aceite en Mora

Para García-Tizón "el rotundo éxito de la Fiesta del Olivo proviene de haber sabido encarnar la esencia de Mora, porque Mora es aceituna y es aceite; es agricultura e industria; es tradición y modernidad y de todo ello participa esta Fiesta. La aceituna forma parte de la vida de los morachos; de sus ilusiones y esperanzas; de su riqueza y, también, de sus preocupaciones; de sus anhelos y de sus añoranzas".

"Son muchos los morachos que dedican su vida a este fruto, estando pendientes todo el año de sus cuidados y de cómo cuaja cada año, para conseguir el mejor resultado posible en un ciclo permanente que, cosecha tras cosecha, intenta obtener ese caldo de calidad excepcional y único que es el aceite de Mora y el de los Montes de Toledo", añadió.

En este sentido, recordó que "hoy todos reconocen que el aceite de oliva, alimento básico de la dieta mediterránea, está dotado de propiedades excepcionales para la nutrición y la salud".

"Ciertamente se ha avanzado mucho en los últimos 50 años en lo que a producción y elaboración de aceite se refiere, pero el sector necesita un fuerte impulso en orden a su comercialización. No puede ser que siendo España el primer productor mundial de aceite y el de la mejor calidad, no tenga su correlación en la fuerza del mercado, muy por debajo de otros países", manifestó.

Para García-Tizón, conseguirlo "será una labor conjunta de las administraciones públicas, los productores y los agentes sociales", contando también "con un esfuerzo suplementario de nuestros emprendedores". Una tarea en la que se comprometió a contribuir también desde la Diputación de Toledo.

Coronación canónica

Por otro lado, felicitó a los morachos por la coronación canónica de Nuestra Señora la Virgen de la Antigua, que tendrá lugar el próximo 31 de mayo, en un solemne acto presidido por el arzobispo de Toledo y Primado de España, Don Braulio Rodríguez Plaza, que han apoyado tanto el Ayuntamiento de Mora, como la Diputación Provincial de Toledo, en respuesta "al enorme fervor que despierta su figura entre los morachos".

Por último, García-Tizón animó a todos los vecinos de Mora "a participar en los distintos actos y a aprovechar cada momento de los mismos, pues hay que atrapar los instantes para que nunca se escapen. En la Fiesta del Olivo cada segundo es especial y reúne nuevas sorpresas y nuevos alicientes. Conviene vivirlos para que permanezcan siempre en la memoria".

Comentarios