Ayuntamiento de Toledo actuará "lo antes posible" en la zona del desprendimiento

El procedimiento a seguir es la evaluación, por parte de técnicos municipales, de la zona donde se produjeron los deslizamientos, "que tiene una extensión de unos 300 metros cuadrados" y redactar un expediente de actuación que pueda ser aprobado por la Junta de Gobierno
Los concejales del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Toledo, Juan José Pérez del Pino y Noelia de la Cruz, en rueda de prensa
photo_camera Los concejales del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Toledo, Juan José Pérez del Pino y Noelia de la Cruz, en rueda de prensa

El Ayuntamiento de Toledo va a comenzar "lo antes posible" la intervención en la ronda de Juanelo, en el talud entre el puente viejo y el puente nuevo de Alcántara, que se encuentra cortado el tráfico desde primeras horas del sábado, cuando se registraron una serie de desprendimientos.

Según ha informado este lunes en una rueda de prensa la portavoz del Gobierno local, Noelia de la Cruz, el procedimiento a seguir es la evaluación, por parte de técnicos municipales, de la zona donde se produjeron los deslizamientos, "que tiene una extensión de unos 300 metros cuadrados" y redactar un expediente de actuación que pueda ser aprobado previsiblemente, el próximo miércoles en la Junta de Gobierno local.

"Desde esta mañana, ingenieros evalúan la zona para saber que actuaciones hay que acometer en la mayor brevedad posible", ha señalado la portavoz, que ha valorado que se trata de una zona de más fácil acceso que la de la Senda Ecológica, donde el Ayuntamiento esta trabajando en labores para prevenir desprendimientos de este tipo.

Los trabajos que se van a a desarrollar en la zona consistirán en la estabilización de la ladera con la instalación de mallas de contención para evitar desprendimientos, según ha declarado De la Cruz, quien ha recordado que "de manera preventiva" el Consistorio local ya ha planteado diferentes actuaciones para sujetar estos taludes y laderas que forman parte del entorno del río Tajo, como la licitación de dos proyectos en el paseo de la Rosa.

"Estos deslizamientos son muy difíciles de prever por las condiciones naturales y los factores externos existentes", ha justificado la portavoz municipal, que ha declarado que "una vez que se producen, se intenta actuar lo más rápido posible para restablecer la normalidad y poder abrir la carretera al tráfico y los viandantes".

En este sentido, De la Cruz ha confiado en que los trabajos en la zona no se alarguen más allá de unas semanas y ha explicado que los técnicos evalúan periódicamente las laderas para evitar que se puedan lamentar otras consecuencias, delimitando las zonas prioritarias en las que actuar.

El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino ha confirmado que, a causa del deslizamiento que provocó los desprendimientos de roca, se produjo el accidente de un vehículo a las 5:00 horas de la madrugada, que chocó contra una de las rocas con la consecuencia de la rotura de uno de sus neumáticos, "sin mayores daños que lamentar".

Durante la clausura de este tramo de la carretera del Valle los vehículos que se dirijan desde esta vía hacia el barrio de Santa Bárbara, el Castillo de San Servando o el Hospital Provincial, deberán tomar el puente nuevo de Alcántara hacia la avenida de Castilla-La Mancha, Puente de Azarquiel, Paseo de la Rosa y Cuesta de San Servando.

Por su parte, los peatones podrán realizar este tramo por el sendero paralelo que transcurre a orillas del río Tajo y atraviesa el Puente de Alcántara por uno de sus ojos laterales o aliviadero, es decir, por la senda ecológica.

Comentarios