Martes 23.10.2018

Arzobispo cuestiona luchar contra la violencia machista con la ideología de género

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, en una imagen de archivo en rueda de prensa
El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, en una imagen de archivo en rueda de prensa

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha cuestionado que se plantee combatir la violencia contra las mujeres prioritariamente con la ideología de género, porque entiende que es "una manera equivocada" de luchar contra este fenómeno que puede combatirse de otros modos.

En su escrito semanal, Rodríguez advierte "sobre la fuerza que tiene la ideología de género y su potencia para imponerse en la sociedad" y pone como ejemplos el Plan Estratégico de Igualdad entre hombres y mujeres 2018-2023 y el anteproyecto de la ley por una sociedad libre de violencia de género de Castilla-La Mancha.

"Bienvenida sea la igualdad", manifiesta el prelado, pero también comenta en relación al anteproyecto que "se quiere, sí, erradicar la violencia contra las mujeres, pero que no oculta que en ese anteproyecto aparece en su contenido una asignatura obligatoria, que sin duda posee una clara ideología de género como medio casi único de luchar contra esa nefasta violencia".

"Sin duda que estamos ante una manera equivocada de combatir la desigualdad, o, al menos, que no tiene en cuenta lo que es el ser humano, mujer y hombre", añade.

Según el arzobispo de Toledo y primado de España "existen otros modos de combatir esa lacra de violencia contra las mujeres" y aboga por que se huya "del pensamiento único y abrirse a soluciones más acordes con lo que es el ser humano".

También en relación con la ideología de género, el arzobispo hace hincapié en la importancia del apostolado de los fieles laicos, "que es cada día más evidente, pues sin ellos y su actividad la indiferencia religiosa y el olvido de una sana antropología hace y hará daño a la persona humana".

"La peculiaridad de la actividad evangelizadora del apostolado de los fieles laicos es cada vez más necesario, porque este apostolado tiene su origen en el Bautismo", subraya Braulio Rodríguez, que añade: "Cada fiel laico se convierte en discípulo misionero de Cristo, en sal de la tierra y en luz del mundo, por lo que la presencia pública de los fieles laicos es sumamente urgente".

Más información en vídeos 
Comentarios