Agricultura levanta la alerta por rabia canina en la provincia de Toledo

La Consejería de Agricultura levanta la prohibición de movimiento de animales fuera del área de restricción dispuesta en la provincia después de que se detectara un caso de un perro con rabia el pasado mes de junio

Un perro de raza pitbull ha atacado a dos menores, en diferentes zonas de la ciudad de Toledo. Los dos niños han sido trasladados de urgencia al Hospital
photo_camera Agricultura levanta la alerta por rabia canina en la provincia de Toledo

La Consejería de Agricultura de CLM levanta la prohibición de movimiento de animales fuera del área de restricción dispuesta en la provincia de Toledo después de que se detectara un caso de un perro con rabia el pasado mes de junio.

A partir de hoy, según dispone el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), los veterinarios habilitados que dispongan de acceso al Sistema Informático de Identificación de Animales de Compañía (SIIA-CLM) podrán autorizar el movimiento de animales fuera del área de restricción.

Los veterinarios habrán de comprobar la correcta identificación y vacunación del animal así como la ausencia de sintomatología compatible con la rabia en el momento de la exploración, y esa actuación deberá quedar reflejada bien firmando la sección IX del pasaporte sanitario o bien expidiendo el correspondiente certificado veterinario.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ordenó el pasado 10 de junio la vacunación obligatoria contra la rabia de todos los perros y gatos y prohibió su movimiento en Toledo capital y varios pueblos de alrededor, después de que un perro, que resultó estar rabioso, mordiera a varios niños en la ciudad de Toledo.

La resolución dictada por la Dirección General de Agricultura y Ganadería, que modifica la emitida entonces tras el caso de rabia importada, señala que ya han transcurrido diez semanas desde la aparición del único caso de rabia declarado, teniendo en cuenta que el período de incubación de la enfermedad más frecuentemente aceptado es de cuatro semanas.

Dado que en este tiempo no se ha confirmado ni notificado ningún otro caso probable, y una vez evaluada la evolución epidemiológica de la enfermedad, se considera que no existen causas objetivas que justifiquen mantener por más tiempo las medidas de refuerzo adicionales a las ya contempladas para el nivel de alerta 1 en el plan de contingencia, apunta hoy la Dirección General de Agricultura y Ganadería.

Comentarios