martes 17.09.2019

Unas 60 personas se vacunan en el Hospital Toledo por alergia a abejas o avispas

En la imagen, el doctor Carlos Senent, jefe del Servicio de Alergología del Complejo Hospitalario de Toledo
En la imagen, el doctor Carlos Senent, jefe del Servicio de Alergología del Complejo Hospitalario de Toledo

El servicio de Alergología del Complejo Hospitalario de Toledo está vacunando en la actualidad a unas 60 personas alérgicas a abejas o avispas, la gran mayoría de las cuales recibe tratamiento por alergia al veneno de avispas.

El jefe del servicio, el doctor Carlos Senent, ha explicado en un comunicado del Gobierno regional que hay personas alérgicas a abejas o avispas que lo desconocen y que podrían beneficiarse de la vacuna.

Los estudios epidemiológicos consideran que entre un 0,8 y un 3,3 por ciento de la población general sufre una reacción sistémica o generalizada tras la picadura de un himenóptero, lo que supone que en Toledo afectaría a entre 670 y 2.750 personas.

"Con la llegada de la primavera y la subida de las temperaturas empiezan a aparecer en nuestro entorno las abejas y las avispas. Habitualmente sus picaduras no ocasionan más que las leves molestias que todos conocemos, sin embargo en las personas alérgicas a su veneno pueden provocar reacciones de suma gravedad, como la anafilaxia, llegando incluso a ser una amenaza para la propia vida", señala el doctor Senent.

Una encuesta realizada entre 912 médicos de Atención Primaria sobre alergia al veneno de himenópteros y anafilaxia desvela que cada año atienden en sus consultas a 3,1 pacientes que han sufrido una reacción tras una picadura de avispas o abejas, pero el 56 por ciento de los profesionales desconoce que la vacuna con extractos de veneno de abeja o avispa tiene una eficacia de más del 90 %.

El año pasado facultativos del servicio de Alergología de Toledo impartieron un curso sobre esta patología entre los profesionales de Atención Primaria de Toledo para dar a conocer las reacciones que pueden ocasionar las picaduras y los distintos tratamientos.

Según el jefe de servicio de Alergología, la Guía Galaxia precisa que la primera elección de tratamiento para una anafilaxia debe ser la adrenalina intramuscular, por su rapidez de acción y su capacidad para prevenir el broncoespasmo y el colapso cardiovascular.

Sin embargo, esta adrenalina intramuscular es el tratamiento menos utilizado, por debajo de adrenalina subcutánea, corticoides y antihistamínicos, según la encuesta citada.

El shock anafiláctico es la reacción más extrema que se puede sufrir como consecuencia de una picadura y se clasifica en cuatro niveles en función de la gravedad, el mayor de los cuales puede afectar seriamente a los sistemas respiratorio y circulatorio e incluso ocasionar la muerte.

El servicio de Alergología explica que un reacción local, en la zona de la picadura, de más de 10 centímetros de diámetro puede ser un indicio de alergia por lo que se debe consultar a un especialista cuanto antes.

Y si la reacción persiste más de 24 horas, también se debe acudir al facultativo para que diagnostique una posible alergia y poder evitar una reacción más grave en el futuro.

La vacuna es el único tratamiento que cura la alergia al veneno de himenópteros, dura entre 3 y 5 años, y una vez completado el tratamiento más del 90 por ciento de los pacientes vacunados no vuelve a sufrir una reacción alérgica o, al menos, no es una reacción que ponga en peligro la vida.

Más información en vídeos 
Comentarios