jueves 28/10/21

Tamara se venga de 'MasterChef Celebrity 6': destroza al programa y habla de su ruina

Ser la primera expulsada de MasterChef Celebrity no debe de ser agradable. Si a eso le sumas un drama personal que convertía al programa en tu salvavidas, la tragedia es imparable. Sin embargo, mucho peor que ser la primera expulsada o perder esa oportunidad es morder la mano que te da de comer. A Tamara le ha dado igual
'MasterChef Celebrity 6' arranca sacando a la luz el duro drama personal de la cantante Tamara
Tamara se venga de 'MasterChef Celebrity 6': destroza al programa y habla de su ruina
Según recoge El Mundo, la sombra de que todo está más que pactado siempre ha sobrevolado sobre MasterChef. La mayoría de los participantes, especialmente de los celebrities, guardan un gran recuerdo de su paso por el talent culinario. sin embargo, alguna vez que otra sale a la palestra un aspirante o un celebrity cabreado con el programa que acaba cargando duramente contra MasterChef golpeando donde más puede doler: poniendo de nuevo el foco sobre esos rumores de tongo y pactos.

Esta vez ha sido Tamara y, aunque no ha sido la primera, sí que sorprende su pataleta contra MasterChef Celebrity, sobre todo después de haber revelado tras su expulsión la delicada situación económica que atraviesa su familia y lo que suponía para ella su participación en el talent.

Si el lunes por la noche Tamara se convertía en la primera expulsada de la sexta edición de MasterChef Celebrity y tocaba la patatita de jueces, compañeros y espectadores al derrumbarse y contar que debido a la pandemia la situación económica que atraviesa su familia está siendo muy dura y que tiene que dar de comer a sus cuatro hijos, 24 horas después el llanto se convirtió en venganza hacia el programa. En un directo en su cuenta de Instagram, la cantante soltaba sapos y culebras sobre el programa y lo dejaba a los pies de los caballos en un arrebato que cuesta entender.

Sí, Tamara fue la primera expulsada; sí, perdió la oportunidad de avanzar en el talent y ganar más visibilidad; sí, fue ella como pudieron ser Eduardo Navarrete y Vanesa Romero, los compañeros con los que se jugó la eliminación. Sin embargo, su expulsión fue una expulsión justa. Hizo un mal plato, algo peor que el de sus compañeros y, según las más que conocidas reglas de MasterChef y que tantas veces han repetido, un error te deja fuera. No es una cuestión de dinero. Los celebrities no tienen un premio económico para ellos sino una cantidad que tiene que ser donada a la ONG que ellos elijan. Sí, es verdad que firman un contrato y que no participan en el programa por la cara, que cobran su sueldo, un sueldo establecido desde el principio, según el caché de cada uno. el problema es que quien necesita que se le vuelva a ver, que se le vuelva a dar una oportunidad tiene en MasterChef Celebrity un filón de oro.

Ya pasó en la edición pasada de MasterChef Celebrity con Raquel Meroño. La actriz aceptó participar en el talent porque quería volver a trabajar, a que le dieran una nueva oportunidad, en definitiva a estar. También lo dijo Cayetana Guillén Cuervo en su visita en el estreno de MasterChef Celebrity, que el programa le había cambiado la vida, que no paraba de tener trabajo y que estaba inmersa en muchísimos proyectos. Para quien encima está sufriendo la falta de trabajo y una situación económica difícil, pues la oportunidad significa muchísimo más. Con ello, sí se puede entender el cabreo de Tamara y la frustración al haberse convertido en la primera expulsada. Esa visibilidad que buscaba la perdía y había que sacarla de donde se pudiera. ¡Y qué mejor manera que poniendo a caer de un burro al programa que te ha dado una nueva oportunidad!

"Pensad que esto se grabó en mayo, así que tranquilos que el disgusto ya pasó", comenzó intentando calmar a sus seguidores en su directo de Instagram. Y aunque al principio intentó mostrar su lado más amable con el programa, ante una inocente pregunta de uno de sus fans, la cantante no pudo contener la rabia: "A ver, yo adoro la cocina, es una de mis pasiones. Me gusta cocinar. Cocino desde los 8 o 9 años (...) La experiencia me encantó, fue increíble, pero te encuentras en momentos complicados, con los nervios a flor de piel y creo que mi expulsión fue un poco injusta, aunque adoro a mis compañeros. Fue un poco injusto porque había compañeros que sabían menos de cocina que yo". Primera a la frente, primer arrebato, primera protesta. No iba a ser la única.

"(...) Me he dado cuenta que no he fallado yo, que me tocó salir la primera y que fue un poco injusto (...) Yo no quería irme, pero me tuve que ir. El programa es maravilloso, la producción, el equipo de producción es fantástico..., pero vi que más que un concurso de cocina era un reality. Creo que el que más llamase la atención, pues se quedaba y yo me preparé más para cocinar que para hacer show, que igualmente con esa salida lo vi". Fue el golpe más duro, el golpe que devuelve las dudas sobre el formato del programa y que alienta las quejas de algunos espectadores que siempre han rodeado a MasterChef Celebrity, que cuenta más el espectáculo que la cocina.

En realidad, cuentan las dos cosas. MasterChef tanto en su versión anónima como en su versión Celebrity es un programa de entretenimiento basado en la cocina. Si sólo hubiera cocina y recetas su éxito no sería el que es. La clave está en la combinación de ambas cosas, que haya cocina y que haya diversión, entretenimiento y, sí, también show, especialmente en la versión Celebrity.

Lo que dice Tamara es una realidad, pero no es la realidad como ella quiere que se vea. Ha habido ediciones en las que celebrities que no daban ni la mitad de juego que daban otros han aguantado hasta casi el final. Igual que ha habido ediciones en que los que menos juego daban se iban de los primeros. Dudo mucho que la expulsión de Tamara se debiera a que no fue a dar show sino a cocinar y se vio eclipsada por el espectáculo de sus compañeros.

La expulsión de Tamara fue porque se equivocó con su cocinado ni más ni menos. Que a lo mejor si hubiera creado alguna trama o hubiera dado más show se hubiera quedado y se hubiera ido otro, lo dudo. Es cierto que Eduardo Navarrete dio más juego que ella en sus enfrentamientos con Jordi Cruz, pero, ¿qué espectáculo dio Vanesa Romero? Ninguno. El primer programa de Vanesa Romero fue casi tan plano como el de Tamara, así que la teoría de Tamara de que la echaron porque no entró al trapo, porque no dio el suficiente show se cae por su propio peso.

¿En qué lugar dejas a los compañeros con los que te enfrentaste a la eliminación y con los que aseguras tener una maravillosa relación y hasta un grupo de WhatsApp cuando afirmas que se tendría que haber ido antes uno de ellos que tú, porque ellos tienen menos idea de cocinar? Es que no es una cuestión de si sabes cocinar más o mejor, o de si llevas más años entre fogones. La cuestión es que en la prueba de eliminación Tamara tuvo más errores o errores más grandes que el resto de sus compañeros. Así lo describieron los jueces, así lo explicaron y así se vio.

Y aunque durante su directo intentó por todos los medios que las hostias que estaba soltando no parecieran tan duras, lo cierto es que fue dando una detrás de otra. "Se han perdido a una mujer que viaja mucho por el mundo. Conozco la gastronomía de muchos países", explicó con la clara intención de hacer ver a MasterChef Celebrity lo que se había perdido. Y ya de paso aprovechó para aclarar su drama económica. Mientras el lunes veíamos como aseguraba a Pepe Rodríguez que ella sabía lo que es "pasar fatiga" y revelaba que debido a la pandemia "mi marido tiene dos negocios, están cerrados, y llevo un año sin poder hacer conciertos y tenemos cuatro niños que mantener", en su directo en la red social la cosa ya cambiaba.

"No es que esté arruinada. A todos nos ha venido de sopetón una pandemia. No estoy arruinada, pero como soy sentimental digo las cosas de manera muy dramática", aclaró. Donde dije digo, digo Diego. Resulta que todo el drama económica que ella misma destapó el lunes se debió a que ella es muy sentimental y todo lo convierte en un drama. Así es muy difícil ni entenderlo ni ponerse en su situación tanto para una cosa para la otra. Si está pasando una situación difícil y en un momento de emoción lo ha reconocido, pues no hay necesidad de suavizarlo. Si realmente Tamara sintió que la echaron de MasterChef Celebrity porque no daba show, pues que lo diga sin medias tintas, sin dar una de cal y otra de arena, sin intentar que no parezca que está soltando un leñazo con una mano y con la otra una caricia. El caso es que hablen de uno, aunque se para mal.

Comentarios