lunes 22.07.2019

Preocupación por Isabel Pantoja en Supervivientes: la escena que la deja sola y desolada

No es ni medio normal el nivel de linchamiento de Lozano contra Pantoja. El tío busca cualquier escena para atacarla; parece que ha encontrado un filón e Isabel ha estallado

Preocupación por Isabel Pantoja en Supervivientes: la escena que la deja sola y desolada
Preocupación por Isabel Pantoja en Supervivientes: la escena que la deja sola y desolada

Un artículo de Jesús Carmona publicado en JALEOS

Todavía sigo con el corazón en un puño de la injusticia. Lo siento mucho, pero creo que en Supervivientes Tierra de Nadie se han traspasado todos los límites contra Isabel Pantoja (62 años). Una cosa es hacerle ver a la grancantante que allí en Honduras, rebozada en miseria, debe ser una más, y otra... ¡es despellejarla viva! Se la ha linchado en directo. Como decía, otra muy distinta es provocarla sistemáticamente por tonterías, obedeciendo a un guion muy bien aprendido. Eso es ruin y mezquino. Me estoy refiriendo a Carlos Lozano (56). Si bien hace unos días, el domingo, yo defendía su enganche con Pantoja -manipularon los vídeos-, ahora, viéndolos de forma íntegra y sin trampas, ¡la razón la tiene Pantoja!

No es ni medio normal el nivel de linchamiento de Lozano contra Isabel Pantoja. Yo, no sé vosotros, estoy preocupado por ella. ¡Ese nivel de ataque de ansiedad, de espasmo, de taquicardia no es sano! Ha habido un momento en que la reina de la tonadilla no podía lidiar con tanto daño. El tío busca cualquier escena para atacar a la cantante. Ahí, con saña, metiéndole no solo el dedo en la llaga, sino también -y lo peor- en el alma. Es verdad que ella no está haciendo todo lo que prometió horas antes de caer en Honduras, sí, pero también es cierto que Carlos cuenta con un grado de intoxicación, para con los demás, bastante elevado.

Es capaz de envenenar a toda una isla entera en contra de Isabel. ¡Y lo ha conseguido! De sacar las garras iniciales, la madre de Kiko Rivera (35) se ha hundido, se ha debilitado, encogido, hecha pequeña. Un ovillo insignificante que convulsionaba de la pena. La gran cantante ha temblado de pánico y ha acabado en los brazos de su verdugo: Carlos. Hagamos aquí, sin que se entere nadie, una apuesta entre ustedes y yo: ¿cuánto tardará Carlos en sacarle el tema de la cárcel? Tic, tac, tic tac...

Pantoja enfrentándose a Lozano en Honduras.

Hablemos de hechos. "Aquí está la cosa que arde", vaticinaba la cantante al inicio de la noche. Y no se equivocaba. Más que arde, quema. Todo ha comenzado cuando la playa Pirata -compuesta por Pantoja, Lozano, Mónica Hoyos, las Azúcar Moreno y Chelo García Cortés (67) -tenía el privilegio de robar en la Playa de los Señores todo cuanto quisieran al toque de un campanazo de alerta. En esas, cual buitres, se han lanzado y robado el fuego, las ascuas y una cazuela. Echando de lado los maliciosos comentarios que se han vivido en redes sobre la "afición" de Pantoja por robar -mala baba a espuertas, oye-, hay que decir que, extrañamente, el ambiente en Playa Pirata, pese a la alegría inicial, se ha enrarecido. 

Y es que, así como el que no quiere la cosa, se ha terminado recordando el momento del enfado entre Carlos e Isabel Pantoja, en el que, cómo no, previamente se apeaba Chelo. Carlos le espetaba a Chelo algo como "tú dijiste de mí que yo era un peleón, dímelo a la cara ahora", y a todos ha salpicado la bomba fétida; desde Pantoja a las Azúcar Moreno. En primer lugar a Isabel, la cual, después de encararse con el presentador -"Solo buscas show"; "No eres el mismo de antes"; "¿Qué te ha pasado?"-, no se arredra tampoco contra el dúo musical, ya que ambas hermanas parecen hartas de "tanto protagonismo" de la tonadillera: "Ella es la que quiere hacer show"; "Ha dejado de hablarnos por Carlos"; "Parece que todo el mundo tiene que ir detrás de ella"; "Se piensa que es la reina de Saba". 

Qué penurias, Dios mío. Ven y arrástrame. Y es que, Pantoja se ha sentido tremendamente dolida por las Azúcar, quienes, en su peor momento, se han puesto del lado de Lozano. En pleno rifirrafe entre las cantantes, Toñi -la mitad Moreno-, apostilla, en apariencia inocentemente: "Carlos no puede enfadarse con nosotras porque nosotras no le hemos hecho nada". Rápidamente, a golpe de melena, Pantoja se enfurece: "¿Y yo sí? No lo puedo consentir. Si yo os tuviera que defender, lo haría con un par de pantalones".

Ahí, se conoce que Isabel es rencorosilla, se acaban los buenos rollos. El punto álgido ha sido cuando Chelo se ha puesto, a hurtadillas, del lado de las Azúcar, cotorreándolas: "Yo no le he preguntado qué le pasa por no enfadarme. Estoy en plan zen, no quiero mal rollo". ¡Toma traición que te crié! La verdad es que la Pantoja no gana para disgustos. Aquelarre contra su persona: todos, TODOS, los de su equipo la detestan, y ella, enganchada a un árbol cual Baronesa Thyssen (76), al son de No a la tala, se lamenta: "Falsos, malas personas, dejadme en paz". Menos mal que todo pasa, hasta lo bueno, y cuando vienen mansas las aguas somos capaces a marcarnos un bailecito. Ah, que se me olvidaba: ISABEL HA PESCADO. Y un pedazo de pez, a la vez que mostraba sus logros. Daos cuenta, queridos, que NUNCA PODRÉIS CON ELLA. Isabel está hecha de otra pasta. De hormigón. 

El batiburrillo de noticias

Colate durante su bronca con Loli.

Ay, no me puedo despedir sin hablar de otras cuestiones, así, sueltas y al tuntún. Me gusta esta fórmula, informal y mal hablada. Tengo que decir que durante la prueba que se ha desarrollado este martes ¡se ha hablado de favoritismo hacia la Pantoja! ¡De nuevo! Bueno, vale, hacia ella y su equipo. ¿Que por qué? Porque de los tres grupos -recuerden, divididos en tres playas- ha sido la Pirata la que menos valoración ha cosechado y... ¡ha conseguido comer, como recompensa, solo durante 20 minutos unos estupendos espaguetis! Vaaale, que sí, que los Abandonados -también perdedores- lo han hecho, pero ya saben ustedes lo mal pensados que son en Twitter. 

Para terminar, hay una pareja, entre los Señores, que me tiene obnubilado. La componen Colate Vallejo Nágera (47) y Loli Álvarez, esa señora que, aún siendo millonaria, se va a Honduras a pasar penurias. Loca de atar, no me fastidien. Resulta que se han enfadado porque Colate se ha enterado de que ella considera que él es un fantoche, que dice que hace mucho y luego no hace nada. ¿Se creen que pese a los tratos que se han tirado a la cabeza yo veo tensión sexual? PD: Ya dije que este ladillo era muy malicioso. No me hagan caso. Por cierto, ¿alguien me explica qué hacían Bárbara Rey (69) y Toñi Moreno (45) como comentaristas en el plató? ¿Integración transversal? 

Nominados: Colate, Jonathan y Loli Álvarez 

Salvada: Violeta 

Fuente: JALEOS

Más información en vídeos 
Comentarios