jueves 28/10/21

Toreros, prostitución y fiestas y la sombra de María Patiño: la miseria moral vuelve a 'Sálvame'

El programa de Telecinco toma la senda de Socialité con cebos que no se cree nadie: esta vez, toreros en locales de 'lucecitas'
Toreros, prostitución y fiestas y la sombra de María Patiño (en la imagen de archivo junto a Jorge Javier Vázquez): la miseria moral vuelve a 'Sálvame'
Toreros, prostitución y fiestas y la sombra de María Patiño (en la imagen de archivo junto a Jorge Javier Vázquez): la miseria moral vuelve a 'Sálvame'
Según recoge DonDiario, en realidad nunca se ha ido, pero la miseria moral ha vuelto a Sálvame con fuerza este lunes con motivo del cebo que el programa puso a la audiencia, mucho más propio del programa de María Patiño, Socialité, que del propio programa de las tardes de Telecinco.

Durante toda la tarde, Sálvame se dedicó a cebar una noticia relacionada con un torero que supuestamente habría puesto los cuernos a su pareja contratando a prostitutas para él y su cuadrilla en diversas ocasiones. Gran parte de la audiencia se quedó pegada al televisor para conocer la identidad de dicho torero, pero finalmente no se dio ese dato, despertando las suspicacias una vez más sobre si la información existe realmente o se lo han inventado para atraer público.

María Patiño y Socialité han sido los especialistas en este método durante mucho tiempo, sufriendo la periodista grandes críticas por este tipo de cebos que al final nunca llevan a ninguna parte. Con Sálvame, más de lo mismo: la audiencia terminó indignada y dejando claro en las redes sociales el hartazgo que hay con estas tomaduras de pelo, cada vez más frecuentes.

En términos de prensa digital estaríamos hablando de un clickbait en toda regla, pero parece ser que Sálvame tiene licencia para hacer lo que le venga en gana: vivan los bulos.

La audiencia pone el grito en el cielo

"Es el momento de renovar, sois tan predecibles"; "Como siempre nunca dicen nada. Si tenían poca credibilidad..."; "Lo que hay que hacer, es que cuando empiecen con ese tipo de tomadura de pelo, cambiar la cadena. Cuando vean que no pasamos ya por el aro, y que la audiencia se va, veréis que poco tardan en dejar las gilipolleces"; o "mentirosos vendehumos", han sido algunos de los comentarios más suaves que ha suscitado el comportamiento de Sálvame.

Aun así, también ha habido quien se ha creído la información pero ha criticado a Sálvame por no tener valor para dar la identidad del torero en cuestión: "Lo bueno de todo esto es que sabéis quién és, pero no tenéis coño para nombrarlo", acusan en las redes.

Sálvame está cayendo en el pozo de las audiencias desde hace semanas, y desde el programa están dispuestos a hacer cualquier cosa para que vuelva a levantar el vuelo.

De momento, el efecto Patiño no parece haberles funcionado demasiado bien a nivel de imagen: seguro que la próxima vez se lo piensan dos veces antes de cebar una información que no van a hacer pública.

Comentarios