domingo 22.09.2019

El equipo de Supervivientes al límite: nadie soporta a la cantante Isabel Pantoja en Honduras

La concursante más mediática del realitye de supervivencia es también la más conflictiva para el equipo del programa que no deja de ponerla trabas

El equipo de Supervivientes al límite: nadie soporta a la cantante Isabel Pantoja en Honduras
El equipo de Supervivientes al límite: nadie soporta a la cantante Isabel Pantoja en Honduras

Según recoge Informalia, la concursante más mediática de la historia de Supervivientes también es la más conflictiva. Isabel Pantoja está haciendo la vida insoportable al equipo de cámaras y redactores del programa y ya son muchos los que se han quejado de sus altas exigencias.

Una de ellas tiene que ver con la obsesión de la tonadillera por su imagen, una actitud que ha llegado a generar momentos de tensión con algunos de los técnicos que graban sus movimientos en Honduras. Aunque ellos tienen completamente prohibido hablar con los concursantes, los supervivientes sí pueden decirles lo que consideren oportuno.

Así las cosas, Pantoja ya les ha hecho saber que no le gusta que la graben demasiado cerca ni tampoco que tomen imágenes de ella a pleno sol, puesto que cree que no sale especialmente favorecida. Según cuenta Lecturas, los primeros días fueron los más complicados. La cantante no se acostumbraba a vivir rodeada de cámaras y en bañador, por lo que pagó su angustia con el equipo del programa. Fue entonces cuando comenzó a brotar a semilla de la antipatía hacia ella.

La artista, además, ha mirado la moral de los cámaras y redactores con sus continuas amenazas de abandonar el concurso. Consciente de la influencia de su persona en los datos de audiencia del reality, viven con la presión de trabajar con el personaje más relevante de la historia de Supervivientes.

Los jueves, antes de la gala, la organización se reúne con los concursantes para evaluar su estado anímico, insuflarles moral y corregirles ciertas actitudes. En estas reuniones a Pantoja le han hecho saber que no toleran las faltas de respeto a los trabajadores ni sus malos modos. La dirección protege como hijos a sus trabajadores, según aseguran fuentes de la productora.

Una persona que ha trabajado para ella resume la actitud de la tonadillera: "Está acostumbrada a mandar y tratará al equipo como si fueran sus trabajadores. Levantará el dedito y exigirá como si estuviera en Cantora", asegura.

Más información en vídeos 
Comentarios