lunes 19/4/21

Miriam Díaz-Aroca explica cómo era trabajar con María Teresa Campos: "No se callaba nada"

Miriam Díaz- Aroca ha recordado su etapa como 'chica Hermida' en la que compartió redacción con María Teresa Campos
Miriam Díaz-Aroca explica cómo era trabajar con María Teresa Campos: "No se callaba nada"
Miriam Díaz-Aroca explica cómo era trabajar con María Teresa Campos: "No se callaba nada"

Según recoge Lecturas, Miriam Díaz-Aroca ha reaparecido en un plató de televisión, el del 'Deluxe', para hacer un repaso de su carrera profesional en la víspera del Día de la Mujer. Simpática y espontánea, la actriz ha hablado de su profesión desde el corazón, de sus momentos altos y bajos y también de su etapa como 'chica Hermida', en la que coincidió con María Teresa Campos.

Miriam Díaz-Aroca ha contado que trabajar con el presentador "era un reto" y que había quien lo llevaba mejor y lo llevaba peor. En el caso de María Teresa Campos, ha recordado, "no se callaba nada". "María Teresa Campos era la única que se enfrentaba a Jesús Hermida, nadie le plantaba cara", ha contado la actriz a Jorge Javier Vázquez en 'Domingo Deluxe'.

La actriz, que ahora se dedica al 'mentoring' en las redes sociales, ha explicado que los enfrentamientos entre el recordado periodista y la madre de Terelu Campos eran habituales y también bastante fuertes (de hecho, ha asegurado que a estas alturas creía que el famoso choque de ambos el 28 de diciembre de 1986 en TVE fue real). "¿Estaba pactado? Pues estoy en shock. Veíamos muchos encuentros de estos y desencuentros. Jesús cambiaba lo que había programado, todo el trabajo de producción y se enfadaban mucho", ha explicado.

Jorge Javier Vázquez ha comentado en voz alta que al equipo de Hermida se le veía sufrir y Miriam Díaz-Aroca ha dado su más sincera opinión. "Jesús marcaba muy de cerca y eso te curtía, había momentos muy duros en el que te exigía mucho y al salir de trabajar unos lloraban más, otros menos y otros no lloraban, como yo", ha empezado explicado. Y ha ido a más.

"La exigencia era tremenda y Jesús, en ese momento, no estaba en su mejor momento personal. Era durísimo pero todos salimos reforzados. Yo fue muy feliz, crecí, me di a conocer e hice cosas extraordinarias, pero hubo momento de exigencia y de dureza claro que sí. Tampoco hay que pasar la mano por el lomo porque alguien se haya muerto", ha dicho la actriz con la mano en el corazón sobre una de las etapas más felices de su vida en el trabajo.

Comentarios