viernes 26/2/21

¡Van a por ella! 'Sálvame' destroza a Isabel Gemio y se ríe de sus lágrimas: "Es mala persona"

El programa de Telecinco aireó diferentes testimonios de antiguos compañeros suyos, que retrataron su peor cara: "Lloraba todos los días tras trabajar con ella"
¡Van a por ella! 'Sálvame' destroza a Isabel Gemio y se ríe de sus lágrimas: "Es mala persona"
¡Van a por ella! 'Sálvame' destroza a Isabel Gemio y se ríe de sus lágrimas: "Es mala persona"

Según recoge El Confidencial, la polémica entrevista de Isabel Gemio a María Teresa Campos el pasado 30 de diciembre todavía trae cola en Telecinco. Durante la pasada semana 'Sálvame' analizó al detalle el cruce de zascas, preguntas incómodas y respuestas cortantes entre ambas comunicadores, con la propia matriarca Campos dándole la puntilla el viernes a su compañera al llamarla "gilipollas" o al decir que "más mezquindad no existe" tras considerar su entrevista como una encerrona para generar controversia y, con ella, notoriedad para su canal en Youtube.

Estas contundentes palabras, unidas a las críticas de Terelu Campos y Alejandra Rubio en 'Viva la vida', han llevado a Gemio a dar la cara a través de sus redes sociales, donde ha publicado un extenso vídeo en el que pide que se levante el pie del acelerador, concluyendo el mismo con lágrimas en los ojos ante el alud de comentarios negativos recibidos: "Solamente pido que me dejen vivir".

Sin embargo, de poco o nada le ha servido esta súplica, ya que 'Sálvame' se ha mantenido firme en su postura crítica contra Isabel, dando voz este lunes, 11 de enero, a múltiples testimonios de antiguos compañeros de la presentadora que la han retratado como una auténtica tirana.

'Sálvame'. (Telecinco)

"La conocía en 'Lo que necesitas es amor', y ahí fui su peluquero. Hasta en ese momento me hacía desprecios trayéndose a su propio maquillador. Es mala persona. Me iba todos los días llorando de 'Sorpresa, sorpresa", comenzó afirmando uno de ellos, ya que, según afirmaba, cuando se apagaban los focos trataba a todo el mundo muy mal.

Sunflower entró por videollamada para ampliar su retrato de Isabel: "En esta época, lo que me hacía habría sido 'bullying' porque me hablaba mal, me miraba mal, todo el tiempo con gestos de desprecio. La estilista y su sastre lloraban por los pasillos, era insufrible trabajar con ella. Ha sido el peor personaje con el que he trabajado en mis 25 años de carrera. Su estilista es la única que persona que le paró los pies, porque era insufrible, no podía aguantar más su actitud. Ella hacía un 55% de audiencia entonces nadie podía toserle, pero todos estaban cagados a su alrededor en ese programa".

Tras él, otra excompañera de radio de Gemio se pronunciaba en el mismo sentido: "Entraba con una mirada desafiante a todas partes, con actitud prepotente, como si le tuviésemos que servirle porque era la mejor. Como persona no me gusta, porque todo lo que podía chafar, chafaba a la persona".

Los colaboradores no se quedaban atrás, con Kiko Matamoros ridiculizando a Isabel y mofándose de todas y cada una de sus palabras en el vídeo, Antonio Montero cargando duramente contra ella por su soberbia o Rafa Mora haciendo hincapié en las mínimas visualizaciones de sus vídeos.

Una antigua maquilladora de Isabel Gemio, en 'Sálvame'. (Telecinco)

¿Donaba el dinero de sus entrevistas?

La puntilla se la daba Lydia Lozano, quien afirmaba haber sufrido en sus propias carnes la ira de Isabel Gemio cuando trabajaron juntas. La colaboradora no pudo contar ninguna de sus anécdotas al ser interrumpida por sus compañeros, pero sí dejó clara una cosa: Isabel, supuestamente, no donaba íntegramente el dinero de sus entrevistas como siempre ha asegurado.

Gema López recordaba como Nilo Manrique, expareja de Isabel, desveló en su momento que era él quien tenía que facturar algunas de sus entrevistas para que el nombre de ella no constase, siendo Lydia la que iba un paso más allá: "Ella ponía en las entrevistas que el dinero cobrado iba para una causa social y sabíamos perfectamente que parte de ese dinero lo cobraba ella".

Foto: Isabel Gemio. (Instagram)

Las palabras de Gemio tras la entrevista

Isabel Gemio ha vuelto al centro de la polémica tras la tensa entrevista que le ha hecho a María Teresa Campos en su canal de Youtube. Tras ser denominada como una "cerda" por parte de la extrabajadora de Telecinco al desvelar públicamente su edad, la charla entre ambas no fue como se esperaba.

Ahora, a través de su cuenta de Instagram, Gemio ha querido explicarse y dar la cara: "Esta vez he decidido que, ya que me ha ido tan mal callando siempre, no entrando al trapo, voy a dar mi versión de cómo ocurrieron las cosas. No estoy en el nivel de que no me importe lo que digan de mí, estoy bastante cerca, pero no me es indiferente el daño que me hacen por la gente que me quiere, que me importa, que sufre... lo llevo bastante mal. De las acusaciones todavía no me voy a defender porque no estoy preparada, todavía no me siento fuerte, no estoy curada, quizá algún día me atreva...".

"Invité a Teresa Campos a mi canal porque ella me había invitado al suyo y me pareció oportuno invitarla. Lo hice desde el cariño y el respeto que la tengo. Cuando le digo lo de la edad... para mí es un mérito. Que una persona de su edad siga trabajando, es un mérito. No me parece bien que le digan que a ver si se retira porque cada uno tiene que hacer lo que quiere, pero no imaginaba que no le iba a gustar, no quería molestarla, yo firmaría por estar como está ella a su edad. Cuando me llamó cerda, no le di importancia porque es una expresión que se puede decir entre compañeras", son sus primeras palabras al respecto.

Isabel ha seguido entonces justificándose y culpando a Teresa del resultado: "Ya en la entrevista, desde el primer momento, no le gustaba nada, no entraba a nada de lo que yo le proponía... no estuvo positiva, podía haber estado con mejor talante. Yo me di cuenta pronto y me sentí descolocada, me sorprendió y por ello me sentí incómoda. Yo le hice las preguntas que creía que tenía que hacerle. Como yo he vivido la polémica y el vapuleo, yo quería saber cómo lo lleva ella, era muy fácil... Al terminar la entrevista le pedí disculpas por si se sintió incómoda, pero era mi entrevista. No hice la entrevista para ir a degüello, para dejarla mal, no lo he hecho en mi vida, ahí está mi trayectoria. Yo no necesito polémica de ningún tipo, no la quiero, me hace sufrir".

La comunicadora desvela a continuación nuevos datos: "He pensado en retirar la entrevista y renunciar a esas visualizaciones, pero no lo he hecho, me han convencido los que me quieren porque sería como reconocer que me he equivocado y no lo he hecho. He podido estar desacertada en la forma de insistir, pero no lo he hecho por promocionar mi canal. Han quitado alguna parte, yo hubiera quitado un poco más, pero como me dicen que no delego he dejado que mi equipo haga su trabajo".

"Yo hubiera quitado lo de la hora porque creo que no le podemos exigir a ningún compañero que termine ya con la entrevista, no se puede imponer la duración de una entrevista a nadie. Yo no lo he hecho nunca, a mí no me ha pasado nunca con ningún invitado y llevo ya unos añitos en esta profesión. No lo esperaba de ella y por eso no estuve lo bien que podía haber estado y lo siento de verdad porque yo me exijo muchísimo", añade.

En los últimos segundos del vídeo, Isabel no puede evitar romperse y los ojos comienzan a humedecerse: "Por favor, no hagan más daño, es lo único que pido. Yo estoy ahí ya, en un canalillo. Solamente pido que me dejen vivir en paz".

Comentarios