sábado 15/8/20

Lo que esconde Belén Esteban y tapa 'Sálvame': No trabaja con Jorge y otra venganza de Toño

La colaboradora de 'Sálvame' no ha vuelto a coincidir con el presentador desde 'La última cena', y su exrepresentante se la ha vuelto a jugar
Lo que esconde Belén Esteban y tapa 'Sálvame': No trabaja con Jorge y otra venganza de Toño
Lo que esconde Belén Esteban y tapa 'Sálvame': No trabaja con Jorge y otra venganza de Toño

Según informa Sergio Espí en PeriodistaDigital, nos hicieron creer que habían  hecho las paces peor es mentira. Desde su gran bronca en el ‘Deluxe’, Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban no se dirigen la palabra. Es más , la mal llamada ‘princesa del pueblo’ evita por todos los medios sentarse junto al presentador.

Si bien el deseado regreso de Belén Esteban a la pequeña pantalla tras más de tres meses confinada en su domicilio prometía, pocos hubieran presagiado que lo haría por lo que lo hizo.

La de San Blas aprovechó su momento al más puro estilo Rosa Benito en ‘Supervivientes 2011’ para hacer una valoración personal sobre cómo se ha vivido y gestionado la emergencia sanitaria del coronavirus en España.

Aquel parecer le costó finalmente el que prometía convertirse en el rifirrafe del verano y se saldó con la salida de un irritado Jorge Javier Vázquez de plató. Pero, tras una semana de crisis, enfrentamientos, una ‘cumbre de la paz’ que arrasó en audiencia, muchas dudas y reuniones de urgencia, todo pareció volver a su cauce.

Como todo en ‘Sálvame’ está planeado, la polémica duró exactamente 6 días. El viernes por la noche, en ‘La última cena’ ambos se reconciliaron y tan felices. O no.

En una entrevista para la emisora catalana RAC1, Jorge Javier aseguró que no había hablado con Belén Esteban desde ‘La última cena’ ‘pero que estaba preocupado.

Y aunque en ‘Sálvame’ parece que se han olvidado del conflicto entres sus dos mayores estrellas, la realidad, lo que sucede fuera de cámara, es bien distinta.

Tal y como recoge Ecoteuve desde aquella vez en ‘La última cena’, Belén y Jorge no han vuelto a coincidir en un plató. Al día siguiente, ella no acudió al ‘Deluxe’ ni tampoco al del sábado siguiente.

Del mismo modo, Belén no se sentó en la mesa de comensales de La última cena del pasado viernes, cuando cocinaron Terelu Campos y Víctor Sandoval. 

Por si todo esto pudiera parecer poco, resulta más sorprendente que tampoco hayan coincidido en el plató de Sálvame, por las tardes. Los días que presenta Jorge Javier, Belén Esteban no está. En cambio, la colaboradora sí acude cuando el programa está a cargo de Paz Padilla, Carlota Corredera o Kiko Hernández.

Fuentes cercanas a Telecinco confirman a PeriodistaDigital que, efectivamente, Belén Esteban evita sentarse con Jorge Javier Vázquez y que, de momento, todavía no le ha perdonado.

OTRA VENGANZA DE TOÑO

Por otra parte, y según recoge El Confidencial, Belén Esteban accedió, por primera vez, el pasado 5 de marzo a la casa de Toño Sanchís. Aunque parezca mentira, Belén nunca llegó a pisar esa casa, ni siquiera cuando era amiga de Toño. "Me había invitado pero por una cosa, o por otra, no había podido venir", detalló a la revista 'Semana. La colaboradora de 'Sálvame' adquirió hace algo más de un año por subasta pública la que fuera la vivienda habitual de su exrepresentante. 

Sin embargo, Toño Sanchís no abandonó sin más su vivienda familiar. Antes de marcharse arrasó con todo, dejando tras de sí una casa desvalijada y en un estado lamentable. El exprepresentante se llevó los enchufes, los grifos e incluso el auricular del telefonillo, entre otras cosas. Pero además de cuantiosos desperfectos, las habitaciones estaban completamente sucias, "en un estado lamentable", lo que significa que Sanchís planificó muy bien su marcha de esa casa.

Ahora, tras el desconfinamiento, Belén Esteban ha tenido ocasión de visitar nuevamente la propiedad y, al parecer, se ha llevado otra desagradable sorpresa. Según desveló este jueves en 'Sálvame', no todos los desperfectos de la casa están a simple vista. "Ha cortado todos los cables de la casa", lo que ha obligado a la colaboradora a solucionar toda la instalación eléctrica. De ahí, que desde ahora haya decidido llamarle "cortacables".

"El cortabables es el señor que se lleva lo que no es suyo, Toño. Cuando tuvo que dejar la casa, cortó por debajo todos los cables". No obstante, la Esteban ha querido lanzar desde el programa un aviso a su exrepresentante: "Ya está todo arreglado, me lo ha arreglado José, el marido de la Tina, que son amigos. ¡Y me lo ha dejado a muy buen precio!".

Fue a finales de 2018, cuando Belén adquirió el chalé de Toño Sanchís ubicado en Villanueva del Pardillo (Madrid). Lo hizo tras pujar en una subasta a través del Portal de Subastas de la Agencia Estatal del Boletín del Estado. La colaboradora pagó un total de 375.000 euros y además se vio obligada a hacerse cargo de las deudas de Sanchís, pagando la hipoteca y la comunidad de propietarios, para poder poner la propiedad a su nombre. 

Además, según publicó hace unos meses 'Lecturas', Belén Esteban habría puesto en marcha un proceso penal contra Toño Sanchís y su pareja, Lorena Romero, por administración desleal y falsedad documental.

Más información en vídeos 
Comentarios