martes 20/10/20

Continúa el culebrón de Adara: besa apasionadamente a Hugo y humilla y destroza a Gianmarco

Recibió la visita de los dos hombres que han marcado su paso por el concurso: el padre de su hijo y el italiano del que se habría enamorado
Continúa el culebrón de Adara: besa apasionadamente a Hugo y humilla y destroza a Gianmarco
Continúa el culebrón de Adara: besa apasionadamente a Hugo y humilla y destroza a Gianmarco

Según informa Luis J. del Pozo en CHIC, comienza la recta final de la séptima edición de Gran Hermano VIP y las concursantes que quedan dentro de la casa de Guadalix de la Sierra comienzan a conocer lo que ha ocurrido en el exterior durante estos meses de concurso. Si el martes le tocó el turno a Estela Grande, que se encontró con Kiko Jiménez, Sofía Suescun y su marido Diego Matamoros, este jueves la protagonista fue Adara Molinero. La relación de la concursante con Gianmarco Onestini ha sido una de las grades historias de la edición. Desde el plató, Hugo Sierra, pareja y padre del hijo de Adara fue testigo del nacimiento de la historia de amor de su hasta entonces novia con el italiano. Tal fue el shock para el uruguayo, que decidió dejar de defenderla en las galas y dejar paso a su suegra.

Este jueves, los dos hombres entre los que se debate el corazón de Adara subieron a la casa de Gran Hermano para reencontrarse con ella para intentar solucionar el entuerto. "Madre mía, estoy flipando", dijo al saber que Gianmarco la esperaba en una sala continua. Más serie se mostró al conocer que Hugo Sierra también se encontraba dentro de la casa. "Joder, esto es muy fuerte para mí. Tengo ganas de hablar con él. ¡La he liado! ¡La he liado mucho!", exclamó mientras lloraba y temblaba. Ella tenía que elegir el orden el que se producirían los encuentros:"Quiero hablar con Hugo".

Al verse, Adara y Hugo se fundieron en un emotivo abrazo antes de comenzar a reprocharse lo ocurrido: "Venía a verte, a darte un abrazo y a decirte algunas cosas. No vengo a reprocharte nada, ni echarte en cara nada. Hay muchas cosas que me han dolido obviamente pero las hablaremos fuera. Creo que merecemos una conversación fuera tranquilos. ES una pena venir en esta situación porque yo soñaba otra cosa, yo hice siempre fuerza con lo que me dijiste antes de entrar: 'No hagas caso de lo que te digan' y yo te he defendido siempre. Después no fui más al plató. Hasta que han pasado esta cosas te valoré un montón. Pero quédate tranquila, sigue tu concurso, tú has sido la gran protagonista. Estoy dolido y decepcionado, no te voy a mentir, pero no puedo decir que te he dejado de amar", dijo Hugo visiblemente emocionado.

"Estoy súper nerviosa. Esto ha sido sin querer. Lo siendo de verdad. ¿Tú realmente quiere tener aquí esa conversación? ¿Tú te has dado cuenta de cosas de cuando estábamos juntos? Había cosas que no funcionaban. Siento que hay cosas muy básicas que se necesitan y que una persona no se puede forzar a sentir", contestó Adara que se mostró algo más fría. "Creía que lo nuestro era indestructible. Pero ahora me he dado cuenta de que había cosas mal. Pero has contado cosas muy íntimas nuestras, se ha escuchado todo, todo lo que has hablado con Joao y creo que no me merecía estas cosas. Pero no te machaques, lo tomo como una prueba. No sé lo que pasará con nosotros pero yo sé que te amo. Discrepo en cosas de las que has dicho, pero en la balanza sabes que hemos tenido cosas súper bonitas y muy salados, fui muy feliz contigo", expresó Hugo antes de despedirse de la concursante con un abrazo y un apasionado beso que dejó helado a Gianmarco, que fue testigo de todo desde otra sala.

Minutos después, Adara aceptó ver también al italiano, que intentó explicar sus sentimientos: "Cuando nos hemos rozado la mano he sentido algo muy fuerte y por las noches no puedo dormir porque pienso en todo el tiempo que hemos estado junto pensando en el tiempo que hemos compartido. No es fácil tampoco para mi estar aquí, te espero fuera y te sigo apoyando. Todo este tiempo siempre te he esperado. He extrañado nuestras risas y las bromas que nos hacían enfadar, todos esos momentos. ¿Tú que sientes? ¿Quieres que te espere fuera? Si para ti es no, prefiero que me lo digas". Ella por su parte no se atrevió a dar el paso y humilló al italiano que le insistía en preguntarle si tenía que esperarle fuera: "No lo sé Gianmarco. Estoy súper liada. Necesito tiempo. Necesito pensar. Es una situación muy fuerte para mí. Me gustaría hablar fuera de aquí, no puedo pedirte que me esperes. Haz lo que tú sientas, no puedo decirte eso, quiero hablar fuera. Tengo un lío en la cabeza, necesito tiempo. Perdóname", contestó antes de despedirse con un abrazo.

Más información en vídeos 
Comentarios