Hallan el cadáver de un hombre en descomposición colgado en un campo de olivos

Cooperativas Agroalimentarias de CLM solicitan ayuda asociada al olivar de baja producción en la PAC
photo_camera Hallan el cadáver de un hombre en descomposición colgado en un campo de olivos

Según recoge El Caso, macabro hallazgo en un campo de olivos, entre la N-II y la AP-7, junto en la cárcel de Puig de les Basses, en Figueres. Un hombre vio de lejos lo que parecía el cuerpo de una persona colgada de un olivo, en una finca de su propiedad. El hombre no se acercó, y decidió ir a la comisaría de los Mossos de Figueres para avisar a la Policía. El hombre, propietario de la finca, explicó que el cuerpo, que parecía muerte, estaba en estado de descomposición y estaba en una finca de muy difícil acceso, donde se llega encima de una montaña, entre las dos carreteras, y después de caminar casi un kilómetro a pie.

Los Mossos d'Esquadra, acompañados del propietario del campo de olivos, se acercaron hasta la zona y confirmaron que había una persona colgada de uno de los olivos. Confirmaron también que estaba muerta y que presentaba un avanzado estado de descomposición. Los agentes de la Unidad de Investigación de la comisaría de Figueres hicieron una primera inspección de la zona de los hechos y todo parece indicar, a estas alturas, que el hombre se había colgado él mismo. El misterio, sin embargo, es que nadie sabe quién es este hombre que apareció colgado entre estas dos importantes carreteras, junto a la prisión de Puig de les Basses.

El hombre, sin documentación y colgado de un olivo

Según han explicado a ElCaso.com fuentes de la policía catalana, el cadáver encontrado colgado de un olivo en Figueres no llevaba documentación, y también el avanzado estado de descomposición pueden complicar la identificación. El cadáver fue reseñado fotográficamente y después de ser descolgado por parte de los mismos operarios de la funeraria, ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal y Forense de Girona, donde se le tiene que practicar la autopsia y también la necrorreseña, por si puede aportar algún tipo de información que pueda ser útil con el fin de ser identificado. Según las primeras informaciones, se podría tratar de un hombre, extranjero, originario de África y que iba vestido con ropa, que podría hacer pensar que hacía tiempo que vivía en la calle.

Los Mossos d'Esquadra tienen capacidad de identificar a personas muertas por varias vías, siempre que haya sido referenciada por huellas, si ha sido detenido, o si existe ADN para comparar. La unidad de la policía forense, instalada en Egara, en los laboratorios centrales de la policía catalana, pueden conseguir, aunque el cadáver presente un avanzado estado de descomposición, reconstruir las huellas dactilares de una persona finada para compararles con las bases de datos de personas arrestadas, y poder identificarlo.

Otro 'No Name'

Hoy por hoy, y según fuentes de la policía catalana, el hombre encontrado muerto este domingo por la mañana en Figueres, todavía no se ha podido identificar. Si no se consigue hacerlo, quedará como un cadáver 'No Name', "sin nombre" sin identificar, de las decenas que hay en Catalunya. Justo este domingo hacía 32 años que había aparecido, en Portbou, colgada de un pino, Evi Anna Rauter, la chica de 19 años que durante 30 años no ha tenido nombre. Una investigación de la periodista Tura Soler y el equipo de Crims de TV3 ha permitido localizar a su familia y ponerle nombre. Incluso, ante las dudas y la mala investigación que hizo la Guardia Civil, la justicia italiana ha decidido reabrir el caso, por si no había sido un suicidio.

Comentarios