jueves 18.07.2019

Menores violentos siembran el pánico en barrios de Madrid: un joven a punto de perder un ojo

El grupo de menores propinó la brutal paliza al adolescente de 15 años porque decían había mirado demasiado a las dos chicas que iban con ellos

Menores violentos siembran el pánico en barrios de Madrid: un joven a punto de perder un ojo
Menores violentos siembran el pánico en barrios de Madrid: un joven a punto de perder un ojo

Según recoge Informativos Telecinco, en los últimos últimas días dos casos de agresiones protagonizados por menores violentos han sembrado el pánico en barrios de Madrid. El jueves de la pasada semana, un adolescente de 15 años sufría una brutal paliza en Villa de Vallecas que a punto ha estado de costarle un ojo. Dos días más tarde, el sábado, otro menor amenazaba a un grupo de jóvenes con un machete de grandes dimensiones en el distrito de Hortaleza.

Este menor ya ha sido identificado y detenido por agentes de la Policía Municipal de Madrid. Los hechos se produjeron el pasado 20 de abril sobre las 21.00 horas cuando un joven esgrimió un cuchillo de grandes dimensiones y amenazó a otros jóvenes.

Al parecer, el chico fue reconocido por las víctimas, que alertaron a los agentes. La detención se produjo al lado de la estación de Metro de Madrid de Virgen del Cortijo, situada en el madrileño barrio de Manoteras.

Los vigilantes del Metro de Madrid comentaron a los agentes que esa misma tarde ya habían identificado al detenido por acceder a los túneles junto a otros seis jóvenes.

Paliza en Vallecas

El pasado jueves, un menor de 15 años recibía una brutal paliza en la zona de Villa de Vallecas, al sur de Madrid. Según ha informado Telemadrid y ABC, el menor se cruzó con una pandilla de jóvenes conflictivos y estos le acusaron de haber mirado demasiado a dos de las chicas que iban con ellos.

Tras insultarle y darle varios bofetones pudo zafarse y subir a su casa. Allí, relató a su familia lo ocurrido que ya venía denunciando desde hacía tiempo los problemas con un nutrido grupo violento formado por jóvenes españoles y marroquíes.

A pesar de que la pandilla estaba por la zona, el agredido volvió a bajar a la calle junto a sus amigos y, en esta ocasión acompañado por un hermano mayor.

Pero el grupo violento le estaba esperando y comenzaron a hostigarles. Uno de estos menores, según ha denunciado su familia es un mayor de edad bastante corpulento y violento dada su práctica del boxo y fue el que le propinó los brutales puñetazos que le han causado fracturas y heridas graves en el ojo, pómulo y boca.

Trasladado hasta el Hospital Infanta Leonor  tuvo que ser operado para reconstituirle la zona e incluso ha perdido varios dientes y la sensibilidad en media cara.

Más información en vídeos 
Comentarios