sábado 21.09.2019

Una joven de 18 años asesina a su hermano de 5 años al practicar un ritual satánico

El meno ha sido encontrado muerto por la madre a los pies de la hermana, presunta autora del trágico crimen

Una joven de 18 años asesina a su hermano de 5 años al practicar un ritual satánico
Una joven de 18 años asesina a su hermano de 5 años al practicar un ritual satánico

Según recoge Informativos Telecinco, una joven de 18 años en Brasil ha acabado supuestamente con la vida de su hermano de cinco años asfixiando y seccionándole el pene del niño antes de ingerirlo. La Policía investiga ahora la posible relación del crimen con una práctica de magia negra al haber encontrado en el lugar del homicidio diversas velas alrededor del cuerpo.

El menor sin vida fue localizado por su madre en la vivienda familiar en Sao Roque (Brasil) tumbado a los pies de su hermana Karina, la supuesta autora del crimen de 18 años. Tal y como han indicado las autoridades policiales que acudieron al lugar, el cadáver de la víctima presentaba lesiones "de alta intensidad".

La progenitora tan solo se había ausentado para realizar una serie de compras y había dejado a la hija mayor de edad a cargo del pequeño, una acción que se convirtió en la peor de las noticias para esta madre al regresar a casa. Al llegar a la misma, la supuesta criminal había bloqueado la puerta principal para evitar que su madre accediese. Fue gracias a la ayuda de un familiar, su cuñado, con la que consiguió derribar la entrada para evidenciar el atroz suceso.

Brutalmente mutilado

Maycon Roque, de cinco años, fue hallado en avanzado estado de mutilación. El niño presentaba lesiones grotescas al tener la cabeza parcialmente decapitada, las muñecas con signos de cortes por un arma blanca, ambos globos oculares habían sido perforados y sus pies habían sido quemados.

Una auténtica tortura sin explicación cometida al parecer por su hermana, que afirmó "haber cortado los órganos genitales a su hermano y comérselos después".

Karina trató de escapar

Según medios locales, la madre tuvo que ser consolada por varios vecinos próximos después de que se desmayase debido al estado de shock al visualizar la escena. Ante tal presión, Karina intentó huir cuando fue retenida por sus propio tío y otros familiares. 

Entre tanto, la joven lanzó varios objetos contundentes a los allí presentes alcanzando a su tío herido por una piedra. También mordió al perro de la familia que la atacó mientras estaba siendo restringida por familiares. 

La policía ha confirmado tras el testimonio de Karina que ella misma "convenció a su hermano para jugar a un juego en su habitación" donde asesinaría después al pequeño.

Un teléfono móvil quemado, una tarjeta de memoria, una navaja y marihuana 

Según el informe forense practicado, el niño de cinco años habría fallecido antes de que se le practicase la mutilación siendo "previamente asfixiado". 

Entre los objetos localizados por los investigadores, se habría encontrado un teléfono móvil abrasado, una tarjeta de memoria, una navaja y una pequeña cantidad de marihuana en el domicilio.

Tal y como indicó uno de los detectives, creen que "el teléfono móvil pertenecería a la sospechosa y fue dañado por ella para destruir cualquier evidencia de contactos en línea". "Se investiga si el niño fue asesinado durante algún tipo de ritual de adoración del diablo. Con este proceso se pretende averiguar vínculos en redes sociales con un grupo de satanistas o practicantes de magia negra y si alguien la alentó o incitó a cometer el crimen y si estaba bajo la influencia de las drogas".

Según los informes, miembros de la familia le dijeron a la policía que la adolescente nunca había dado ningún problema antes, era reservada y "siempre había cuidado de su hermano". Ahora permanece en una prisión de mujeres de Votorantim en Sao Paulo bajo vigilancia suicida.

Por su parte, la familia veló el cuerpo del menor el pasado viernes por la mañana y no desea hacer ningún tipo de declaraciones "por razones obvias".

Más información en vídeos 
Comentarios