martes 20/10/20

Detenida una mujer por coaccionar y obligar a otras dos mujeres a prostituirse

policía, nacional, detenido, reyerta, suceso, agresión, violencia, machista,
Detenida una mujer por coaccionar y obligar a otras dos mujeres a prostituirse

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Ibiza a una mujer de 43 años, presunta autora de un delito de prostitución y lesiones leves, por, al parecer, haber obligado a otras dos féminas a ejercer la prostitución.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, la investigación se inició a cargo de la unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales de la Comisaría de Ibiza, tras conocerse que dos mujeres estaban siendo coaccionadas y obligadas a ejercer la prostitución bajo continuas amenazadas de ser expulsadas del piso donde vivían si no obtenían ingresos suficientes. Una de ellas llegó a ser agredida físicamente.

El piso donde residían, y en el que estarían siendo obligadas a ejercer la prostitución, había sido controlado por efectivos policiales en numerosas ocasiones.

Una residente en esta vivienda, bajo el pretexto de cobrar el alquiler de las habitaciones que ocupaban las mujeres, controlaba directamente la actividad mediante la inserción de anuncios en distintas páginas de contactos sexuales, captando así clientes para las víctimas.

Según informa la Policía, debido al estado de alarma había descendido el número de clientes, aunque la detenida seguía exigiendo el pago íntegro de los alquileres, llegando a cobrar directamente los servicios realizados.

La Policía ha explicado que las denunciantes se encuentran en una delicada situación económica y de vulnerabilidad, teniendo familiares en su país de origen que dependen económicamente de sus ingresos y del dinero que les remiten, por lo que se ha informado de la situación a una ONG de la isla.

En las últimas semana, han sido detectados en Ibiza varios casos en los que mujeres extranjeras, que residen en viviendas en las que habitualmente ejercen la prostitución, han visto drásticamente reducidos sus ingresos, no pudiendo pagar las rentas del alquiler y alojamiento, siendo presionadas e, incluso, agredidas físicamente por los responsables de los pisos para que sigan pagando por la ocupación de sus habitaciones.

Más información en vídeos 
Comentarios