viernes 16/4/21

Expertos sobre la vacuna de AstraZeneca: tranquilidad, los casos son muy infrecuentes

Las conclusiones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) sobre la vacuna anglosueca hechas públicas el pasado miércoles confirman un "posible vínculo" con los casos "inusuales" de coagulación sanguínea aparecidos en algunos países
La primera fase de vacunación en España ya cuenta con las 196.000 dosis de AstraZeneca, vacuna
Expertos sobre la vacuna de AstraZeneca: tranquilidad, los casos son muy infrecuentes

"Los beneficios exceden claramente los riesgos" es el mensaje en el que coinciden los expertos consultados por Efe sobre la vacuna contra la covid de AstraZeneca e insisten en que los eventos trombóticos acompañados de trombopenia con los que se la ha relacionado son "muy infrecuentes".

Las conclusiones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) sobre la vacuna anglosueca hechas públicas el pasado miércoles confirman un "posible vínculo" con los casos "inusuales" de coagulación sanguínea aparecidos en algunos países.

Para llegar a esta conclusión, la EMA ha revisado 62 casos de trombos cerebrales venosos y 24 casos de trombosis en abdomen (vena esplácnica) acompañados de bajas plaquetas y ha considerado que "deben incluirse como efectos secundarios muy raros", si bien, en todo caso, mantiene que los beneficios de la vacuna superan a los riesgos.

Lo manifestado ayer por la agencia europea ha provocado un cambio de criterio en la estrategia europea en la vacunación con este fármaco, incluida la española, tal y como anunció ayer la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que acordó con las comunidades suspender la inmunización con este suero en los menores de 60 años.

Por el momento, España mantiene la vacunación con AstraZenca para las personas de entre 60 y 65, aunque esta tarde la Comisión de Salud Púbica podría ampliar la franja de edad hasta los 69.

Estos "vaivenes" con el fármaco anglosueco "desde luego" que han repercutido en la confianza de la población en la vacuna, según el vocal de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), Ramón Lecumberri, que ha pedido "tranquilidad" porque "estamos hablando" de un número de casos adversos "verdaderamente bajo" y la vacuna "es efectiva".

"El riesgo-beneficio es claramente favorable en todos los grupos etarios, incluso en jóvenes", asegura Lecumberri, que en este sentido considera que el límite de los 60 años hacia abajo para no administrar la vacuna en España "va mas allá de la evidencia".

Recuerda que cuando llegó la vacuna a España se decidió que no se administrara a los mayores de 55 pero debido a que en los ensayos habían participado una representación escasa de personas de edad avanzada, con lo que no se podía asegurar la eficacia de la misma en estos colectivos.

Con la experiencia acumulada de otros países como Reino Unido en los que la vacuna no tuvo límite etario para su administración se ha comprobado que es efectiva también en pacientes más mayores, recuerda el vocal de la SEHH.

Precisamente sobre el límite de edad, en una rueda de prensa el epidemiólogo del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) Oriol Mitjà ha considerado "exagerada" la paralización de la vacunación a los menores de 60 años y ha defendido su uso en población más joven pese a su vínculo con casos de trombos.

"Creo que tal vez no hubiera razón para hacer esta limitación tan severa y es seguro continuar usándola en población más joven", ha opinado Mitjà.

El hecho de que estos casos adversos se hayan dado más en mujeres con menos de 60 años no quiere decir, apunta Lecumberri, que este perfil pueda implicar mayor riesgo sino puede indicar que hay más mujeres jóvenes que han recibido la vacuna.

Insiste el experto en que tanto la trombosis de senos venosos cerebrales, en abdomen y arterial está acompañada en estos casos de trombopenia -descenso de plaquetas-, episodios, todos ellos "muy infrecuentes".

No hay factores que predispongan a sufrir estos episodios tras la vacuna, ni ningún factor de riesgo, la única excepción, concreta el experto,y así lo están estudiando también en España es que podría excluirse para aquellos pacientes con antecedentes de trombocitopenia inducida por heparina.

Se trata también de un cuadro infrecuente y que comparte el mecanismo patogénico. Por precaución Lecumberri sí excluiría a estos pacientes pero es un número de casos ridículo, unos centenares a lo sumo en España".

Desde la Sociedad Española de Neurología (SEN), su presidente, José Miguel Láinez, coincide en declaraciones a Efe en el mismo mensaje y es que el número de episodios en el caso de los trombos cerebrales venosos es de 62 en una población de millones de personas vacunadas.

"La frecuencia afortunadamente es muy baja", resalta Lainez, que explica que los senos cerebrales son como las venas por las cuales la sangre sale del cerebro: "la sangre entra por las carótidas y sale por las yugulares y hay unos canales que con como los de desagüe de la sangre del cerebro y esos son los senos venoso y ahí es donde se producen las trombosis en estos casos", explica.

Se trata de una patología muy rara de ictus que supone menos del 0,5 % de los ictus totales, con lo que la incidencia "es bajita".

El síntoma más importante es el dolor de cabeza "bastante insoportable", que no se soluciona con un analgésico habitual y que va en aumento y junto al que pueden aparecer otros signos como crisis epiléptica, visión doble o parálisis entre otros.

Según indica Lecumberri, los síntomas de estos casos, o los de trombosis arterial o abdominal si se dan, algo que reitera que es muy infrecuente, aparecerían entre el tercer y décimo cuarto día tras la administración de la vacuna de AstraZeneca.

Si afecta a las piernas, lo que produciría es un hinchazón con dolor de la extremidad, si lo hace a los pulmones, los síntomas serían de dificultad respiratoria, acompañada de dolor torácico y generalmente aparece de forma súbita.

Es muy importante ante estos signos de alarma acudir a tiempo a Urgencias porque un diagnostico temprano juega siempre a favor y si se atiende a tiempo pueden ser curables.

El tratamiento es con anticoagulante pero hay que evitar los de tipo heparina y asociar el tratamiento con inmunoglobulinas.

Por eso, los expertos insisten: si recibes el mensaje de la cita para la vacunación, desde luego hay que ir, porque "los beneficios exceden claramente los riesgos".

Comentarios