viernes 5/3/21

La red regional de carreteras de CLM ya se encuentra totalmente transitable

Si bien en algunos tramos sigue siendo necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno
El consejero de Hacienda y AAPP de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha presidido la reunión del Comité Asesor del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (Meteocam)
El consejero de Hacienda y AAPP de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha presidido la reunión del Comité Asesor del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (Meteocam)

La red de carreteras de Castilla-La Mancha de titularidad regional, con 8.600 kilómetros, ya se encuentra totalmente transitable, si bien en algunos tramos es necesario el uso de cadenas o neumáticos de invierno.

Según ha informado la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas en nota de prensa, las incidencias por cortes de suministro eléctrico este viernes siguen siendo "muy puntuales" y afectan a 101 puntos de 14 municipios, aunque la mayoría de las líneas afectadas corresponden a instalaciones agrícolas, ganaderas o regadíos, sobre todo en la provincia de Toledo.

Por otro lado, los medios extraordinarios de la Administración General del Estado siguen colaborando con el personal de la empresa de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam), que está realizando labores de limpieza en núcleos de población.

Además, entre las 00:00 horas y 10:00 horas de este viernes se han contabilizado 24 incidencias en Castilla-La Mancha de las que 14 se han producido en la provincia de Toledo, seis en la de Guadalajara, dos en la de Cuenca y una en las de Albacete y Ciudad Real.

Estos han sido los datos que ha dado conocer el Comité Asesor del Plan Específico ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (Meteocam), presidida por el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que se ha celebrado en la mañana de este viernes y en laque también han participado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca; el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, y otros responsables del Ejecutivo autonómico y de la Administración central en la comunidad autónoma.

El Gobierno regional coordina, a través de la Dirección General de Protección Ciudadana, la movilización de todos los recursos disponibles para hacer frente a los incidentes que están acaeciendo en la región desde que se activó, el miércoles por la tarde, el Meteocam, que se encuentra en nivel 2 de emergencia desde el jueves por la mañana.

PREVISIÓN METEOROLÓGICA

Por otra parte, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha pronosticado que la ola de frío que afecta al país no remitirá hasta el miércoles, con la llegada de lluvias, de modo que Castilla-La Mancha continuará “helada” y, aunque ya se han superado las temperaturas “súper frías” que han dejado efemérides en la región durante tres días consecutivos, el mercurio seguirá cayendo por debajo de los cero grados.

Es la previsión que ha realizado la delegada de la Aemet en Castilla-La Mancha, Paloma Castro, quien, en declaraciones a Efe, ha señalado que a las 00.00 horas de esta noche las zonas “más cálidas” de España serán los valles del Ebro y del Guadalquivir y ha advertido de que “todo lo demás sigue congelado”.

Ha explicado que esta ola de frío se debe a que el anticiclón está “bien centrado” sobre la península, a la atmósfera “estable” y a un suelo “helado” en toda Castilla-La Mancha, excepto el sur de Ciudad Real, lo que se traduce en que “no hay manera de superar las inversiones térmicas de los anticiclones” y en que las temperaturas se mantengan “muy frías”.

De hecho, se prevé que Castilla-La Mancha tenga este sábado, a las 13.00 horas, temperaturas de entre 2 y 10 grados bajo cero.

Habrá aviso naranja a partir de este viernes a las 21.00 horas y hasta las 10.00 de este sábado en Parameras de Molina de Aragón (Guadalajara), con probabilidad de que el mercurio descienda hasta los 12 grados bajo cero o más; así como en el Valle del Tajo y en La Mancha toledana, con temperaturas de 8 grados bajo cero o más.

Y, aunque el domingo se suavizarán un par de grados, volverá el aviso naranja de 00.00 a 10.00 horas por la posibilidad de alcanzar 10 grados bajo cero o más en Parameras y 8 bajo cero o más en el Valle del Tajo y en La Mancha toledana.

También habrá aviso amarillo en la zona de La Mancha albaceteña y ciudadrealeña, en la Alcarria conquense y la Serranía de Cuenca, con temperaturas de entre 4 y 8 grados bajo cero.

Según Castro, “este fin de semana permanecemos helados, incluso el lunes”; no obstante, el sur de Albacete estará “un poco más templado”, con máximas de entre 10 y 12 grados, pero las mínimas se mantendrán bajo cero en el norte de la provincia y seguirán también bajo cero tanto en Toledo como en Parameras.

El martes 19, todo Albacete y el sur de Cuenca podrían llegar a entre 8 y 10 grados a mediodía, incluso 12, pero durante la noche volverán a caer bajo cero, ha continuado la delegada de la Aemet en la región.

Y ha añadido que ya el miércoles entrará un frente con lluvia y será cuando las temperaturas se suavizarán “totalmente”, de manera que solo Parameras, la serranía de Cuenca y algún punto de Albacete llegarán a cero o bajo cero.

Sin embargo, Cuenca, Guadalajara y el oeste de Toledo podrían alcanzar entre 6 y 8 grados a mediodía y el resto de la región llegar a entre 10 y 12 grados.

Todo esto después de tres días consecutivos, 12, 13 y 14 de enero, con efemérides en Castilla-La Mancha, que ha registrado valores “históricos” en algunos puntos como Toledo capital.

En concreto, las temperaturas mínimas más bajas las ha sufrido Molina de Aragón, con -21,6 grados el día 14, -19,9 el 13 y -25,2 grados el día 12, el valor oficial más bajo registrado desde 1963.

Mientras que Toledo tuvo -10,5 grados el día 14 y -11,5 grados el 13, superando así el valor más bajo de la serie 1981-2010, que fue de -9,6 grados; en tanto que el día 12 tuvo -13,4 grados, la mínima histórica de la serie desde 1982, año en el que el observatorio de Toledo se trasladó a la zona de Buenavista, aunque Castro ha recordado que hubo otro dato histórico con anterioridad en la Universidad de Lorenzana, donde se llegaron a alcanzar -14,4 grados.

Por tanto, y como ha resumido la delegada de la Aemet en Castilla-La Mancha, durante los próximos días la nieve que ha dejado la borrasca ‘Filomena’ se mantendrá, pero se irá derritiendo “lentamente”, y se espera que con la lluvia que se avecina y el sol de mediodía pueda quedar el suelo despejado, lo que resultará más difícil en las zonas de umbría.

Comentarios