martes 19/1/21

Castilla-La Mancha recupera poco a poco la normalidad y empieza a calcular daños

Las incidencias por la situación meteorológica se reducen y se centran, principalmente, en la presencia de nieve y hielo
Castilla-La Mancha recupera poco a poco la normalidad y empieza a calcular daños. En la imagen militares que siguen retirando la nieve y el hielo en la ciudad de Toledo
Castilla-La Mancha recupera poco a poco la normalidad y empieza a calcular daños. En la imagen militares que siguen retirando la nieve y el hielo en la ciudad de Toledo

Castilla-La Mancha recupera poco a poco la normalidad tras el paso de la borrasca Filomena, que ha dejado fuertes nevadas y está seguida por un episodio de bajas temperaturas, y comienza a calcular daños, por lo que la Junta de Comunidades se ha comprometido a apoyar a aquellos ayuntamientos que pidan la declaración de zona catastrófica.

Este miércoles, Molina de Aragón (Guadalajara) ha vuelto a registrar la temperatura más fría de España, con -19,9 grados, y en otras ciudades de Castilla-La Mancha, como Toledo, el mercurio ha rondado los -10 grados.

Estas bajas temperaturas ha causado que la nieve caída se convierta en hielo y, por ello, este miércoles en el que se ha reanudado la actividad lectiva en la región.

Así, salvo los alumnos que se desplazan en transporte escolar en las provincias de Cuenca y Guadalajara y todos los de la provincia de Toledo, excepto la zona de Talavera de la Reina, han podido ir a sus centros educativos.

El resto de los alumnos han vuelto a la educación online y la Junta de Comunidades ha aseverado que comprobará el estado de las infraestructuras de todos los centros educativos antes de decidir su apertura para clases presenciales.

En general, la nieve ha causado desperfectos y gastos extraordinarios en múltiples municipios de la región y este miércoles, Pareja (Guadalajara) y Fuensalida (Toledo) han anunciado que pedirán la declaración de zona catastrófica.

En este sentido, la consejera portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, ha recordado que la petición de declaración de zona gravemente afectada por una catástrofe la hacen los ayuntamientos "con el apoyo de la Junta" y ha dejado claro que "si hay daños" y esos daños tienen que ser resarcidos "los ayuntamientos van a contar siempre con el apoyo del Gobierno autonómico".

Ha precisado que ese apoyo ya ha comenzado con los informes técnicos que se están realizando.

Además, el transporte regular de viajeros con origen y destino en la ciudad de Toledo sigue suspendido mientras se va recuperando en el resto de la región, y siguen activas 20 incidencias por suministro eléctrico, que afectan a 196 personas de 23 municipios de Toledo; otras 21 en telecomunicaciones y 22 en materia de televisión.

En Toledo, un dispositivo del Ejército de Tierra, que se verá reforzado este jueves, sigue trabajando para retirar el hielo y la nieve que se acumula en las calles del Casco Histórico de la ciudad.

Y a estos efectivos y a los medios municipales, se han sumado patrullas de vecinos que se han organizado para colaborar en la retirada de nieve o para llevar medicamentos o comida a las personas mayores, a quienes se desaconseja que salgan de sus viviendas para evitar resbalones.

Quienes también calculan pérdidas son los empresarios, que han advertido de que buena parte de las naves ubicadas en el polígono industrial de la capital castellanomanchega se han visto dañadas y, en consecuencia, durante estos últimos días las empresas afectadas no han podido abrir sus puertas al no estar garantizada la seguridad.

Además, el Hospital 'Virgen de la Salud' de Toledo ha sufrido desperfectos por el hielo, ya que las bajas temperaturas han afectado a las tuberías de climatización de diversas zonas del centro hospitalario.

Y también en Toledo, las gélidas temperaturas de las últimas jornadas ha provocado el reventón de varias tuberías de agua, por lo que los técnicos de la empresa Tagus trabajan para que el suministro se vea afectado lo menos posible.

En la provincia de Guadalajara, 135 efectivos del Ejército de Tierra se han sumado a las tareas de limpieza y para recuperar la normalidad tras el temporal Filomena y la ola de frío.

En concreto, se trata de la Brigada "Extremadura" XI, ubicada en Badajoz, que se traslada hasta Guadalajara con 135 militares y 21 vehículos y máquinas pesadas con el objetivo colaborar, principalmente, en la limpieza de vías y accesos a puntos e infraestructuras críticas para restablecer cuanto antes la movilidad en la zona y el acceso a servicios básicos de, al menos, 14 localidades afectadas.

También la Unidad Militar de Emergencia (UME) ha tenido que intervenir para rescatar a cinco personas que se habían quedado aisladas e incomunicadas en varios pueblos de Guadalajara.

Por otro lado, se ha producido un incidente a las 7.26 horas, cuando un convoy ha tenido que parar en Jadraque por problemas de congelación en las tuberías de sus frenos.

En total, en Castilla-La Mancha desde la medianoche hasta las 20.00 horas se han registrado 224 incidencias por hielo y nieve.

En cambio, lo que no se ha visto afectado ha sido el servicio de comida a domicilio que Cruz Roja y la Diputación de Guadalajara ofrecen a unas 80 personas mayores de la zona de Molina de Aragón, donde sus vecinos admiten que en estos días hace frío y que la nevada ha sido más intensa de lo habitual, pero también aseguran que no les asusta, ya que están acostumbrados a convivir con la nieve en invierno.

Sin embargo, parece que estas temperaturas heladoras se resisten a abandonar Castilla-La Mancha y la Agencia Estatal de Meteorología tiene previsto activar desde las 21.00 horas de este miércoles y hasta las 10.00 horas de este jueves la alerta roja por bajas temperaturas en la provincia de Guadalajara, donde se pueden alcanzar hasta -15 grados, y que será naranja en Toledo y Cuenca, con mínimas de -12 grados. 

Comentarios