martes 14.07.2020

Castilla-La Mancha suma tres fallecidos y 9 nuevos casos de coronavirus en 24 horas

- Castilla-La Mancha registra un total de 3.042 fallecidos con coronavirus, 18.136 casos confirmados por PCR y 7.126 pacientes recuperados.

- La Comunidad Autónoma se sitúa entre las regiones con menos casos acumulados de coronavirus en los últimos 7 días.

- Castilla-La Mancha ya ha superado los 303.000 test diagnósticos para la detección de coronavirus desde el inicio de la pandemia.

- El Gobierno de Castilla-La Mancha aprobará una inversión de hasta 11,3 millones para vacunas de la gripe y del neumococo.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha informado en rueda de prensa de la incidencia del coronavirus en la Comunidad Autónoma - EFE/Beldad
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha informado en rueda de prensa de la incidencia del coronavirus en la Comunidad Autónoma - EFE/Beldad

La Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha ha registrado tres fallecidos y nueve nuevos contagios por infección de coronavirus detectados a través de PCR, en las últimas 24 horas.

Así lo ha confirmado la Consejería de Sanidad en nota de prensa, en la que ha detallado que los tres fallecidos corresponden uno a Albacete, uno a Guadalajara y otro a Toledo, y hacen un total acumulado de 3.042 muertes por COVID-19 desde el inicio de la pandemia.

Por provincias, Ciudad Real acumula 1.116 fallecidos, Toledo 797, Albacete 555, Cuenca 315 y Guadalajara 259.

En cuanto a los nuevos contagios detectados este domingo, tres son en la provincia de Ciudad Real, dos en Toledo, dos en Guadalajara, uno en Albacete y uno en Cuenca, mientras que el total de casos confirmados por PCR desde el inicio de la pandemia es de 18.136.

Por provincias, en Ciudad Real se han detectado 7.121 casos, en Toledo 4.178, en Albacete 3.960, en Guadalajara 1.451 y en la provincia de Cuenca 1.426.

Por otro lado, el número de hospitalizados en cama convencional es de 48, de los que 12 están en hospitales de Ciudad Real (ocho en Ciudad Real, tres en Tomelloso y uno en el Hospital Mancha Centro), 11 en Toledo (nueve en el Hospital de Toledo y dos en Talavera de la Reina), 9 en Albacete (8 en la capital y uno en Villarrobledo), nueve en Cuenca y siete en Guadalajara.

Asimismo, el número de personas ingresadas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y que necesitan respirador es de 12 y, por provincias, nueve de estos pacientes están en Ciudad Real, dos en Toledo y uno en Albacete.

Con respecto a las altas epidemiológicas, la Dirección General de Salud Pública ha contabilizado 7.126 desde el inicio de la pandemia, de las que Ciudad Real acumula 2.216, Toledo 2.134, Albacete 1.476, Guadalajara 654 y Cuenca 646 altas.

De otro lado, 239 centros sociosanitarios de la región cuentan con algún caso confirmado por COVID-19, 70 de los cuales pertenecen a la provincia de Toledo, 56 a la de Ciudad Real, 43 a la de Cuenca, 37 a Guadalajara y 33 en Albacete.

El número acumulado de residentes con caso positivo es de 6.826 y el de fallecidos por COVID es de 1.314.

ENTRE LAS CCAA CON MENOS CASOS ACUMULADOS

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha resaltado la evolución positiva que experimenta la pandemia de coronovirus en la región, como lo demuestra el hecho de que Castilla-La Mancha se sitúe entre las comunidades autónomas con menos casos acumulados en los últimos siete días.

En una rueda de prensa que ha ofrecido este lunes en Ciudad Real, Fernández Sanz ha dicho que estos datos son "esperanzadores", pero analizados "sin triunfalismo", y ponen de manifiesto que Castilla-La Mancha está "en una buena situación con respecto a otras comunidades autónomas".

Así, ha destacado que con 68 casos en la última semana, la región presenta un índice acumulado del 3,3 %, cuando la media nacional asciende a 4,07, quedando por debajo de comunidades autónomas como Madrid que registra un índice acumulado de 5,3; Castilla y León 4,5 Aragón con un 5,4 o Cantabria con un 3,7 por ciento.

El consejero ha destacado que en la región permanecen 43 pacientes ingresados por la COVID-19, de los que 13 se encuentran en Ciudad Real, 11 en Toledo, 8 en Guadalajara, 7 en Albacete y 6 en Cuenca.

De todos ellos, sólo 13 - 9 en la provincia de Ciudad Real, 3 en Toledo y 1 en Albacete - se encuentran actualmente ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), todos ellos negativos ya en COVID-19, pero ingresados a consecuencias de las afecciones ocasionadas por la enfermedad.

Fernández Sanz también ha detallado que en los últimos 15 días han fallecido en Castilla-La Mancha 25 personas por coronavirus.

Por otro lado, ha señalado que la región ha logrado superar los 303.000 test de diagnóstico realizados para la detección de coronavirus, de los cuales 142.792 son PCR y 160.414 son test rápidos.

El consejero, que ha apelado a seguir manteniendo muy vigentes entre la ciudadanía las medidas de prevención como base para seguir controlando la enfermedad, ha destacado el papel que están realizado tanto las enfermeras de Atención Primaria como los servicios de Epidemiología en las labores de rastreo de la enfermedad, que las ha considerado básicas para lograr su mejor control.

En este sentido, ha confirmado que se han podido confirmar 1.750 personas con coronavirus, el 92 por ciento de ellos localizados por las enfermeras de vigilancia epidemiológica.

A través de este trabajo, ha dicho, se han podido realizar el seguimiento de más de 14.000 personas que han estado en contacto con los 1.750 casos confirmados, de los que actualmente, 3.403 permanecen en seguimiento por los profesionales de vigilancia epidemiológica.

A preguntas de los medios de comunicación ha reconocido que en la región no se ha producido aún ningún brote nuevo de la enfermedad, es decir, tres o más casos entre un grupo de personas, o un caso único en alguna residencia de ancianos.

La nueva normalidad que se está viviendo, ha dicho, está permitiendo que la recuperación de la actividad hospitalaria y quirúrgica en la región, hasta el punto, ha dicho, que ya en la región se ha recuperado el 67 % de esta actividad.

El consejero, a preguntas también de los medios, ha reconocido que la región está preparada para una posible regresividad a los niveles que ha alcanzó la pandemia.

De hecho, ha comentado que el Gobierno de la región continúa haciendo acopio de material estratégico para afrontar cualquier situación.

"Estamos haciendo acopio de material como si estuviéramos en plena pandemia", con el fin de disponer de una reserva estratégica de más de dos meses de EPIs, además de mantener 742 respiradores almacenados, almacenadas más de 8.000 camas o poder volver a triplicar las UCI en cualquier momento.

Fernández Sanz también ha anunciado que se va a poner en marcha un nuevo estudio epidemiológico sobre seroprevalencia de la enfermedad que prevé llegar a cerca de 12.000 personas.

Finalmente, el consejero ha comentado, a preguntas de los medios, que no hay estudios científicos que demuestren que haya disminuido la "virulencia" del coronavirus, y que lo que sigue siendo más eficaz ante la enfermedad es el diagnóstico precoz y su tratamiento inmediato.

11,3 MILLONES DE INVERSIÓN PARA VACUNAS

Por otra parte, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobará este martes una inversión de 11,3 millones de euros en la compra de vacunas para combatir el virus de la gripe y el neumococo, una bacteria que puede producir infecciones graves, y contribuir así a preparar mejor a la población ante posibles brotes de la COVID-19.

Así lo ha dado a conocer durante su comparecencia el consejero de Sanidad, que ha señalado que el objetivo de esta importante inversión en vacunas es afrontar la próxima temporada de otoño, con una buena cantidad de vacunas que ayuden a prevenir enfermedades respiratorias.

Fernández Sanz ha avanzado asimismo que este año habrá "cambios fundamentales" en la campaña de vacunación de Castilla-La Mancha, como que se adquirirán 420.000 dosis de vacunas de la gripe, un 25 % más que el año anterior, para ampliar el espectro de personas que se vacunen.

Y la otra importante novedad es que la vacuna de la gripe que adquirirá el Gobierno regional será la tetravalente, en que vale para dos cepas del virus de la gripe A y para dos cepas de virus de la gripe B.

De este modo, la inversión que se realizará pasará del millón de euros que se invirtió en 2019 a los 2,6 millones de euros que se invertirán este año.

En cuanto a la vacuna del neumococo, el consejero ha comentado que, una vez que se ha comprobado que su efectividad en personas es muy efectiva, se va a multiplicar por 10 el número de vacunas que se compraban hasta llegar a las 210.000 dosis.

Con ello, ha dicho, "queremos prevenir infecciones en personas mayores, incluyendo a un número mayor de personas en riesgo y que pudieran empeorar su estado de salud por un neumococo".

De esta forma, la Junta pasará de los 800.000 euros que invirtió en 2019 a 8 millones de euros que invertirá en 2020.

En total, ha resumido Fernández Sanz, se va a invertir hasta 9 millones más en 2020, con respecto a lo invertido en 2019.

TRASLADO DE SERVICIOS AL NUEVO HOSPITAL DE TOLEDO

De otro lado, el consejero de Sanidad ha asegurado que su departamento ha rematado, con la vuelta a la normalidad tras la crisis sanitaria motivada por el coronavirus, los trabajos para organizar el traslado de varios servicios al nuevo hospital de Toledo.

Aunque ha comentado que de momento no hay una fecha concreta para este traslado, a preguntas de los periodistas ha matizado que se está planificando ya el traslado de unidades como Radioterparia, Medicina Nuclear, quirófanos clínicos, Esterilización, Farmacia y Laboratorios.

En este sentido, Fernández Sanz ha apuntado que son áreas en las que han reiniciado las tareas para preparar el traslado, si bien no hay fechas todavía definitivas para afrontar la mudanza del hospital antiguo al nuevo.

"Tenemos un fantástico hospital, que ahora tenemos que dotar para poder hacer actividad asistencial", ha concluido.

RECOMENDACIONES SANITARIAS

Las recomendaciones generales a la población, en caso de tener síntomas leves de COVID-19, son quedarse en casa, solicitar cita telefónica con su médico, vigilar su estado de salud, medirse la temperatura, tomar antitérmicos habituales, extremar las medidas de higiene y evitar el contacto con las personas con las que se convive para evitar el contagio.

Es esencial extremar las medidas de higiene principalmente con el lavado de manos con jabón o solución con alcohol, mantener una distancia de seguridad de, al menos, dos metros, taparse con el codo al toser o estornudar, usar pañuelos desechables y desinfectar las superficies. 

También es importante recordar la importancia de quedarse en casa, no participar en encuentros con familia o amigos y saludar evitando el contacto cercano.

El conjunto de medidas que se están tomando tienen como objetivo último frenar la expansión del coronavirus y proteger a los más vulnerables, para lo que se necesita la implicación de toda la ciudadanía.

Más información en vídeos 
Comentarios