Illa dice que la vacuna es efectiva contra la nueva cepa, aún no detectada en España

El ministro de Sanidad apuesta por la coordinación europea para decidir sobre la cepa de Reino Unido, y alerta que España puede encontrarse al "inicio de la tercera ola" tras constatar "con toda claridad" el cambio de tendencia
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una entrevista radiofónica
photo_camera El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una entrevista radiofónica

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha aseverado que la vacuna contra la covid-19 es también efectiva contra la nueva cepa detectada en el Reino Unido, que por el momento aún no ha sido identificada en España, aunque no se descarta que ya se encuentre en el país.

Así lo ha señalado en una entrevista a RAC1, en la que ha detallado que se trata de una mutación del virus presente en algunos países de la Europa continental que se transmite con más facilidad, una "posibilidad" que, sin embargo, todavía no está "científicamente acreditada".

De acuerdo con Illa, a día de hoy no hay "constancia" de que la nueva cepa, que ha activado las alarmas de la Unión Europea tras el confinamiento de Londres y del sudeste de Inglaterra, se encuentre presente en España, aunque ello no significa, ha matizado, "que no lo esté".

Ante esta nueva coyuntura, países como Italia, Francia, Alemania y Bélgica han suspendido los vuelos con el Reino Unido, mientras que en España, ha explicado el ministro, se ha optado por reforzar los mecanismos de control de las pruebas PCR en los aeropuertos que reciben viajeros británicos.

Por ahora no ha habido incidencias", ha asegurado para agregar que, a su juicio, la decisión al respecto debe tomarse de manera coordinada a nivel europeo, del mismo modo que ha ocurrido con la vacuna, la cual -ha resaltado- sigue siendo "efectiva" contra la nueva cepa.

Por otro lado, Illa ha alertado que España puede encontrarse al "inicio de la tercera ola" tras constatar "con toda claridad" el cambio de tendencia respecto al "doblegamiento de la curva", por lo que ha instado a "cumplir estrictamente" con las medidas estipuladas por las autoridades sanitarias.

No vamos bien. Tenemos que estar alerta porque estamos a las puertas de unos días excepcionales (...). Nos tenemos que mentalizar todos", ha recalcado antes de admitir que no descartan restringir las medidas de cara a Navidad en función de la evolución epidemiológica.

En este sentido, ha reiterado que, en su opinión, las restricciones del Govern en Cataluña no son "laxas".

"Llevamos meses tomando decisiones que no son sencillas porque hay sectores económicos a los que les afecta directamente", ha dicho, para añadir: "Somos partidarios de las medidas drásticas, pero quirúrgicas". 

CONCIERTO DE RAPHAEL

Por otra parte, el ministro de Sanidad se ha mostrado "disgustado" por el concierto de Rafael el pasado fin de semana en Madrid, que reunió a 5.000 personas, y ha recalcado que "no son tiempos" para celebrar "actos tan masivos" aunque estos cumplan con el aforo estipulado.

"Es verdad que cumplía el aforo, pero no son tiempos, cuando estamos pidiendo a la ciudadanía que sea muy prudente en estas fiestas, que restrinja muchos sus contactos y que tiene que estar alerta, de hacer actos tan masivos", ha señalado durante la entrevista.

Illa ha abogado así por "ir con mucho cuidado con este tipo de actos", a las puertas de las fiestas de Navidad para no acelerar la tercera ola de la pandemia.

Ha explicado además que entre este lunes y martes conversará con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, como suele hacer a principios de semana con los representantes en la materia de las autonomías más pobladas.

Asimismo, ha negado que Madrid haya "maquillado" los datos de covid-19 o que la evolución del virus haya seguido una tendencia distinta allí que en el resto de España: "Quizás hay mucho más ruido y titulares, pero las cosas van igual en todos los sitios".

Según Illa, "no ha habido maquillaje de datos ni en Madrid ni en ningún otro sitio", al menos, que él haya tenido "constancia" ya que de lo contrario el Gobierno hubiera "actuado".

"He tenido en público muy pocas discrepancias con las comunidades autónomas. La única pública notoria ha sido con Madrid cuando, a principios de octubre, sostuvimos que se tenían que tomar medidas más drásticas de las que tomaron. Así que cuando hemos tenido que actuar, hemos actuado", ha recordado.

El ministro ha remarcado que en lo referente a la pandemia "no hay milagros ni atajos" y ha evitado "abonar o entrar en discusiones o confrontaciones públicas" con las autonomías al tiempo que ha indicado que el "único dato diferencial" de Madrid es la "incidencia" del virus, puesto que más gente ha pasado ya la infección. 

Comentarios