martes 21/9/21

Financiación, producción y distribución, los retos para inmunizar el mundo

Según varios expertos, "la luz al final del túnel" ha de superar una "brecha de acceso a las vacunas" que se ha de resolver con las decisiones políticas mundiales que se tomen en las próximas semanas
Financiación, producción y distribución, los retos para inmunizar el mundo, vacuna, vacunación, coronavirus, covid-19, 
Financiación, producción y distribución, los retos para inmunizar el mundo

La esperanza depositada en las vacunas contra el SARS-CoV-2 para acabar con la pandemia mundial de la covid tendrá que saltar tres grandes obstáculos para que haya un "éxito de inmunización global": la financiación de las vacunas, su producción masiva y su distribución también en los países pobres.

Así lo consideran los directores de Análisis de Políticas y de Desarrollo Global del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Gonzalo Fanjul y Rafael Vilasanjuan, respectivamente, y la inmunóloga de la misma entidad Adelaida Sarukhan, que han publicado un documento sobre cuáles son en este momento los principales desafíos para la inmunización global frente al virus.

Según estos expertos, "la luz al final del túnel" ha de superar una "brecha de acceso a las vacunas" que se ha de resolver con las decisiones políticas mundiales que se tomen en las próximas semanas.

Para los tres investigadores del ISGlobal, centro impulsado por La Caixa, el primer reto es la financiación de las vacunas, y para ello recuerdan que ha nacido la iniciativa COVAX, "diseñada para asegurar que todos los países tengan acceso a vacunas eficaces con independencia de su nivel de renta o capacidad de compra".

El objetivo inicial establecido es conseguir 5.000 millones de dólares que se añadirían a los 2.000 que ya han sido recaudados, lo que permitiría comprar 2.000 millones de dosis que cubran al 20% de la población en 94 países de renta baja "y apuntalen una respuesta epidemiológica global que acabe con la fase aguda de la pandemia en todo el mundo".

"Lo previsible es que la administración entrante de EEUU llegue a un acuerdo con la Alianza Mundial GAVI para la parte principal de esa ronda (4.000 millones de dólares) y se espera que el resto sea aportado por la UE, Noruega, Canadá y Reino Unido", auguran estos expertos.

Sin embargo, subrayan que "hay una gran incertidumbre con los países de renta media ya que el Banco Mundial ha abierto una línea de crédito de 12.000 millones de dólares para comprar vacunas, con el riesgo de que estos fondos alimenten la gravísima crisis de deuda a la que hacen frente muchas regiones en desarrollo".

Otro desafío es la producción, porque calculan que la capacidad de producción el primer año alcanzará solo a un 30% de la población mundial.

"El riesgo de una oleada de 'nacionalismo inmunitario' y acopio excesivo de vacunas por parte de los países más ricos podría agravar la escasez y garantizar el fracaso de un enfoque global de la inmunización", advierten en el documento.

En este sentido, recuerdan que, según el Global Health Innovation Center de la Universidad de Duke, Canadá ha adquirido un número de vacunas que multiplica por siete su población; Reino Unido y EEUU casi seis veces más; y la UE y Nueva Zelanda, algo más de cuatro.

Algunos observadores, como el Center for Global Development, han pedido un compromiso explícito para que se donen todas las vacunas sobrantes que no vayan a ser utilizadas este año.

El tercer reto es la distribución ya que las primeras vacunas disponibles están condicionadas por su conservación a muy bajas temperaturas, por lo que COVAX ha apostado por "las versiones más sencillas para transportar y distribuir".

Las vacunas de AstraZeneca o Jansen son las principales candidatas para empezar a inmunizar países con sistemas logísticos más deficientes y "esto abrirá una competencia con otras vacunas de tecnología similar y fácil distribución, como la rusa o las desarrolladas en China (SinoPharm, SinoVac, Cansino)", según los especialistas del ISGlobal.

"Inevitablemente -añaden-, todo el proceso se verá lastrado por las debilidades estructurales de los sistemas de salud en los países pobres, que incluyen falta de infraestructura, escasez de personal cualificado e inequidad en el acceso a los servicios".

Los tres expertos alertan de que "existe un riesgo evidente de que, en ausencia de mecanismos estrictos de control, surja un mercado negro que vulnere la eficacia, seguridad o equidad de la vacuna", y recuerdan que "los programas de inmunización de GAVI en los países más pobres ya incorporan mecanismos que eviten estas desviaciones".

Según el ISGlobal, las primeras vacunas de COVAX a los países de renta baja llegarán en febrero y serán de AstraZeneca, unos 150 millones de dosis en el primer mes.

Los expertos subrayan que los "principios fundamentales" para lograr este reto son: eficacia y seguridad de las vacunas, la universalidad para garantizar que todos los países tengan dosis para vacunar al 20% de su población antes de que finalice 2021 y la equidad para que todos tengan garantizado el acceso a una cantidad suficiente de vacunas eficaces, a precios accesibles o garantizados por mecanismos de solidaridad financiera internacional.

Comentarios