miércoles 2/12/20

Junta presta soporte emocional a más de 600 usuarios y profesionales en residencias

La consejera de Bienestar Social ha señalado que el ´Programa de soporte emocional a profesionales y familiares de centros residenciales de mayores´ proporciona “herramientas y recursos psicológicos para que los 3.580 profesionales de los centros de titularidad pública y los familiares de los 5.200 residentes puedan minorar la carga emocional por la situación de crisis provocada por la Covid-19”
El Gobierno de Castilla-La Mancha presta soporte emocional a más de 600 usuarios y profesionales en residencias
El Gobierno de Castilla-La Mancha presta soporte emocional a más de 600 usuarios y profesionales en residencias

El Gobierno de Castilla-La Mancha presta soporte emocional a más de 600 usuarios atendidos en el Programa 'Soporte emocional a profesionales y familiares de centros residenciales de mayore' que desarrolla en colaboración con el Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha para mitigar el impacto del covid-19 en las residencias.

En este sentido, la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha señalado en una nota institucional que el programa proporciona "herramientas y recursos psicológicos para que los 3.580 profesionales de los centros de titularidad pública y los familiares de los 5.200 residentes puedan minorar la carga emocional por la situación de crisis provocada por la covid-19".

El programa ha desarrollado un total de 391 sesiones de atención psicológica individualizada y 92 webinars en los 51 centros de titularidad pública mediante la atención de tres psicólogos especializados en el área de mayores y en el ámbito sanitario y, por provincias, en Albacete han participado un total de 190 personas; en Ciudad Real 112; en Cuenca 13; en Guadalajara 114 y en Toledo 168.

En cuanto a sesiones de atención psicológica, se han realizado un total de 147 en Albacete; 14 en Ciudad Real; siete en Cuenca; 17 en Guadalajara y 206 en Toledo.

El programa, con una duración, por el momento, de cinco meses, que finaliza en diciembre, tiene como objetivos favorecer la expresión de emociones sobre situaciones vividas, favorecer el afrontamiento de situaciones de duelo, gestión de miedos y conflictos interpersonales, favorecer la resiliencia en situaciones adversas e intervenir en trastornos frecuentes como ansiedad, depresión, estrés post-traumático o duelos complicados, entre otros.

Más información en vídeos 
Comentarios