viernes 7/8/20

Sanidad notifica 10 muertes en una semana y 241 nuevos casos de coronavirus en 24 horas

España registra un total de 28.401 muertos por coronavirus y 253.056 contagiados, según el último balance del Ministerio de Sanidad
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en rueda de prensa
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en rueda de prensa

El Ministerio de Sanidad ha notificado este jueves 241 nuevos contagios por coronavirus en las últimas 24 horas (16 menos que los registrados este miércoles), con lo que la cifra total se eleva a 253.056 infecciones desde el inicio de la pandemia.

En los últimos siete días, se han registrado 10 fallecidos, lo que eleva el número de muertes por la Covid a 28.401 en España.

Según Sanidad, Aragón, con 52 casos; Cataluña, con 59, y Andalucía, con 32, acumulan más de la mitad de los nuevos casos, mientras que Castilla y León (con 4) y Madrid (3), registran el mayor número de fallecidos de los 10 notificados en los últimos siete días. 

Además, en los últimas 24 horas se han detectado 22 nuevos casos en Madrid; 20 en Castilla-La Mancha; 11 en Galicia; 9 en el País Vasco; 6 en Canarias, Extremadura y Murcia, respectivamente; 4 en Navarra; 2 en Baleares y 1 en Cantabria.

Desde el inicio de la pandemia, la estadística de Sanidad contabiliza este jueves 253.056 casos confirmados de coronavirus, frente a los 252.513 de este miércoles, lo que supone 543 más.

Cataluña es la comunidad que ha notificado un mayor número de contagios a esta estadística, ya que hoy cifra las infecciones totales en 63.3027, frente a las 63.042 confirmadas ayer (265 más).

Respecto a los fallecidos en los últimos 7 días, también ha habido 2 decesos en Andalucía y 1 en Aragón, y el pasado sábado (4 de julio) fue la jornada con más muertes, ya que se contabilizaron 3.

Los datos de Sanidad indican que en los últimos 7 días se han confirmado 2.491 nuevos contagios, de los que casi la mitad (1.172) se han detectado en Cataluña, 289 en Madrid; 256 en Aragón; 164 en Galicia; 139 en Andalucía y 113 en Castilla La Mancha.

Por debajo del centenar de nuevas infecciones se sitúa el País Vasco, con 94; la Comunidad Valenciana, con 88; Castilla y León, con 48; Extremadura, con 42; Murcia, con 27; Navarra, con 20; Baleares, con 17; Canarias, con 15; Cantabria, con 5, y Asturias y La rioja, con 1, respectivamente.

En este período, la incidencia acumulada (casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes) ha sido de una media de 5,30, con cifras dispares dependiendo de las comunidades, que van desde el 19,40 de Aragón o el 15,27 de Cataluña, al 0,10 de Asturias.

En los últimos 7 días, 150 enfermos de coronavirus han requerido tratamiento hospitalario, de los 125.660 que lo han necesitado desde el inicio de la pandemia.

Además, han sido ingresados en las Ucis 11.708 enfermos desde el mes de marzo a causa de la covid-19, de los que 5 lo han hecho en los últimos 7 días. Tres de ellos en Cataluña; uno en Canarias y otro en Murcia. 

Hasta el día de hoy, se han notificado en Europa al menos 2.740.643 casos confirmados de coronavirus, siendo el Rusia el país con más contagios detectados, con 707.301, seguido de Reino Unido (286.979), España (253.056), Italia (242.149) y Turquía (208.938).

El país europeo con mayor número de fallecidos es Reino Unido (44.517) seguido de Italia (34.914); Francia (29.965) y España (28.401).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel global se han notificado al menos 11.841.326 casos y 544.739 fallecidos.

Los países de fuera de Europa que han registrado más casos son Estados Unidos (2.982.900), Brasil (1.713.160), India (767.296), Perú (312.911), Chile (303.083) y México (275.003).

MÁS BROTES EN TEMPOREROS

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha augurado este jueves que a lo largo del verano pueden surgir nuevos brotes de coronavirus entre temporeros porque la campaña de la fruta, como servicio esencial ligado a la alimentación, tiene que seguir.

Lo ha hecho en la segunda rueda de prensa semanal que ofrece para explicar los últimos datos de la pandemia, en la que ha dejado claro que "es muy probable" que en las empresas hortofrutícolas, en las que se han originado la mayor parte de los focos de Lleida y Aragón, vayan surgiendo otros asociados a la campaña "todo el verano, hasta septiembre o incluso octubre".

Como cualquier trabajo relacionado con la alimentación, el que desarrollan los jornaleros es "esencial", y aunque pueda implementarse alguna medida, no se pueden cerrar. "La campaña de la fruta va a seguir y podría pasar que hubiera algún brotecillo más", ha insistido.

Así, y preguntado por su opinión de emprender confinamientos domiciliarios para frenar la expansión del virus, el experto ha respondido que a él ahora mismo le "preocupan las personas que no han podido comer".

"Son medidas con un impacto socioeconómico muy importante: en muchísimos hogares españoles, el impacto no ha sido que personas de mi nivel socioeconómico no hayan hecho deporte o no han hecho negocios, sino que son personas que han perdido su trabajo, que han tenido que acudir a la beneficiencia para poder comer", ha señalado.

Y los estragos que podría tener "es especialmente grave en grupos como los temporeros, que viven día a día. Estas medias no se pueden tomar a la ligera, porque un grupo concreto me dé miedo o por un interés concreto. Se tienen que tomar porque tienen un impacto poblacional beneficioso mayor que el negativo", ha zanjado.

Sanidad tiene puesta especial atención los brotes de Lleida -que podrían ser el origen además de otros casos en el País Vasco, la Comunidad Valenciana y Aragón-, como la semana pasada la tuvo en las cuatro comarcas aragonesas que tuvieron que retroceder a la fase 2 de la desescalada.

Y aunque esta comunidad ha notificado muchos casos nuevos este jueves, la realidad es que ese brote "aparentemente se ha solucionado" y esos positivos  -en su inmensa mayoría asintomáticos o infecciones ya resueltas- son fruto de retrasos en la comunicación de los datos.

El Ministerio también sigue con especial énfasis la situación en Madrid y Barcelona, y por ello, este miércoles se reunieron con los responsables sanitarios de ambas regiones para abordar la situación epidemiológica en las dos ciudades, ya que son "nodos de comunicación muy importantes", y si "algo no va bien" en ellas, "puede generar una diseminación mucho más importante del virus".

De cerca de la mitad de los casos se conoce su origen, pero cada uno "del que no tengamos un origen" en estas capitales "será cada vez mas importante".

En Madrid hay solo un brote notificado porque solo está detectando focos familiares que no se tienen que comunicar a nivel nacional, lo cual implica que en un porcentaje de sus casos no está identificado su origen", algo que a Simón le ha causado cierta "extrañeza".

Pero la comunidad, ha añadido después, "está trabajando bien" y hay que ver "qué pasa en los próximos días".

El epidemiólogo ha resaltado además que hasta ahora se han detectado "muy pocos" positivos en fronteras, "cuatro ó cinco, dos de ellos en Madrid", con lo que "a priori no debería haber mayor problema relacionado con esto".

No obstante, sobre la mesa está hacer PCR para "vuelos concretos procedentes de países de alto riesgo", pero "se tiene que valorar con otros países".

EL BROTE EN EL SEGRIÀ

Centrándose en el brote de Cataluña, el director del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha afirmado que, en base a los datos de estos dos días, "da la impresión que la epidemia de la comarca del Segrià no está creciendo".

Simón ha explicado que el 70% de los positivos detectados en el Segrià "son asintomáticos, y muchos son infecciones pasadas, y otro porcentaje muy importante está asociado a temporeros".

Según el epidemiólogo, en la comarca del Segrià, que incluye a la capital, Lleida, "hay transmisión comunitaria, pequeña, y es muy controlada y no parece que esté generando un número excesivo de casos".

Simón ha destacado que Cataluña tomó el pasado sábado "una medida importante", en alusión el confinamiento perimetral de la comarca, "y ahora empezaremos a notar estas medidas, que se tendrán que ver con los datos de hoy que veremos mañana o con los de mañana que veremos el sábado".

"Por los primeros datos que tenemos de ayer y de hoy da la impresión de que la epidemia no está creciendo, la afluencia de pacientes está estabilizándose, pero aún no tenemos seguridad, habrá que esperar hasta el sábado para valorar la situación con más precisión", ha puntualizado.

Sobre la posibilidad de un confinamiento domiciliario en el Segrià, Simón se ha mostrado escéptico: "No estoy seguro de que confinar en casa representase ahora un impacto importante, creo que hay que esperar para ver si hay que confinar o no en las casas".

"Sí fue importante reducir la movilidad en la zona el sábado y espero que tenga un impacto importante", ha indicado.

"No hay ahora ningún punto de España que tenga necesidad de confinarse y por ahora no parece necesario", ha agregado el epidemiólogo.

Preguntado sobre la obligatoriedad que ha impuesto Cataluña a sus ciudadanos de usar mascarillas aunque se puedan guardar las distancias físicas, Simón ha opinado: "Siempre me han oído decir que la mejor mascarilla es la distancia, pero es verdad que a veces no es posible, todo lo que sea sobreactuar no me importa, ir un paso más allá, si es clave o fundamental o puede ayudar, no hay problema, a mí me preocuparía más que no se hiciera nada".

RECUPERACIÓN DE LOS SANITARIOS

Por otra parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha asegurado que las comunidades autónomas están dando vacaciones a los sanitarios para recuperase tras lo sufrido con la COVID-19, y ahora "que parece todo más calmado", y por si "hay problemas en septiembre u octubre, con una segunda ola, estén en condiciones de responder".

Simón se ha pronunciado al ser preguntado sobre la situación de los sanitarios y sobre la capacidad de respuesta de los hospitales, y ha añadido que ahora es el tiempo de los profesionales sanitarios, de su recuperación, y que eso implica vacaciones.

Sobre si hacen falta recursos humanos extras debido a algunos brotes que se puedan producir, ante las vacaciones que se deben coger, Simón ha replicado que o bien tendrán que volver o buscar a otros que lo sustituyan, pero ante todo ha querido dejar claro que las comunidades autónomas están  haciendo un "ejercicio difícil", de recuperar "anímicamente y mentalmente a todos sus sanitarios y al mismo tiempo tener que responder a brotes".

"Es un ejercicio complicado, que requerirá movilidad del personal, sobreesfuerzo de algunos otros, pero al mismo tiempo tenemos que garantizar que hay una recuperación de la mayor parte de sus profesionales" ha comentado.

Más información en vídeos 
Comentarios