martes 20/4/21

Sanidad enfría la Semana Santa porque el descenso de contagios actual no es suficiente

España registra un total de 68.813 muertos por coronavirus y 3.180.212 contagiados, tras sumar 9.568 nuevos casos y 345 muertes más
La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón (d) y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad - EFE/Mariscal
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en rueda de prensa en la sede del Ministerio - Archivo

El Ministerio de Sanidad ha enfriado las expectativas ante el consolidado descenso de los contagios de covid -con una incidencia de 206 casos-, porque no es suficiente para relajar las medidas ante la Semana Santa, ni permite un plan conjunto en toda España, porque la evolución no es homogénea y además, puede cambiar.

Las comunidades autónomas mantienen también en su mayoría una política prudente en la desescalada ante la cercanía de este periodo de vacaciones, pero sí están acelerando el ritmo de vacunaciones, con más de 150.000 dosis administradas en un día en toda España, la mejor cifra desde que se inició la campaña.

Esta campaña es objeto de actualización -la cuarta- por parte de la Comisión de Salud Pública, que estudia estos días si administrar una sola dosis de la vacuna a las personas que hayan pasado la enfermedad, así como la actuación en las residencias de ancianos para relajar las restricciones en condiciones de seguridad.

EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA Y DEL PLAN DE VACUNACIÓN

Sanidad ha notificado este jueves 9.568 nuevos contagios y 345 muertes más en las últimas horas, así como una nueva caída de la presión en las ucis hasta una ocupación del 29,62 % y de la incidencia, que se sitúa en 206 por cada 100.000 habitantes en 14 días (un descenso de 12 puntos).

No obstante, la presión en las ucis no dejará el umbral de riesgo máximo hasta descender por debajo del 25 %, y el objetivo es que la incidencia acumulada se sitúe en torno a los 50 casos.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha dicho en rueda de prensa que pese a que toda España evoluciona bien, el desarrollo de la pandemia no es homogéneo y "no estamos en una situación buena".

Esto nos tienen que hacer reflexionar sobre el mantenimiento de las medidas institucionales y de protección individual. Hay que esperar a incidencias menores de 100 para pensar que nos podemos relajar un poco más", ha subrayado el experto.

Simón ha reconocido que la transmisión del coronavirus "no tiene nada que ver con la de hace 15 días, pero" ha alertado de que "las cifras son muy elevadas".

En esta misma comparecencia, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha destacado que los datos de vacunación de hoy son los mejores diarios en administración de dosis y ha anunciado también que España recibirá, entre las nuevas remesas de vacunas, un lote de Moderna de más de 195.000 dosis este fin de semana.

Aragón, Andalucía, Extremadura, Asturias y Galicia son las comunidades que mantienen el ritmo más rápido de vacunación, con porcentajes de administración de dosis igual o superior al 80% de los sueros que han recibido, además de Ceuta y Melilla, que administran casi la totalidad de los que van recibiendo, con tasas por encima del 90%.

La Comunidad de Madrid, donde reside casi un 15 por ciento de la población española, ha comenzado este jueves a vacunar a los mayores de 80 años en los centros de salud y se suma así a la mayoría de las comunidades autónomas, que ya han iniciado el operativo con este colectivo.

LA ESTRATEGIA EN SEMANA SANTA

Este jueves han sido varios los presidentes autonómicos que han reclamado al Gobierno un criterio general de cara a la Semana Santa. El presidente valenciano, Ximo Puig, pide que se limite y se perimetre la movilidad entre las comunidades autónomas, ya que una "movilidad excesiva" puede conllevar "consecuencias negativas" en la evolución de la pandemia.

Es lo mismo que pide el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, para quien "lo que hay que hacer es como si no hubiera Semana Santa", ya que las vacaciones generan movilidad y con ello un aumento en los contagios.

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, se ha mostrado partidario de que o bien se abran perimetralmente todas las comunidades autónomas o ninguna.

El consejero murciano ha rechazado abrir perimetralmente la Región a visitantes de otras provincias, mientras que el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha remarcado que Asturias "no está en ninguna desescalada ni suavizará las medidas en Semana Santa".

Preguntado también por si se debería elaborar un plan conjunto de cara a Semana Santa, el vicepresidente en funciones de Cataluña, Pere Aragonés, ha señalado que el Govern hará su propia planificación porque es su competencia y responsabilidad.

A este respecto, Fernando Simón ha señalado que las medidas no pueden ser comunes para todo el territorio porque las situaciones son muy diferentes entre comunidades.

No obstante, ha querido dejar claro que "es importante que todo el mundo entienda que los planes se hacen con las previsiones de incidencia acumulada; si hay modificaciones a medida que nos acerquemos a las festividades -ha dicho-, la gente tiene que ser lo suficientemente razonable y responsable para entender que si la situación cambia, las medidas se tienen que cambiar, por lo menos la aplicación de las mismas". 

Comentarios