sábado 30.05.2020

Illa asegura que se ha llegado al pico de la curva y ha empezado la "ralentización"

Sanidad ha preparado protocolos para trasladar pacientes de UCI entre CCAA, pero "de momento no hace falta"
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia en Comisión en el Congreso de los Diputados
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia en Comisión en el Congreso de los Diputados

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que España ha conseguido el "primer objetivo" en la lucha contra el coronavirus, llegando al pico de la curva de contagios, y que ahora está comenzando la "fase de ralentización" de la pandemia.

Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso por la crisis del coronavirus, que ha guardado un minuto de silencio en reconocimiento de las víctimas, Illa ha resaltado algunos datos de la última semana que justifican la llegada al pico, como que el incremento de nuevos contagios es este jueves del 8 por ciento, frente al 18 por ciento de la semana anterior.

Igualmente, ha celebrado que se ha reducido el aumento de ingresos en la UCI, que se fija en el 4 por ciento este jueves, frente al 16 por ciento de hace siete días. De la misma manera, ha resaltado que la crecida en número de muertes es ahora del 10,5 por ciento, frente al 19 por ciento que se experimentaba la semana pasada. Por último, ha apuntado que hay un 18 por ciento más de curados al día, cinco puntos porcentuales más de media que hace siete días.

"No hay ningún dato bueno con tantos fallecidos, pero la curva se ha estabilizado. Hemos alcanzado el primer objetivo de llegar al pico de la cruva, estamos empezando la fase de ralentización", ha proclamado el ministro, quien ha puntualizado no obstante que para acelerar la bajada de la curva hay que realizar "un esfuerzo más". "Aún quedan semanas duras pero entre todos lo estamos consiguiendo", ha argumentado.

Illa ha insistido en que la "dinámica" de la epidemia fuerza que el colapso sanitario continúe y se empeore durante los próximos días y semanas. "La necesidad de camas de UCI lleva un retraso con respecto a la fecha de notificación de casos. Incluso observando un descenso en el número de nuevos ingresos, las largas estancias en UCI producen acumulación de pacientes, por lo que todavía quedan días difíciles para nuestro sistema sanitario", ha advertido.

"Creo que estamos en fase de estabilización y hemos empezado la ralentización, y creo que en algunas zonas de España hemos pasado ya el pico. Pero no lo puedo afirmar categóricamente aún. Vamos a tardar unos días aún para ver la disminución de fallecimientos. Pero es probable que cuando aumentemos la capacidad de test baje la tasa de letalidad", ha apuntado.

Pese a esta situación, ha defendido que el sistema sanitario "está y estará a la altura" de este reto. "Estamos respondiendo con fortaleza, generosidad y solidaridad", ha reivindicado, destacando la "enorme capacidad de respuesta" del sistema. Por último, el ministro ha afirmado que "la salud va antes de la economía", porque "sin salud no hay economía", en relación a las restrictivas medidas puestas en marcha bajo el estado de alarma para paliar las consecuencias del coronavirus. "Hay luz al final del túnel, recuperaremos la normalidad", ha dicho.

EL GOBIERNO HA ACTUADO "PRONTO"

El ministro ha defendido que el Gobierno está centrado en "salvar vidas humanas" y también ha reivindicado que las medidas puestas en marcha "sinceramente están funcionando", tendiendo la mano al resto de fuerzas políticas para trabajar en la solución a la crisis sanitaria, económica y social.

Así, ha expuesto que el Gobierno ha actuado "tan pronto" como pudo y con la evidencia científica para realizar estas restrictivas intervenciones, "siempre en consonancia con las autoridades europeas". "El 12 de marzo, el ECDC decretó que en Europa había un contagio sostenido. Ese mismo día tomamos medidas de distanciamiento social en todo el país y el 14 decretamos estado de alarma", ha valorado.

Sobre el futuro tras las fuertes medidas, Illa ha apuntado que se está trabajando en escenarios. "No podemos anticipar escenarios futuros. Es una decisión muy difícil de tomar, que no es sencilla", ha dicho en relación al desescalamiento de las medidas de confinamiento y distanciamiento social una vez comience a bajar la curva.

"Hay muy pocos precedentes de lo que hay que hacer. Tenemos a los mejores expertos pensando en la mejor forma de hacerlo. Tenemos que garantizar que no vuelva a rebrotar. Pero no puedo anticipar nada porque están en fase preliminar de estudio", ha afirmado, reconociendo que dos de las medidas que se están tomando en la relajación de restricciones es permitir un tiempo limitado al día de ejercicio físico en la calle o la salida de niños. "No me comprometo a que se lleven a la práctica, pero lo estamos estudiando. Son dos de las cosas que hay que considerar en función de cómo evolucione la epidemia esta semana y la semana que viene, junto con los datos que vayamos teniendo", ha admitido.

El ministro también ha reconocido la posibilidad de que se pueda producir un segundo brote dentro de varios meses. "No sabemos si puede haber un nuevo brote o no. No lo debemos descartar, dependerá de los avances en materia de terapias y vacunas. Por eso es importante reflexionar sobre cómo desescalamos las medidas. Esto no va a tener un día de final, el final va a ser un proceso. Habrá un periodo de transición. No habrá un día en el que de golpe volvamos a la normalidad, va a ser un proceso. Hay que descartar la idea de que cuando volvamos a la normalidad nos tenemos que olvidar de este virus", ha apostillado.

Illa también se ha pronunciado acerca del informe del Imperial College de Londres (Reino Unido), que apuntaba que en España había realmente siete millones de afectados: "Los expertos dicen que, si es así, no sería una mala noticia, porque significaría que un grado alto de la población estaría inmunizada. Hay que saberlo, y hay varias maneras. Con los test serológicos, por ejemplo, si se acaba concluyendo que son un buen instrumento para ver el grado de extensión en España".

TRASLADO DE PACIENTES ENTRE CCAA

Además, durante su comparecencia el ministro ha apuntado que las autoridades sanitarias han preparado dispositivos de traslado de pacientes en UCI desde comunidades autónomas con una capacidad limitada debido al gran número de ingresos hacia otras que tienen sus unidades de cuidados intensivos más despejadas. Sin embargo, ha puntualizado que "de momento no hacen falta".

Illa ha detallado que, en cualquier caso, el traslado se va a producir si es necesario "pensando en lo mejor para el paciente", teniendo en cuenta que la situación ya es "muy dura" para los familiares, que se podría agravar moviendo al paciente a un entorno distinto.

No ha "descartado nada" en relación al traslado, y ha agradecido "mucho" a las CCAA que en los últimos días se han ofrecido a recibir pacientes de otras autonomías al tener un nivel de capacidad en las UCI que les posibilita la atención de más personas.

En cualquier caso, cree que con los acuerdos a los que se ha llegado en producción de respiradores intensivos en los últimos días se va a poder "aumentar las capacidades de UCI en las CCAA que lo requieran", con lo que se podrían "evitar" los traslados.

El ministro ha defendido que el Gobierno ha puesto a disposición de las CCAA aquellos recursos que han pedido. Illa ha recordado que bajo el estado de alarma la sanidad privada está bajo el mando de las autoridades sanitarias autonómicas.

En este sentido, ha señalado desconocer "casos concretos" de falta de colaboración de los centros privados con los públicos. "A mí no me consta, lo que me trasladan las comunidades autónomas es que han estado a la altura, han hecho lo que han pedido las CCAA. Cada comunidad lo gestiona como cree conveniente. Si me constara, sería implacable. En estos momentos no se entendería que no estuvieran a la altura del reto que tenemos", ha añadido.

SE ESTUDIA MÁS HOMOLOGACIÓN DE TÍTULOS

Por otra parte, Illa ha avanzado que "hoy o mañana" es posible que se dicte una orden que facilite la homologación de títulos de profesionales sanitarios extranjeros que se encuentran en terriotrio español. "Se está estudiando la forma de hacerlo", ha apuntado. Al respecto, ha añadido que con las medidas del estado de alarma el Gobierno ha puesto a disposición de las CCAA la posibilidad de contratar a unos 79.000 sanitarios que estaban fuera del sistema por no tener aún el título, no haber obtenido una plaza o estar jubilados.

Ha dicho que las recientes medidas extraordinarias para la contratación de profesionales sanitarios tomadas por Sanidad frente al coronavirus han habilitado la posibilidad a las CCAA de contratar a unos 27.000 profesionales. En concreto, 17.560 técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería que sean estudiantes en segundo curso de ciclo de grado medio que estén a la espera de la expedición del título; y 9.500 de profesiones de formación especializada, como médicos o enfermeros.

En este último caso, se trata de aquellos que realizaron las pruebas selectivas este año para obtener una plaza como residente y superaron la nota mínima. "Estos profesionales podrán ser contratados por un periodo temporal de tres meses prorrogrables por otros meses", ha apuntado Illa, quien ha puntualizado que "la relación laboral temporal se extinguirá una vez le sea adjudicada su plaza".

"Estamos intentando incrementar este conjunto de profesionales disponibles", ha agregado, comentando que las autoridades sanitarias han pedido a los dentistas que las clínicas solo estén operativas para actuaciones urgentes, de forma que sus profesionales también puedan estar a disposición de las CCAA para atención regular de pacientes si lo consideran oportuno.

Además, el ministro considera que, una vez se salga de esta crisis sanitaria, es necesario "extraer lecciones" para reforzar las direcciones generales de Salud Pública de las comunidades autónomas. "Tenemos una buena red según me trasladan los expertos pero es mejorable. Todos sacaremos esta lección de esta crisis", ha reclamado, pidiendo igualmente que cuando se consiga acabar con la epidemia en España se ayude a otros países inmersos en la crisis del coronavirus.

SENSIBILIDAD DE LOS TEST RÁPIDOS

De otro lado, el ministro de Sanidad ha avanzado que España ha recibido esta semana un millón de test rápidos basados en anticuerpos, que tienen una sensibilidad del 80 por ciento cuando el paciente lleva siete o más días infectado, y del 64 por ciento cuando acaban de iniciar los síntomas.

Illa ha detallado que los test rápidos se están utilizando como "complemento" a las pruebas PCR, que pese a ser más lentas y conllevar más recursos sanitarios, siguen siendo la primera opción, porque son "más fiables", según los análisis del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Al respecto, ha agregado que el Gobierno "está trabajando con intensidad y rigor para que España tenga las mejores pruebas diagnósticas". En este punto, ha recordado que en nuestro país se realizan entre 15.000 y 20.000 pruebas diarias, lo que sitúa a España "entre los países que más hacen por día". Illa ha reiterado que la mejor estrategia es "hacer el máximo número de test posibles a las personas que tengan síntomas".

"Los test rápidos son un complemento adecuado a las PCR en acciones de cribado en entornos como hospitales y residencias de mayores. Es el uso que se les va a dar después de abordarlo conjuntamente con las comunidades autónomas, en base a las informaciones del Instituto de Salud Carlos III", ha afirmado el ministro. De acuerdo con sus cifras, el ISCIII ha analizado "más de 70" test rápidos comercializados para evaluar cuáles son los más convenientes, de los que el Gobierno ha seleccionado una decena que cumple los requisitos europeos.

Ha precisado que cuando los test rápidos dan negativo es necesario realizar una PCR, debido a que las pruebas de laboratorio son más efectivas en la detección. En el caso de positivo, sus resultados se pueden tomar con certeza, según el ministro. Así, ha resaltado que la realización de estos test, en sustitución de las PCR en algunos casos, podrían aumentar en un 40 o 60 por ciento la capacidad diaria de realizar las pruebas de laboratorio.

Otro uso que se está estudiando en los test rápidos es usarlos para comprobar qué personas han adquirido después de 21 días una inmunidad al virus, con el objetivo de estimar qué porcentaje de la población española podría estar inmunizada frente al Covid-19. Esta cuestión se está estudiando por expertos del Centro Nacional de Microbiología y del ISCIII, junto con los responsables del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Sus resultados determinarían la evolución en la retirada de las medidas de confinamiento y distanciamiento social.

SE PODRÍA MULTIPLICAR LA POSIBILIDAD DE REALIZAR PCR

Sobre las PCR, ha detallado que el ISCIII ha homologado desde enero a cuatro empresas para producirlas, y que se está colaborando con otras tres más para obtener la certificación y hacer en territorio nacional estos productos, de forma que se tienda hacia el autoabastecimiento. "Se ha homologado a muchos hospitales y centros para que puedan hacer estas PCR. Todas las CCAA pueden hacerlas, tenemos una gran capilaridad", ha agregado.

El problema, sin embargo, son los kit de extracción, según Illa: "Estamos trabajando en varias vías con empresas nacionales para conseguir la fabricación de estos kit para el aumento de las PCR diarias". El ministro ha anunciado que se han adquirido cuatro robots que permitirían saltar este procedimiento de extracción, haciendo posible que se aumentara mucho la capacidad de realizar PCR. Estos robots estarán operativos "en un horizonte de diez a quince días", ha precisado.

De la misma forma, ha expuesto que se está trabajando con dos empresas para fabricar kits de extracción en España. "Si fructifican estas gestiones, estaríamos en condiciones de multiplicar por mucho las PCR diarias", ha asegurado, añadiendo que el Instituto de Salud Carlos III está estudiando un procedimiento para evitar la extracción mediante calentamiento, aunque aún se está evaluando su calidad.

En otro sentido, Illa ha vuelto a defender la compra del primer pack de test rápidos que España tuvo que devolver a una empresa china por no cumplir con la sensibilidad requerida por las autoridades. "No hay ninguna voluntad de ocultación. No ha habido negligencia, se hizo una comprobación exquisita para ir con las máximas garantías. No era un producto de mala calidad, pero no se adecuaba a lo que necesitamos. Un producto con una sensibilidad inferior al 60 por ciento no nos sirve. No ha habido engaño de ningún proveedor al Gobierno. Si hubiera habido alguna anormalidad, el Gobierno hubiera actuado, no tenga ninguna duda", ha comentado tras ser preguntado por el resto de miembros de la Comisión.

PRODUCCIÓN DE 400 RESPIRADORES AL DÍA

En otro orden, el ministro de Sanidad ha anunciado que Seat y la compañía Hersill, con sede en Móstoles (Madrid), producirán 400 equipos de respiración invasiva al día para aumentar su disponibilidad en la atención a pacientes graves ingresados por coronavirus.

Illa ha detallado que Hersill va a comenzar a producir "mañana" hasta cien respiradores invasivos diarios, gracias a un contrato del Ministerio de Sanidad que recoge la fabricación de 5.000 equipos en las próximas semanas.

Por su parte, Seat producirá 300 unidades diarias. La compañía está pendiente de recibir la certificación de estos equipos por parte de las autoridades sanitarias en relación a la seguridad eléctrica y a los test electromagnéticos, de forma que se garantice la calidad del producto, según ha afirmado Illa.

Además, el ministro ha detallado que el Gobierno ha distribuido a las comunidades autónomas hasta la fecha un total de 16.554.815 mascarillas, 16.330.000 guantes de nitrilo, 92.624 batas desechables, 93.938 buzos, 135.191 gafas de protección, 142.200 soluciones hidroalcohólicas y 480.331 materiales como calzas, cubregorros y otros.

Y ha avanzado que "en los próximos días" se entregará a las autonomías "otras importantes partidas". Illa ha recordado que la compra centralizada impulsada por el Gobierno viene a "reforzar" los procesos de compra de las CCAA, aumentar la capacidad de producción nacional y ha abordar la "necesidad acuciante" de protección de sanitarios y población general.

"Hemos hecho un esfuerzo de compra muy importnte en un mercado completamente desbarajustado, con problemas logísticos importantes para trasladar el material. Esta semana hemos conseguido estabilizar entregas regulares. Prácticamente cada día hemos realizado traslados de material. Hemos comprado mucho material que nos tiene que ir viniendo. Vamos a seguir en este empeño. Vamos a seguir trabajando para que todo el mundo tenga todos los equipos de protección e instrumentos necesarios para realizar su labor", ha afirmado el ministro.

Por otra parte, ha defendido que los ministerios de Sanidad e Industria están trabajando para "aumentar la capacidad de producción nacional" de estos materiales en España, de forma que se disponga de "una reserva estratégica de productos claves". Así, se ha impulsado la reorientación de las actividades de sectores "afines" hacia la producción de estos materiales, así como el parque tecnológico para desarrollar todas las capacidades, según ha concluido Illa.

En materia de medicamentos, el ministro ha reconocido que el sistema de producción "está sometido a mucho estrés", pero ha apostillado que "hasta la fecha" no se está produciendo desabastecimientos, aunque con puntualizaciones. "Es verdad que algunos medicamentos como relajantes musculars que se utilizan en UCI hay que monitorizarlos cuidadosamente, pero de momento estamos abastecidos de estos productos", ha reivindicado, agradeciendo el "enorme esfuerzo" de la industria farmacéutica en España.

ENSAYOS CLÍNICOS SOBRE FÁRMACOS

Respecto a una solución contra la pandemia, el ministro de Sanidad ha confirmado que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ya ha autorizado trece ensayos clínicos y está valorando 98 solicitudes que estudian el uso de fármacos, nuevos o ya aprobados en otras indicaciones, contra el Covid-19.

Illa ha resaltado al respecto que la investigación "es el horizonte que llevará hasta la luz al final del túnel" en la lucha contra el coronavirus, de ahí la importancia de fomentar estudios científicos que encuentren tratamientos efectivos.

Ha recordado que esta semana se ha aprobado un ensayo del Plan Sobre el Sida, del Ministerio de Sanidad, en el cual se evaluará la eficacia preventiva de tres estrategias (terapia con hidroxicloroquina, con antiretrovirales o con la combinación de ambos) en profesionales sanitarios en contactos con pacientes.

En este estudio se va a hacer un tratamiento durante 12 semanas, participan nueve comunidades autónomas, 40 centros y se tratará a 4.000 profesionales. Se medirá cada mes la eficacia de cada opción y empezó este 1 de abril.

Ha recordado que también ha comenzado en España el ensayo 'Solidarity' de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que incluirá más de 2.000 pacientes en 40 hospitales de nueve comunidades autónomas. España tendrá una "importante participación" en este estudio, según el ministro.

Además, ha asegurado que el Ministerio de Sanidad también está trabajando, junto al de Ciencia, en fomentar, coordinar y financiar "de forma urgente" la investigación de nuevas formas de trataimento que surgen de la comunicad científica. Por ejemplo, ha recordado que se han puesto en marcha dos proyectos que buscan encontrar un tratamiento que evite que los pacientes graves requieran de ventiladores mecánicos.

De la misma forma, hay otro ensayo "muy esperanzador" que el Instituto de Investigación Sanitaria Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid) está llevando a cabo, junto a otros siete hospitales españoles, en el que se evaluará la eficacia y la seguridad del uso del plasma hiperinmune de pacientes curados tras la infección por el nuevo coronavirus para tratar nuevos casos que cursen con neumonía que requiere de hospitalización.

Más información en vídeos 
Comentarios