miércoles 1/12/21

Los principales municipios de CLM empeoran la cifra de nuevos contagios diarios

Castilla-La Mancha registra un tasa de 397,62 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes
coronavirus, pandemia, covid-19, test, pcr, antígenos, brotes, covid, contagiados, contagio,
Los principales municipios de CLM empeoran la cifra de nuevos contagios diarios

Con los datos de la última semana epidemiológica completa --del 28 de diciembre al 3 de enero-- ofrecidos por el Gobierno de Castilla-La Mancha, las principales ciudades de la región han visto empeorar la cifra de nuevos contagios por coronavirus en relación con la semana precedente.

De este modo, Albacete cerró la pasada semana con 392 nuevos casos, lo que supone once más; Ciudad Real escala de 295 a 358; Puertollano crece de 157 a 184; Cuenca pasa de 66 a 123, casi el doble; Guadalajara de 168 a 222; Talavera de 148 a 158; y Toledo de 107 a 163.

Dentro de la provincia de Albacete, mejoran localidades como Almansa, que registra doce casos, 19 menos; Caudete, que pasa de 21 a 6; o la notable mejoría en La Roda, que de computar 61 casos la semana anterior, se ha quedado en sólo 15.

Por contra, El Bonillo multiplica por seis sus casos hasta once; Chinchilla pasa de 23 a 36;, Hellín de 40 a 51; Tobarra de 65 a 73; y Villarrobledo de 23 a 38.

En la provincia de Ciudad Real, hay casos preocupantes como en Agudo, que con sólo 1.659 habitantes repunta de cuatro positivos en la última semana completa de diciembre a 31; o en Santa Cruz de Mudela, que computa 90 casos en la última semana completa, cuando sólo había contado cuatro nuevos en los siete días precedentes.

Alcázar pasa de 38 a 42; Almodóvar del Campo se duplica hasta 37; Bolaños de Calatrava vuelve a empeorar y se eleva a 64 casos nuevos; y Daimiel registra tres veces más casos con 23 en total.

Membrilla pasa de 53 a 84; Tomelloso de 18 a 40; Valdepeñas de 84 a 86; y Villarrubia de los Ojos de 11 a 75. Por contra, Manzanares mejoró al bajar de 137 a 111; Socuéllamos registró la mitad de casos, sólo 31; y La Solana cosechó 82, 10 menos, una tasa que en todo caso obligó a confinar el municipio. Además, Miguelturra repite guarismo con 56 nuevos casos.

En la provincia de Cuenca, Horcajo repunta de dos casos hasta un total de 47; Quintanar también crece súbitamente desde los 18 hasta 52; y Tarancón se mantiene estable con 15 casos nuevos, uno más que la semana anterior. En la provincia de Guadalajara, Azuqueca se mantiene estable --un caso menos, un total de 64--; y Marchamalo pasa de 22 casos nuevos a 32 en la última semana.

Por último, en la provincia de Toledo mejora La Sagra con ejemplos como Illescas o Seseña, que pasan a 87 y 19 nuevos casos desde los 92 y 46 respectivamente.

Borox experimenta una fuerte crecida al pasar de 1 a 17; Corral de Almaguer casi triplica hasta los 67; y Mora vuelve a empeorar cosechando 40 casos, casi el doble de los de la semana precedente.

TASA DE 397,62 CASOS POR CADA 100.000

Por otra parte, Castilla-La Mancha registra una incidencia acumulada de 397,62 casos por 100.000 habitantes, y es una de las ocho regiones que se sitúan con una incidencia acumulada superior a 300 habitantes por 100.000 habitantes.

Las comunidades autónomas han endurecido sus medidas para tratar de frenar la tercera ola de coronavirus que aboca al país a "semanas duras", tal y como ha reconocido este viernes el Ejecutivo, que ha valorado la contundencia de las regiones frente al aumento de contagios.

Con los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad hay ocho autonomías con una incidencia acumulada de más de 300 casos por cada 100.000 habitantes -la media nacional es de 321- y cuatro de ellas superan los 400 contagios: Extremadura (716,58), Baleares (529,29), Madrid (452,19) y Cataluña (411,47).

El resto de comunidades con una incidencia mayor de 300 casos por cada 100.000 habitantes son Castilla-La Mancha (397,62), Comunidad Valenciana (343,74), La Rioja (385,73) y Melilla (305,25).

Ante esta situación, las autonomías han anunciado y adoptado nuevas restricciones para poder frenar una tercera ola ante la que el Ejecutivo ha pedido reducir al máximo la movilidad y los contactos.

Desde este jueves día 7 de enero, Castilla-La Mancha ha vuelto al confinamiento perimetral de toda la comunidad autónoma, de la que solo se podrá entrar y salir por alguno de los motivos previstos en el decreto del estado de alarma.

El toque de queda estará vigente entre las doce la noche y las seis de la mañana e igualmente se limita la permanencia de grupos en espacios públicos y privados a un máximo de seis personas, salvo convivientes.

Comentarios