jueves 28/10/21

Las peticiones de mediación familiar crecen un 17% en CLM durante el confinamiento

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha resuelve la concesión de subvenciones en materia de atención y prevención a la infancia y a las familias por importe de 6 millones de euros
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para informar de asuntos de su departamento abordados en el Consejo de Gobierno
La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para informar de asuntos de su departamento abordados en el Consejo de Gobierno

Las solicitudes recibidas en los centros de mediación y orientación familiar de Castilla-la Mancha, en los que se da apoyo a parejas en conflicto o en proceso de separación, se han incrementado en un 17 por ciento durante el confinamiento decretado para frenar la expansión de la pandemia de COVID-19.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha indicado este miércoles que ha habido un repunte de atención en el programa de mediación y orientación familiar en los dos meses de duración del estado de alarma, que no ha dejado de funcionar y los profesionales de las áreas jurídica y psicológica han seguido prestando apoyo a las parejas que tienen conflictos o que necesitan ser apoyadas para su separación.

Se ha seguido atendiendo a las familias de forma telemática, de forma telefónica y muy excepcionalmente de forma presencial, cuando ha hecho falta, de forma que se ha constatado un aumento del 17 por ciento en las peticiones de atención a estos centros, en los que 79 familias han sido atendidas por primera vez desde el inicio de la pandemia, ha apuntado la consejera.

Sánchez ha admitido que aunque el confinamiento ha tenido aspectos muy positivos, para la prevención de la pandemia, "es verdad que está produciendo distintos modelos relacionales en las familias", también a modo de crisis como refleja el programa de mediación y orientación, aunque también está segura que esta situación "tiene muchas ventajas en al ámbito relacional de las familias".

SEIS MILLONES EN AYUDAS A INFANCIA Y FAMILIA

La titular de Bienestar Social ha hecho estas consideraciones en una rueda de prensa telemática, en la que ha dado a conocer que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado este martes la convocatoria de subvenciones a Infancia y Familia de 2020, que está dotada con 6 millones de euros, así como la continuidad de los trámites en evaluaciones en materia de discapacidad y dependencia.

Ha explicado que esta convocatoria va dirigida a 28.500 familias, en torno a 200 profesionales especializados educadores sociales, psicólogos, trabajadores sociales, que prestan un apoyo fundamental a las necesidades de las familias y de la infancia en diferentes programas y proyectos.

A través de esta convocatoria se subvencionan todos los centros de mediación y orientación familiar, los centros de intercambio familiar, los programas de violencia familiar (fundamentalmente dirigidos a la violencia ascendente de hijos a padres), los centros y servicios de intervención en el abuso sexual infantil, así como programas como el 'Tú Cuentas' contra el acoso y ciberacoso.

También se incluyen otros programas importantes, como el de aulas de familia, o el de apoyo al acogimiento familiar y a la adoptación, ha indicado la consejera de Bienestar Social.

Todos estos centros o servicios han tenido que continuar su trabajo por otras vías, porque estas familias no pueden estar desatendidas, como ha ocurrido con los centros de intercambio, que han tenido que permanecer cerrados, aunque de forma muy excepcional ha habido intercambios, y que van a volver a abril en próximas fechas van a abrir.

Así, los padres y madres van a ceder de forma temporal la custodia de sus hijos al otro progenitor, aunque no van a poder comenzar las visitas supervisadas, ha apuntado la consejera.

Asimismo, ha informado que el Consejo de Gobierno ha dado luz verde a los expedientes que corresponden a las entidades AMFORMAD y Colabora, que superan la cuantía de 750.000 euros y han requerido de autorización.

La subvención que corresponde a la Asociación Colabora, para el ‘Proyecto de gestión de los puntos de encuentro familiar’ en Ciudad Real, Mancha Centro, Cuenca, Guadalajara, Toledo y Talavera de la Reina, beneficia a un total de 634 familias y a un total de 938 menores.

A su vez, la subvención que corresponde a la Asociación de Mujeres para la Formación y el Desarrollo (AMFORMAD), para la subvención del proyecto ‘Programa de prevención e intervención en violencia familiar. Violencia filioparental’, beneficia a un total de 1.065 familias y un total de 3.994 personas de forma directa. 

En cuanto las medidas relativas a la discapacidad y la dependencia, Sánchez ha avanzado que al entrar en la fase 1 de desescalada del estado de alarma declarado por la COVID-19, el Gobierno regional ha decidido que se retome el procedimiento de la valoración y el reconocimiento del grado de discapacidad por parte de los equipos de los 13 centros base situados en las cinco capitales de provincia y en Talavera de la Reina.

Los trámites de evaluación de discapacidad y dependencia se inician con una novedad, ya que los médicos de estos 13 equipos de los centros bases tendrán acceso a Visor Clínico del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha indicado Sánchez, que ha añadido que en Castilla-La Mancha hay 151.000 personas que tienen reconocido un grado de discapacidad del 33 por ciento o superior.

RESPUESTA DESIGUAL DE LAS RESIDENCIAS

En otro orden, las inspecciones que se están haciendo en las residencias de mayores de Castilla-La Mancha desde que se inició el estado de alarma por la pandemia de la COVID-19 están constatando que hay una respuesta desigual a los requerimientos que se le han hecho, en muchas ocasiones por el diseño de los centros.

Así lo ha indicado la consejera de Bienestar Social al ser preguntada por esta cuestión durante su comparecencia, en la que ha asegurado que las inspecciones en las residencias se están desarrollando con normalidad, aunque tras la declaración del estado de alarma se están haciendo a través del plan especial COVID-19.

Y aunque todavía no se cuenta con el informe de conclusiones, que se tendrá en próximas fechas, se está observando "que está habiendo una respuesta desigual por parte de las residencias en el cumplimiento de los requerimientos que dicta la norma", ha indicado la consejera.

En muchas ocasiones, las respuestas tienen que ver con la propia arquitectura de las residencias, ha señalado la titular de Bienestar Social, ya que se está poniendo de manifiesto la importancia del diseño arquitectónico de estos centros, a la hora de poder separar o reubicar a los residentes,

En este sentido, ha avanzado que las conclusiones del informe van a ser muy importantes "en el futuro modelo residencial avanzado" que se va a poner en marcha.

Por otra parte, a preguntas de los periodistas sobre cuándo podrán comenzar las visitas a las residencias de mayores, Sánchez no ha dado fechas pero ha indicado que la orden ministerial del 16 de mayo establece que va a poder visitas a viviendas de mayores y a los centros residenciales de personas mayores y de personas con discapacidad, aunque solo en situaciones excepcionales.

En las residencias de mayores, cuando se prevea que una persona esté en el final de sus días o cuando tenga una descompensación (por ejemplo neurológica) se permitirá que estén con ella sus familiares, con unas condiciones de protección especiales, ha apuntado.

Pero siempre será en residencias que no haya positivos por COVID-19 o personas aisladas, y con todas las condiciones de protección, tanto para las familias como para los residentes.

Sánchez ha valorado que va a ser "un paso importante hacia la normalidad", sobre todo para las familias que "están pasándolo muy mal" porque no pueden visitar a sus familiares internos en estos centros y ha destacado que "desde la Administración estamos tremendamente preocupados y trabajando para que las cosas se hagan de la mejor forma posible y de que todas las soluciones beneficien a las familias, a las personas y sobre todo al conjunto de la sociedad".

Por último y de otro lado, y también a preguntas de los medios, Sánchez ha adelantado que el Gobierno regional va a poner en marcha dos líneas de ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral.

Una de estas líneas de ayudas será puesta en marcha por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, en el marco del acuerdo que ha suscrito el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con los empresarios y sindicatos de la región.

Y la otra, de la Consejería de Bienestar Social, contendrá medidas específicas para familias vulnerables, fundamentalmente "monomarentales", es decir para mujeres con hijos, ha añadido la titular del departamento.

Comentarios