martes 28/9/21

La patronal de las residencias pide la vacunación obligatoria del personal

"No sé a qué estamos esperando. ¿Siempre tenemos que ser los últimos?", se pregunta la presidenta del Círculo Empresarial de Atención a las Personas (CEAPS), Cinta Pascual, en referencia a una medida que han tomado ya países como Francia o Grecia
En vigor las medidas para centros sociosanitarios de Castilla-La Mancha tras el estado de alarma, residencias, mayores, 
La patronal de las residencias pide la vacunación obligatoria del personal

La quinta ola de la pandemia ha entrado ya en las residencias de mayores con 37 fallecidos y 1.029 contagios en la última semana, una situación ante la que la patronal tiene una petición clara: la vacunación obligatoria de todo el personal que trabaja en estos centros y en el sistema sanitario.

"No sé a qué estamos esperando. ¿Siempre tenemos que ser los últimos?", se pregunta en declaraciones a Efe la presidenta del Círculo Empresarial de Atención a las Personas (CEAPS), Cinta Pascual, en referencia a una medida que han tomado ya países como Francia o Grecia.

Según explica, han trasladado esta petición ya a las autoridades sanitarias, sin respuesta.

Reconoce que hay ya una elevada tasa de inmunización en las residencias (en torno al 95 %), pero no entiende que siga habiendo un porcentaje, aunque sea pequeño, que no se haya vacunado cuando sabe que trabaja con personas vulnerables, a las que el coronavirus puede matar.

"Es de una insolidaridad brutal", afirma Pascual, una mujer que recuerda que cuando la vacunaron se le caían las lágrimas de emoción, tras tantos meses de sufrimiento y muerte en las residencias.

CEAPS ha pedido también a Sanidad que se realice un estudio de la inmunidad de las personas vacunadas para saber si es necesaria o no una tercera dosis de la vacuna. "No la pedimos si no es necesaria, pero ese estudio resulta fundamental", destaca.

Pascual reconoce que no esperaban los datos de incidencia que se están registrando en las residencias en esta quinta ola y admite que les ha sorprendido la situación, pero destaca también la preparación que tienen los centros para manejarla, con protocolos y áreas sectorializadas para los positivos.

En ningún caso el impacto sanitario va a ser el mismo que hace un año, afirma, pero las residencias, como otros sectores, también tienen en verano las plantillas "tensionadas" por las vacaciones del personal, admite.

Entre las medidas para frenar la entrada de esta quinta ola, CEAPS apuesta por la realización de cribados con pruebas de antígenos, tanto al personal y a los residentes como a los familiares.

"Tenemos que estar muy mal para que las visitas se paren", asegura sobre una medida aplicada en la primera ola de la covid-19 y que impactó duramente en los residentes, aislados durante meses y alejados de sus familias. "Esto ya lo hemos aprendido", asegura.

Comunidades como Cataluña han reducido de tres a dos el número de familiares permitidos para hacer una visita juntos, y solo si superan un test rápido de antígenos, un protocolo que el Síndic de Greuges ha señalado que analizará para comprobar que respeta el derecho a la dignidad y a la vida privada y familiar de los residentes.

La Generalitat, apunta Pascual, ha decidido también que los familiares solo se podrán llevar a residentes si es para un periodo de tres o más días, lo que pone fin de las salidas de un día y por unas horas. "Si es una medida por quince días, para asegurarnos que no entren contagios, de acuerdo. Pero luego tienen que volver las salidas", destaca.

En algunos centros de Madrid y se han tomado ya sin embargo medidas más drásticas y el pasado viernes la Consejería de Políticas Sociales informó de que han sido suspendidas las visitas a seis residencias de la región, después de detectarse 113 contagios entre los ancianos, aunque ninguno de los casos es grave ni se han registrado fallecimientos en esta quinta ola.

Por su parte, el Gobierno de Baleares ha anunciado este lunes que limitará las visitas a las residencias a personas que estén completamente vacunadas, que hayan pasado recientemente la covid-19 o que presenten pruebas negativas PCR o de antígenos.

En La Rioja, tengan o no completa la vacunación, los visitantes de las residencias deben realizarse un test de antígenos momentos antes de efectuar la visita y en presencia del personal del centro. Las visitas además se han limitado a dos semanales y con cita previa.

Mientras, en Extremadura, con dos brotes en sendas residencias, se ha optado por el momento por recuperar la medida de hacer cribados cada quince días a los trabajadores de los centros, estén o no vacunados, y a la vuelta de sus vacaciones.

Comentarios