La OMS advierte: La pandemia de la COVID-19 "no va a desaparecer" y "está creciendo"

- La OMS estima que la próxima semana se alcanzarán los 10 millones de casos de COVID-19 en el mundo.

- Recomienda la lactancia en madres infectadas porque protege de infecciones más graves que la COVID-19.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa
photo_camera El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha insistido en que el Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus "no va a desaparecer" porque la pandemia "está creciendo" y tanto el número de casos como de muertes sigue "aumentando".

Durante su intervención por el Día de las Naciones Unidas para la Administración Pública, Tedros ha avisado de que la lucha contra el nuevo coronavirus no va a depender sólo del desarrollo de herramientas "eficaces y seguras", sino de la forma en la que estas se distribuyen de forma equitativa.

En este sentido, el director general de la OMS ha comentado que los profesionales sanitarios son uno de los grupos que "más necesitan" estas herramientas, ya que están en "primera línea" en la respuesta contra la pandemia. Por ello, ha pedido a los países que inviertan en ellos, señalando que es un "compromiso político y moral" darles los recursos necesarios para que puedan realizar su trabajo.

"Los profesionales sanitarios tienen derecho al 'trabajo decente' como se articula en el marco de la Organización Internacional del Trabajo aprobado por la ONU. Tienen derecho a salarios e incentivos justos y confiables. Y, en este momento de Covid-19, tienen el derecho incuestionable a la salud y la seguridad en su lugar de trabajo, incluido el equipo de protección personal que necesitan para hacer su trabajo de manera segura", ha dicho.

Y es que, tal y como ha lamentado, demasiados sanitarios se han infectado y han fallecido por el coronavirus y han padecido problemas de salud mental por el "estrés" causado por la pandemia. Además, ha subrayado la importancia de invertir en educación y capacitación para luchar contra la emergencia actual que está suponiendo el Covid-19, así como para construir un mejor sistema sanitario en el futuro.

Al mismo tiempo, el director general de la OMS ha subrayado la importancia de redistribuir a los profesionales sanitarios en los diferentes sectores, así como fomentar la colaboración público y privada. "Necesitamos asegurarnos de que los sanitarios están protegidos contra el estigma, el acoso y los ataques, proporcionándoles seguridad física y lugares seguros para permanecer entre turnos, según sea necesario", ha apostillado.

Finalmente, Tedros ha abogado por utilizar la industria para proporcionar material sanitario y ha instado a los gobiernos a que otorguen un "alto nivel de prioridad" a la salud de la población y a los profesionales sanitarios.

10 MILLONES DE CASOS

Por otra parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS ha informado este miércoles de que se estima que la próxima semana se alcancen los 10 millones de casos de Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, en el mundo.

En una rueda de prensa, Tedros ha recordado que ya se han notificado 9,1 millones de contagios y más de 470.000 muertes por esta causa, si bien ha avisado de que mientras que en el primer mes de pandemia se detectaron menos de 10.000 casos, en el último mes se han diagnosticado a casi cuatro millones de personas.

"Esto es un recordatorio de que incluso mientras continuamos investigando en vacunas y tratamientos, tenemos la responsabilidad urgente de hacer todo lo posible con las herramientas que tenemos disponibles para reducir la transmisión del virus y salvar vidas", ha dicho Tedros.

En este sentido, el director general de la OMS ha informado de que una de las formas "más efectivas" para salvar vidas es proporcionar oxígeno a los pacientes graves o críticos con Covid-19, ya que si no se es suministra el virus priva a las células y a los órganos del oxígeno que necesitan, incrementando así las probabilidades de muerte.

El organismo de Naciones Unidas estima que el mundo necesita actualmente, y en el contexto de la pandemia por el Covid-19, alrededor de 620.000 metros cúbicos de oxígeno al día, si bien Tedros ha avisado de que muchos países están teniendo dificultades para obtenerlo, ya que el 80 por ciento que hay en el mercado es propiedad de unas pocas compañías y la demanda supera en la actualidad a la oferta.

No obstante, ha informado de que la OMS ya ha comprado concentradores de oxígeno y que en las próximas semanas los enviarán a 120 países. Además, ha identificado otros que podrían estar disponibles en los próximos seis meses, y ha adquirido dispositivos que permiten controlar el oxígeno en la sangre de los pacientes.

"Otro desafío es que muchos pacientes con enfermedades críticas necesitan un mayor flujo de oxígeno que el que producen la mayoría de los concentradores disponibles comercialmente. Para abordar este desafío, la OMS está apoyando a varios países a comprar equipos que les permitan generar su propio oxígeno concentrado en grandes cantidades. Esta es una solución sostenible para el Covid-19 y otras patologías, si bien requiere experiencia técnica para su mantenimiento", ha comentado Tedros.

Finalmente, y con motivo de que este viernes la República Democrática del Congo va a poner fin al brote de ébola, tras casi dos años de lucha, el director general de la OMS ha asegurado que muchas de las medidas de salud pública que han permitido detener esta enfermedad son las "mismas" que se necesitan para frenar al coronavirus: detectar los casos, aislarlos, hacerles test, tratarlos y rastrear a todos sus contactos. "Estas son las medidas que deben seguir siendo la columna vertebral de la respuesta en todos los países", ha zanjado Tedros.

LACTANCIA MATERNA

En otro orden, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue recomendado la lactancia en madres infectadas por el nuevo coronavirus, ya que la evidencia científica actual muestra que el Covid-19 es una amenaza "mucho menor" para la supervivencia de los bebés que las infecciones contra las que protege la leche materna.

Así lo establece en el documento 'Lactancia Materna y Covid-19', publicado este martes, y en el en que se realiza un repaso por los estudios realizados hasta ahora sobre las mujeres con coronavirus que están en periodo de lactancia, una práctica que el organismo recomienda de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida y complementaria a la alimentación hasta los dos años.

Aunque desde que comenzó la epidemia, la OMS no ha dejado de aconsejar la lactancia, ahora reafirma sus recomendaciones tras realizar una revisión sistemática de diversos estudios llevados a cabo con mujeres que padecían el Covid-19 y que acababan de ser madres.

Así, se ha comprobado que la mayoría de los niños no contrae la infección a través de la lactancia y, de los pocos que dieron positivo de Covid-19, no se ha podido demostrar la vía de transmisión de la enfermedad.

"Los niños tienen un bajo riesgo de contraer el Covid-19 y, entre los casos confirmados, la mayoría ha padecido la enfermedad de forma leve o asintomática, lo mismo que ocurre con otros coronavirus como el MERS o el SARS-CoV", señala el organismo de Naciones Unidas en el documento.

Por todo ello, la OMS concluye que no hay datos suficientes para asegurar que el virus se transmite a través de la lactancia materna, por lo que recomienda su práctica porque mejora la salud de los bebés, su desarrollo y su supervivencia.

Comentarios