lunes 20/9/21

Sanidad ve "muy probable" poder quitar las mascarillas en exteriores en julio

España registra un total de 79.953 muertos por coronavirus y 3.678.390 contagiados, tras sumar 9.732 nuevos casos y 48 muertes más
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, durante la rueda de prensa ofrecida en el Ministerio de Sanidad para dar los últimos datos de la pandemia del coronavirus - EFE/ Javier López
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, durante la rueda de prensa ofrecida en el Ministerio de Sanidad para dar los últimos datos de la pandemia del coronavirus - EFE/ Javier López

El Ministerio de Sanidad ha considerado este lunes que es "factible" poder relajar el uso de mascarillas en exteriores a mediados o finales de junio "y con mucha probabilidad" a principios de julio si la evolución epidemiológica y la cobertura vacunal continúan al ritmo actual.

"La fecha concreta hay que valorarla con otros parámetros", ha explicado en rueda de prensa el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, al ser preguntado por los cálculos que este lunes ha hecho Castilla-La Mancha sobre el fin del uso de mascarilla en exteriores.

El epidemiólogo ha indicado que la mascarilla podría no ser necesaria en lugares abiertos al aire libre en los que se pueda mantener la distancia, incluso antes de lograr el 70 % de población inmunizada, algo que el Gobierno augura para mediados de agosto.

Aunque no solo al aire libre: podría también plantearse, ha dicho Simón, en interiores para colectivos que estén completamente vacunados como las residencias. "Es una cosa en las que tenemos que pensar y que tenemos que proponer en las próximas semanas", ha señalado.

Con lo que si la evolución sigue siendo la actual y la gente es consciente de que hay que mantener y respetar algunas de las medidas de protección, Simón ve "factible que a mediados de junio, y con mucha probabilidad a principios de julio, la mascarilla no sea necesaria" en estos espacios.

Y "lo lógico", ha añadido, es que si las circunstancias lo permiten, se haga a nivel nacional y no como el verano pasado en el que la imposición no era igual en todas las comunidades; eso sí, si la situación epidemiológica es "radicalmente diferente" entre comunidades, "habrá que replanteárselo".

El "problema", ha precisado, es que hay que cambiar una ley, la de nueva normalidad aprobada a finales de marzo, "y eso no se hace en 24 horas", con lo que "el momento adecuado" depende de las coberturas de vacunación, de la evolución de la epidemia y de los plazos de modificación de la norma.

Dicha ley, publicada el pasado 30 de marzo en el BOE, es fruto del trabajo parlamentario a partir del real decreto de nueva normalidad que se aprobó en junio de 2020 para tramitarse como proyecto de ley.

Pero durante su trámite parlamentario en el Senado se introdujo una enmienda del PSOE que fijaba la obligatoriedad de la mascarilla incluso manteniendo la distancia de seguridad, cuando hasta entonces se exigía de no ser posible guardar la distancia de 1,5 metros.

Sanidad y comunidades flexibilizaron esta obligatoriedad una semana después en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y es lo que se ha venido aplicando en algunas autonomías pese a que una lectura literal de la norma sigue imponiendo la mascarilla en exteriores aun cuando hay distancia de seguridad.

El debate, que lleva encima de la mesa varias semanas, se ha reactivado hoy cuando el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que a lo largo del próximo mes va a proponer que de ser obligatorio el uso de la mascarilla en espacios públicos al aire libre.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está evaluándolo, aunque según ha precisado la presidenta en funciones, Isabel Díaz Ayuso, debe hacerse "con sensatez". Pese a que los datos son "cada vez mejores", "aún es pronto" para levantar esta obligatoriedad en interiores, ha añadido.

El de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha señalado la necesidad de que se debata en el Consejo Interterritorial la posibilidad de modificar la ley que impone su obligatoriedad en determinados ámbitos.

"Pensamos que en las próximas semanas, en el exterior, en espacios abiertos, esa mascarilla no es imprescindible", ha dicho el presidente gallego, quien entiende que aún lo será menos a medida que avancen las semanas con y con ellas el proceso de vacunación.

Núñez Feijóo ha recordado que esa decisión es del Gobierno central pero expresó su esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo para modificar la ley de modo que "permita que las comunidades con un porcentaje alto de vacunación, tanto en primera como en segunda dosis, y que tenga una situación epidemiológica estable, como puede ser el caso de Galicia, vayamos facilitando la retirada de las mascarillas en el exterior", ha dicho.

Andalucía no se plantea ahora reducir el uso de la mascarilla, pues se ha demostrado efectiva frente al virus, al igual que la distancia social y la higiene de manos. El consejero Jesús Aguirre considera que lo oportuno es completar una mayor porcentaje de inmunización de la población.

LOS ÚLTIMOS DATOS DE LA COVID-19

El coronavirus se ha cobrado 79.953 vidas desde el inicio de la pandemia, una vez que el Ministerio de Sanidad ha notificado 48 muertes más desde el viernes, la cifra más baja en un fin de semana desde inicios de año.

En este sentido, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha resaltado que ha bajado a 70 la cifra de fallecidos en los últimos siete días, aunque ha advertido de que "hay que se muy prudentes porque los fines de semana se notifican menos casos".

Simón ha destacado que la evolución de la epidemia sigue en línea similar con las semanas previas: con un descenso muy lento, pero estable, que es muy posible que se mantenga en los próximos días.

Según Sanidad, entre enero y finales de mayo de 2021 ha habido 28.875 fallecidos por covid, el 36 % del total. Febrero ha sido el mes con más fallecidos de este período (10.528), solo superado por abril de 2020, cuando se contabilizaron 15.508 muertes.

El epidemiólogo ha valorado que la ocupación de las ucis baje "poco a poco" y ha destacado que la ocupación hospitalaria de enfermos de covid "recuperan una situación más que aceptable".

La presión de las ucis sigue su lento descenso, ocho décimas este lunes, por lo que la media nacional se sitúa en el 13,9 %, con dos comunidades con índices de alta presión (más del 25 % de ocupación): Madrid a la cabeza (29,2%), seguida de La Rioja (26,4 %).

Este lunes se han consignado 9.732 nuevos contagios, que sitúan la incidencia acumulada en 121,7 casos en 14 días por cada 100.000 habitantes, una caída de 2,6 puntos.

Desde el inicio de la pandemia se han contabilizado 3.678.390 contagios.

Sanidad detalla que para el cálculo de la incidencia acumulada en Ceuta no se tienen en cuenta los 76 casos positivos importados tras la entrada masiva de personas por la frontera durante varios días la semana del 17 de mayo.

AUMENTO DE CONTAGIOS EN MÁS JÓVENES

Simón ha destacado también que la evolución de la vacunación es "muy favorable" y a ella ha atribuido que pese a la "relajación" de muchas medidas de control de la transmisión de las últimas semanas no se están detectando incrementos notables en los contagios.

Eso sí, ha apostillado que el descenso de la IA no es homogéneo ni en todos los grupos de edad ni en todas las autonomías porque hay una bajada "suave" y continuada entre los grupos de mayores mientras que los más jóvenes (de 15-20 años hasta los 50-55) presentan una estabilización de la caída o incluso hay ligeros aumentos.

Ha atribuido este fenómeno a la "relajación de medidas entre grupos más jóvenes" que "a priori" tienen un impacto menor, si bien, ha advertido, siguen teniendo impacto.

"Fallecen menos, pero siguen pudiendo fallecer, ingresan menos en la UCI pero siguen pudiendo ingresar en la UCI", ha aseverado Simón para indicar a renglón seguido que aunque "todos tenemos muchas ganas de ir relajando las medidas" hay que ir "paso a paso" para todos los grupos se inmunicen progresivamente.

INCIDENCIA ACUMULADA

Todas las autonomías están fuera de riesgo extremo de transmisión de covid (más de 250 casos), aunque seis territorios se encuentran en riesgo alto (entre 150 y 250): Andalucía (172,4), Aragón (164,2), Madrid (178,8), Melilla (186), País Vasco (196) y La Rioja (174,7).

Este lunes ha habido un descenso de la incidencia en siete días, que ha pasado de 56,4 casos por cada 100.000 habitantes el pasado viernes a 54,9.

Este lunes ninguna comunidad está en situación de riesgo extremo (por encima de los 250 casos), pero sí hay seis territorios en riesgo alto de transmisión (entre 150 y 250 casos) y otros diez riesgo medio (entre 50 y 150 casos).

Se trata de Asturias (71,4), Canarias (73,1), Cantabria (84,9), Castilla-La Mancha (122,4), Castilla y León (132,8), Cataluña (107,7), Extremadura (75,2), Galicia (69,4), Murcia (75,8) y Navarra (131,2).

En riesgo bajo (con menos de 50 casos), además de la Comunidad Valenciana (34,7), están Baleares (37,9) y Ceuta (20,1).

FALLECIMIENTOS

De los 70 fallecidos en los últimos siete días, 22 han sido notificados en Madrid y 4 en Cataluña.

Asturias sigue siendo la comunidad con una letalidad más alta en la pandemia (3,8 %), seguida de Castilla-La Mancha (3,1 %), Castilla y León (3 %) y Aragón (2,9 %).

La media de letalidad es del 2,2 %.

OCUPACIÓN DE HOSPITALES Y UCIS

La ocupación hospitalaria ha subido este viernes una décima, hasta el 3,9 %.

En las últimas 24 horas se han registrado 172 altas de enfermos de covid, frente a 387 ingresos.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

España ha practicado un total de 43.557.867 pruebas diagnósticas, de las que 32.307.229 son PCR y 11.250.638 son test de antígenos. Entre los días 21 y 27 de mayo las comunidades autónomas han llevado a cabo un total de 696.541 pruebas diagnósticas en este periodo, que arrojan una positividad del 4,9 %.

VACUNAS ADMINISTRADAS

Las casi 700.000 dosis de las diferentes vacunas contra la covid suministradas durante el fin de semana han permitido superar los 9 millones de personas con pauta completa, en concreto 9.221.285 españoles que ya no necesitarán más pinchazos para lograr la inmunización, según datos del Ministerio de Sanidad.

Al mismo tiempo, el 30 por ciento de la población (18.032.417 españoles) ha recibido al menos una dosis de alguna de las vacunas, con un número total de preparados que llega a las 26.827.637 unidades gracias a las 693.948 inoculadas en los dos últimos días.

Un fin de semana que ha aportado 416.922 personas más al cómputo de personas con la pauta completa, bien por haber recibido las dos dosis de Pfizer, Moderna o Astrazeneca o la única inyección precisa para las fabricadas por Janssen.

El ritmo de inoculaciones de la segunda dosis de Astrazeneca se ha acelerado con 81.614 españoles que desde el viernes han recibido las segundas dosis necesarias para completar su pauta; en conjunto son 125.469 los que quedarán inmunizados con Astrazeneca, 426.065 con Janssen, 702.535 con Moderna y 7.967.216 con Pfizer.

La información facilitada este lunes por Sanidad revela que la semana comienza con 1.220.008 dosis de vacunas almacenadas en los frigoríficos para su administración a la población.

También confirma que casi todos los mayores de 60 años, en concreto el 95 por ciento, ya han sido inyectados al menos en una ocasión, mientras que el 60,1 por ciento de las personas de este grupo de edad ya tienen la pauta completa y no necesitan acudir de nuevo a los centros de vacunación.

De la franja de edad comprendida entre los 50 y 59 años un 58,2 por ciento ya cuenta al menos con una dosis, mientras que el 11,5 por ciento ha concluido su proceso de vacunación; estos porcentajes son del 13,1 por ciento y del 6,1 por ciento, respectivamente, para los españoles de 25 a 49 años.

En la última semana se han administrado 2.293.581 dosis en España, cifra algo superior a la de la semana pasada, y algo inferior a los máximos conseguidos en la última semana de abril y la primera de mayo, con 2,6 y 2,7 millones de pinchazos, respectivamente.

España, según las previsiones del Gobierno, tiene capacidad para inocular hasta tres millones de dosis semanales, y esta semana tiene previsto recibir 4,6 millones de viales contra la covid-19, una cantidad con la que se volverá a batir un nuevo récord de suministros, según anunció la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Comentarios