jueves 28/10/21

La evaluación para acceder a la Universidad (EvAU) de 2020, en "una bola de cristal"

La ministra de Educación, Isabel Celaá, celebra el próximo martes una reunión telemática con el Ministerio de Universidades, las comunidades y la Conferencia de Rectores para que la Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad (EBAU) 2020 "se adapte a las nuevas circunstancias"
Más de 1.200 estudiantes realizan en Castilla-La Mancha la nueva selectividad
Más de 1.200 estudiantes realizan en Castilla-La Mancha la nueva selectividad

La prueba para acceder a la Universidad, la EBAU, provoca inquietud y últimamente quejas sobre desigualdad entre estudiantes, pero esta vez la tensión es mayor por el parón de clases presenciales a causa del coronavirus, que pueden conllevar que estén mejor preparados los que cuentan con clases virtuales.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, celebra el próximo martes una reunión telemática con el Ministerio de Universidades, las comunidades y la Conferencia de Rectores para que la Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad (EBAU) 2020 "se adapte a las nuevas circunstancias".

Se va a estudiar, según Educación, la forma de retrasarla, que el calendario de matrícula universitaria se adapte a las circunstancias y ningún estudiante se vea perjudicado.

Alumnos y profesores señalan a Efe que ahora mismo son muchas las preguntas que se hacen.

Para saber cómo va a ser esta vez la EBAU "hay que coger una bola de cristal", afirma el director del colegio CEU San Pablo San Chinarro (privado), Carlos Ortiz, que reconoce que es "difícil" hacer previsiones.

"Si todo va bien, se hará ajustando las pruebas por las autoridades pertinentes", comenta Ortiz, que asegura que su colegio (y otros nueve centros repartidos por España) está capacitado para impartir el cien por cien de las materias gracias a una aplicación de Microsoft.

Se han formado a los profesores para poder "teletrabajar" con los alumnos, explica este director que también es profesor de Lengua en segundo de Bachillerato.

TAREAS DIARIAS

"A la hora de clase nos conectamos y trabajamos con los estudiantes y con tareas diarias ya planificadas"; "me consta que se están dando los contenidos prácticamente igual que si estuviéramos en el aula", enfatiza.

Dice que la respuesta a cómo se está gestionando este parón de clases presenciales está siendo "positiva", según las familias y los propios alumnos.

De hecho, recalca con humor que un alumno le dijo el otro día: "Carlos, para, para que estamos trabajando más que en clase".

Esta preparación de los alumnos de segundo de bachiller para la EBAU (en algunas comunidades se denomina EVAU) también parece que está siendo organizada en el colegio San Antonio María Claret (concertado), destaca Beatriz (17 años).

"ESTAMOS PREOCUPADOS"

"Los profesores de mi colegio se han organizado con una aplicación para darnos clases virtuales y nos van a poner las materias que tenemos que estudiar y todos los temas", comenta esta joven que reconoce que ella y sus compañeros están "un poco preocupados".

"Si esto nos hubiera pasado otro curso pues es superdivertido, ¡no tenemos cole!. Ahora estamos en segundo de Bachillerato, a dos meses y medio de la EBAU y esto nos viene muy mal", lamenta.

"Está bien que nos pasen las cosas telemáticamente pero necesitamos explicaciones, los de Ciencias necesitan que les expliquen cosas los profesores, yo estoy en Griego y Latín y necesitaría también explicaciones físicas", argumenta.

Beatriz, no obstante, añade que también intenta ver la situación "de otra forma" en cuanto a que "todo esto en el futuro nos puede pasar y es otra experiencia".

La crisis por la pandemia de COVID-19 también ha pillado en segundo de Bachillerato a Asier Sanz, alumno del Montserrat (concertado): "el último martes que hubo clases los profes nos habían impreso temas".

"El miércoles pasado nos mandaron por email las instrucciones por asignaturas, lo que hay que mirar en los libros y apuntes y hacer ejercicios", pero "clases online no existen".

"Tenemos fechas de entrega, por ejemplo, un trabajo de Filosofía para este lunes", detalla.

Un poco diferente es la situación para los alumnos de un centro educativo madrileño de Vallecas, según relata uno de sus profesores, en este caso de primero de Bachillerato: "Me he organizado con el correo un montón de tarea, esta situación por el coronavirus nos ha tocado en medio del Barroco, los alumnos solos no van a entender mucho".

"Les voy pidiendo que estén preparados para que al incorporarnos a clase vayamos más rápido", comenta este docente que prefiere guardar el anonimato y que añade que como no puede corregir físicamente los trabajos de sus alumnos les pide que le manden fotos de los mismos y luego él les hace los comentarios oportunos.

En el instituto Ramiro de Maeztu, también en Madrid, estudia segundo de Bachillerato Lua (17 años), que asegura que "no hay ninguna directriz general" sobre qué hacer estos días de cierre del centro y "es cada profesor, por su buen hacer, el que manda esto o lo otro por su correo".

Por ejemplo, un profesor de Cultura Audiovisual les ha recomendado aprovechar "el tiempo" y les va enviando "contenido nuevo cada día de clase".

El jueves pasado les propuso avanzar sobre "El lenguaje de la televisión" y les pasó un enlace sobre el tema, para que luego los estudiantes hicieran un resumen. Por ejemplo, les pedía: "define el lenguaje televisivo como conjunto de imágenes que se combinan y que se suceden de forma ininterrumpida".

Desde el Sindicato de Estudiantes (SE) se ha exigido a Educación "medidas extraordinarias" para la EBAU como son la reducción de los temarios e incluso su suspensión y que la nota media del Bachillerato sea la nota de corte para acceder a la Universidad.

Comentarios