jueves 22/10/20

El Gobierno asume que tendrá que aplazar la Selectividad si se prolonga la situación

Las nuevas fechas de la EvAU protagonizarán la reunión que Educación y Universidades mantendrán este martes con CCAA y rectores
educación, bachillerato, reválidas, examen, selectividad, universidad, universitarios, escolar
El Gobierno asume que tendrá que aplazar la Selectividad si se prolonga la situación

El Gobierno baraja distintas fechas para reubicar los exámenes de Selectividad de este año, previstos durante las primeras semanas de junio, si la suspensión de las clases decretada para contener la propagación del coronavirus se prolonga más de dos semanas. Un escenario que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ya da por hecho, como ha admitido este lunes el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

Según han explicado fuentes gubernamentales a Europa Press, la posibilidad de posponer la denominada Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) protagonizará la reunión que el Ministerio de Educación y Formación Profesional y el de Universidades mantendrán este martes de forma telemática con las comunidades autónomas y la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) en la Comisión General de la Conferencia de Educación.

Estas fuentes detallan que la Selectividad podría celebrarse en los plazos previstos si la interrupción de la actividad lectiva presencial no se prolonga más de dos semanas. En el caso de que la cuarentena impuesta por el decreto de estado de alarma tuviera que ampliarse más allá de finales de marzo, el Gobierno contempla retrasar un mes las pruebas de acceso a la universidad, aunque no descarta otras fechas más alejadas en el calendario si no remite la crisis del coronavirus.

El presidente de los rectores españoles, José Carlos Gómez Villamandos, admitía el pasado viernes en una entrevista a Europa Press que la Selectividad podría aplazarse incluso a septiembre si la actual situación de excepcionalidad se prolonga. "Ahora mismo hay que prevenir el peor escenario posible, que sería llevar la EvAU a septiembre, y ojalá ese escenario no se produzca, pero hay que estar preparado para cualquier contingencia para adelantarnos a todo lo que pueda pasar", señalaba.

Según la orden publicada el pasado mes de febrero por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, la Selectividad de 2020 debe celebrarse en primera convocatoria antes del 19 de junio en todas las comunidades autónomas españolas.

El pasado miércoles, cuando comunidades como Madrid o La Rioja suspendieron las clases presenciales en sus centros educativos, el Ministerio dirigido por Isabel Celaá consideraba que era "pronto" para extender el calendario de estas pruebas, que cada año realizan unos 300.000 estudiantes de toda España.

Organizaciones como el Frente de Estudiantes han reclamado el aplazamiento tanto de la Selectividad como de otros exámenes tras la suspensión de las clases por el coronavirus tras la suspensión de clases en todas las etapas educativas. El Sindicato de Estudiantes ha ido más allá y reclama la suspensión de la Selectividad de este año, proponiendo que, de forma excepcional, la nota media de Bachillerato sea la nota de corte para acceder a la universidad el próximo curso.

EL G9 UNIVERSIDADES PIDE REVISAR LA PRORAMACIÓN

Por su parte, el Grupo 9 de Universidades (G9), que engloba a más de 170.000 estudiantes de nueve comunidades autónomas, ha pedido este lunes a los Ministerios de Universidades y de Ciencia e Innovación que se revise la programación de las pruebas de Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU).

También ha solicitado que se adopten medidas extraordinarias relativas a la ordenación académica de los estudios universitarios en marcha este curso, según indica este lunes el G9 en una nota, firmada por su presidente y rector de la Universidad de La Rioja, Julio Rubio.

El G9 está seguro de que obtendrá el pleno respeto y respaldo a las decisiones que las universidades puedan tomar en aplicación de la autonomía universitaria, incluso facultando a las autoridades académicas la adopción de medidas excepcionales, con el objetivo de favorecer la finalización del curso en las mejores condiciones para sus estudiantes, en particular, para quienes se titulan en el año académico 2019-2020.

A ello ha sumado lo relativo a las movilidades nacionales e internacionales, todo ello amparado en la excepcionalidd de la situación actual por el coronavirus.

El G9, formado por las universidades públicas únicas en su territorio, han trasladado un mensaje de tranquilidad y han apelado a responsabilidad individual y colectiva ante el COVID-19 y el estado de alarma decretado por el Gobierno central.

Además, las universidades del Grupo 9 trabajan activamente para poder mantener, en la medida de lo posible, su actividad docente e investigadora en modo no presencial.

Para ello, han establecido los procedimientos que permiten continuar sus actividades de forma segura, no presencial, para que sus alumnos puedan titularse, a pesar del cierre de sus centros, apoyándonos en los medios telemáticos de los que disponen. 

"Las universidades cumplimos con nuestro compromiso social como instituciones públicas, a través de la docencia y la investigación, en estos momentos de dificultades para nuestras comunidades y para nuestro país", ha añadido.

El G9, que agrupa a 19.340 miembros del personal docente e investigador y 8.160 del personal de administración y servicios, está formado por las Universidades de Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Islas Baleares, La Rioja, Oviedo, País Vasco, Pública de Navarra y Zaragoza.

Más información en vídeos 
Comentarios