jueves 28.05.2020

España registra 56 fallecidos y 446 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas

España registra un total de 28.628 muertos con coronavirus y 234.824 contagiados, según el último balance del Ministerio de Sanidad
El director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa en Moncloa
El director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa en Moncloa

La cifra de muertos diarios con coronavirus es por sexto día consecutivo inferior al centenar al haberse contabilizado este viernes 56 nuevas defunciones, que suman un total de 28.628, aunque "se está revisando" los datos de Cataluña, que ha notificado 150 de los 446 nuevos contagios.

Esta comunidad, de la que este jueves no se ofrecieron sus cifras por problemas de validación, "ha notificado más casos confirmados de días previos". También ha comunicado tres defunciones, que este viernes sí que ha incluido en su cómputo el Ministerio de Sanidad, el cual precisa que también ha informado de "más fallecidos de días previos", cuya fecha de defunción está "pendiente de asignación".

De hecho, tras haber validado los datos de este jueves, Cataluña contabiliza un total de 6.656 muertes, lo que supone 635 más que las que figuraban en el balance de este jueves.

"Sus datos tienen algunas incongruencias", ha explicado el director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, quien ha confiado en que esos problemas puedan estar resueltos en los próximos días. "Estamos intentando entender qué ha sucedido", ha insistido.

Mientras, Madrid ha comunicado 376 nuevos casos, de los que 53 son nuevos diagnósticos, así como 13 fallecimientos. Por detrás está Castilla y León, con 47 positivos diagnosticados mediante PCR en las últimas 24 horas y una víctima mortal; Castilla-La Mancha con 41 y 10, respectivamente; y la Comunidad Valenciana, la única que no progresará de fase en la desescalada porque no lo ha solicitado.

Aragón, por su parte, ha registrado 30 casos y 10 fallecidos; y Andalucía, 29 positivos y 2 muertos. El País Vasco ha notificado 33 casos nuevos, de los cuales 13 son nuevos diagnósticos.

Sanidad, que desde el lunes aplica un nuevo sistema de notificación de los datos, sigue advirtiendo de que las comunidades "están depurando" su información sobre fallecidos, hospitalizados y pacientes ingresados en UCI las series de datos, por lo que los casos totales pueden sufrir variaciones de un día a otro.

Bajo estas premisas, el número de positivos confirmados mediante PCR en las últimas 24 horas es de 466.344 de la víspera, que no incluían, sin embargo, la información de Cataluña.

Así, el ritmo de crecimiento de la curva del coronavirus ha repuntado levemente al 0,19 %, pero la incidencia acumulada en los últimos 14 días para el total de España sigue bajando y es ya de 15,56 casos por cada 100.000 habitantes.

"Si mantenemos las medidas de precaución y tenemos cuidado en la vuelta a las actividades, podemos estar muy cerca de tener el virus en niveles prácticamente indetectables", ha destacado el experto, después de explicar que se han detectado "pequeños brotes muy reducidos" que han conllevado a "tomar acciones", aunque han sido menores de lo que pensaban inicialmente.

Por su parte, las nuevas hospitalizaciones han caído a 123 en las últimas 24 horas, que elevan a 124.642 las producidas desde el inicio de la pandemia. Más de la mitad se han registrado en Madrid (76), seguida, muy de lejos, por Castilla-La Mancha (19), Andalucía y Aragón y Castilla y León con 5 cada una. El resto no ha llegado a esa cifra.

El Ministerio de Sanidad cuantifica en 11.462 los pacientes que han requerido cuidados intensivos, 20 de ellos en un día. De nuevo, Madrid concentra la mitad, con 10, Murcia, con 5, y Castilla y León, con 2, mientras las demás han tenido uno o ningún nuevo ingreso en estas unidades.

Tras Madrid y Cataluña, que siguen encabezando todas las cifras de la epidemia, con 67.425 casos la primera y 57.036 positivos la segunda, las dos Castillas vuelven a situarse en tercer y cuarto lugar, aunque en Castilla y León hay 18.674 contagiados y 1.961 fallecidos y en Castilla-La Mancha son 16.830 los casos confirmados y 2.929 los muertos.

El País Vasco es la quinta comunidad en cuanto al número de contagiados, con 13.454; además, han perdido la vida 1.487 personas. Andalucía, con 12.576 positivos y 1.377 defunciones se sitúa la sexta.

PREOCUPACIÓN CON LOS DATOS DE CATALUÑA

Durante su comparecencia, el coordinador del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias ha reconocido su preocupación por el problema con los datos de Cataluña "ayer y hoy", tras una evolución "muy buena" y ha detallado que el Ministerio de Sanidad está hablando con las autoridades catalanas para aclarar qué ocurre.

Simón ha asegurado al respecto que "no es baladí no saber qué está pasando en Cataluña" y, aunque ha incidido en que los problemas están asociados a una zona concreta, ha dicho que podría pasar a otras.

"Si no se soluciona este problema, habrá que tener discusiones a nivel más alto" entre las administraciones central y autonómica, ha advertido el experto, para garantizar la seguridad no solo de los catalanes sino de todos los españoles. 

El epidemiólogo ha explicado que esta comunidad "ha notificado más casos confirmados de días previos".

Preguntado sobre cómo Cataluña puede pasar de fase a pesar de estos problemas con los datos, Simón ha explicado que las decisiones sobre la desescalada se toman en base a un informe muy detallado con los datos que aportan las comunidades semanalmente los lunes o los martes.

No ha podido precisar cuándo entregó Cataluña estos datos -"si no recuerdo mal el lunes por la tarde o el martes -ha dicho-"-, si bien ha garantizado que "todas las dudas fueron resueltas, con algún esfuerzo, pero toda la información extra referente a datos fue aportada correctamente".

Aunque Sanidad asumió que "los datos de ayer por la tarde" podían tener un problema puntual, ya que "hasta hace no mucho estaba notificando bien", el responsable del Centro ha insistido en que lo de este viernes les han "preocupado mucho", por lo que están en contacto con las autoridades catalanas.

REBROTES EN ALGUNAS PROVINCIAS

Por otra parte, el doctor ha asegurado que si "tenemos cuidado" en la vuelta a las actividades, el coronavirus podría estar "muy cerca" de alcanzar "niveles prácticamente indetectables", por lo que "lo interesante" ahora es que ninguna provincia dé "un paso atrás".

Lo ha hecho durante su comparecencia, en la que al ser preguntado por la posibilidad de que la Comunidad de Madrid permanezca en la fase 1 solo una semana, ha respondido que "el criterio básico es estar 14 días" en uno de los peldaños de la desescalada y, aunque "es cierto que puede flexibilizarse hasta cierto punto", lo mejor es hacerlo "en fases más avanzadas".

"Ese criterio (el de esperar 14 días entre fases) no está grabado a fuego", ha dicho el experto y ha añadido que valorarán "muy detalladamente" la posibilidad de reducir los tiempos en la desescalada en determinados casos, dando el "peso adecuado a diferentes indicadores".

No obstante, ha argumentado que "la reducción de riesgos es mucho mayor que en la fase 2; por eso, siempre es interesante ser más estrictos al principio", ha destacado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

En esa situación se han encontrado, por ejemplo, Málaga y Granada, a las que, a pesar de que les acompaña su capacidad de diagnóstico precoz como de asistencia sanitaria y Atención Primaria y su evolución epidemiológica es "muy buena", no se les ha autorizado progresar a la fase 2 porque solo llevan una semana en la primera.

Los criterios de evaluación de cambio de fase van cambiando a medida que lo hace la epidemia, y ahora lo que prima es la capacidad de detección precoz, el seguimiento de los casos y sus contactos, lo que implica reaccionar "rápido de cara a un brote".

"Sería interesante que ninguna provincia diera un paso atrás, que fuéramos capaces de actuar de forma muy localizada en un territorio mucho más pequeño; si es así, las acciones son las habituales de control de brotes, y no necesitamos una orden ministerial", ha aclarado.

De haber un rebrote, "se podrían planear restricciones que afectaran a la provincia".

Por otra parte, y preguntado por la decisión del Gobierno de Cantabria de analizar la presencia de COVID en el agua del mar y en las aguas residuales, Simón ha señalado que sería interesante conocer si el virus sobrevive en agua salada, aunque la probabilidad "es muy baja".

Ha añadido que la dilución del virus en esa masa de agua es tan importante que el riesgo de infección es mínimo, algo similar a lo que ocurre con las aguas residuales, aunque "puede ser indicador de la cantidad de virus que los españoles pueden seguir excretando en algún momento".

Más información en vídeos 
Comentarios